© TENNIS PHOTO NETWORK

Rafael Nadal sólo perdió un partido de los 28 que jugó entre Roma y el US Open.

Nadal: Una Máquina De Ganar De Mayo A Septiembre

En este período sumó dos tercios de sus 9.985 puntos y los 4 títulos en 2019

“Es algo emocionante tener este trofeo de No. 1 conmigo”, confesó Rafael Nadal nada más recibir el título que lo acreditaba como el mejor jugador de 2019 según el Ranking ATP durante las Nitto ATP Finals. “Para conseguir esto hay que hacerlo bien once meses”, sentenció el español abrazado a una corona que se colocaba por quinta vez en su carrera (2008, 2010, 2013, 2017 y 2019).

Y no se equivoca Nadal. El No. 1 del Ranking ATP es un premio que se labra a lo largo de toda una temporada. Sólo la regularidad puede conceder un estatus de tal magnitud. Pero si hay una etapa en la que el manacorense cosechó la mayor parte del botín que lo llevó a lo más alto fue entre mayo y septiembre. Tan sólo en ese período, a partir del ATP Masters 1000 de Roma hasta el US Open, el español sumó 6.720 puntos del total de 9.985 que acumuló en todo 2019.

También Podría Interesarle: Nadal Celebra 200 Semanas Como No. 1 Del Ranking ATP
 

El manacorense supo racionar como nadie su tiempo en pista. Sacó el máximo rendimiento cada vez que saltó a competir en los cinco torneos que programó entre el 16 de mayo que debutó en el Internazionali BNL d’Italia frente al francés Jeremy Chardy y el 8 de septiembre, donde se impuso en la final del US Open al ruso Daniil Medvedev.

En ese período, Nadal fue capaz de acumular dos tercios del total de puntos de todo el curso (67,3%). Y únicamente encajó una derrota en los 28 partidos que disputó, en las semifinales de Wimbledon frente a Roger Federer. El resto de encuentros (27-1) acabaron de su lado para proclamarse campeón en el ATP Masters 1000 de Roma, Roland Garros, el ATP Masters 1000 de Montreal y el US Open.

Nadal, entre mayo y septiembre

Torneo  Récord Puntos Resultado
Roma  5-0 1.000 Campeón
Roland Garros 7-0 2.000 Campeón
Wimbledon 5-1 720 Semifinal
Montreal* 4-0 1.000 Campeón
US Open* 6-0 2.000 Campeón
Totales 27-1  6.720  -

*Disfrutó de un w.o. durante el torneo

Además durante este período se mostró intratable ante cualquier tipo de rival. De poco importaba la categoría del jugador que se situaba al otro lado de la red. Fuera del Top 10 se impuso en el 100% de los 20 partidos que encaró, mientras que frente a los rivales clasificados entre los diez mejores del mundo se anotó el 87,5% de los ocho encuentros que jugó. Esto es, un 23,2% que en todo el año en total.

Cara a cara vs Top 10

Torneo  Ronda Rival Ranking Resultado 
Roma  SF Tsitsipas No. 7 Victoria
Roma F Djokovic No. 1 Victoria 
Roland Garros CF Nishikori No. 7 Victoria 
Roland Garros  SF Federer No. 3 Victoria 
Roland Garros F Thiem No. 4 Victoria 
Wimbledon SF Federer No. 3 Derrota 
Montreal Medvedev  No. 9  Victoria 
US Open  F Medvedev  No. 5  Victoria 

Históricamente, los meses más fructíferos de Nadal se remontaban a la época comprendida entre abril y junio. Esto es, la gira de tierra batida europea, donde desde Montecarlo hasta París, pasando por Barcelona, Madrid y Roma, suponían un fortín indiscutible para el balear. Sin embargo, este curso fue algo diferente. Territorios inexpugnables como Montecarlo (p. ante Fognini), Barcelona (p. ante Thiem) y Madrid (p. ante Tsitsipas) terminaron en las semifinales.

Tal vez entonces pudieron considerarse resultados más discretos para el mejor jugador de todos los tiempos sobre polvo de ladrillo. Sin embargo, el tiempo demostró que aquellos 900 puntos sumados en arcilla serían determinantes para acabar como No. 1 el año. También registró semifinales en el ATP Masters 1000 de Indian Wells y en el de París-Bercy (en ambos concedió un w.o.).

El único tropiezo de todo el curso se remontó a Acapulco, donde no pudo pasar más allá de la segunda ronda, aunque cedió ante Nick Kyrgios que acabaría siendo campeón en el torneo mexicano. Además, el español llegó a tener 3 MP en un encuentro que terminó 6-3, 6-7[2], 6-7[6] en algo más de tres horas.

Pero tan sólo una semanas antes en Melbourne había sumado 1.200 puntos en la final del Abierto de Australia, un resultado que sólo fue el preludio de la gran temporada que estaba por llegar.

Más Historias como esta