© Getty Images

Roger Federer celebra las 1000 victorias tras reclamarl el título del Brisbane International.

Las ganas de Federer lo impulsaron a las 1000 victorias

ATPWorldTour.com rinde tributo a las 1000 victorias de Roger Federer.

ATPWorldTour.com rinde homenaje a la victoria No. 1000 de Roger Federer

Además de inmortalizarse en el deporte, Roger Federer ha añadido otro sorprendente logro a una de las carreras más increíbles en el tenis.

Tras levantar su título numero 83 en el Tour en el Brisbane International presentado por Suncorp, se ha unido a un club muy exclusivo.

El suizo se convierte en el tercer jugador de la Era Open (desde 1968), después de Jimmy Connors e Ivan Lendl, en alcanzar las mil victorias.

El logro refleja dedicación, compromiso, longevidad y, lo más importante, ganas.

“Ser el mejor, año tras año, requiere de un gran equipo de trabajo junto con el entrenador”, dice Pete Sampras, quien fue número uno por seis años en el ranking Emirates ATP y quien registró 767 victorias. “Es tener que competir en tiempos en los que no estás jugando bien y es tratar de buscar la forma de imponerse en esos juegos en los que eres favorito”.

Connors triunfó a través de la intensidad. Su diversión provino de la batalla y se convirtió en el primero en lograr la hazaña en Memphis, en febrero de 1985. Luego se retiró con un récord de 1.253 triunfos. Mientras que Lendl, el padre del tenis moderno y quien se mentalizó para lograrlo, llegó a las mil victorias en Basilea, en octubre de 1991.

“Hay que trabajar y prepararse duro para jugar de manera constante”, dice Lendl, quien consiguió 1.071 victorias en su carrera. “Recuerdo cuando jugaba alrededor de 100 partidos por año en los ochentas y nunca pensé sobre eso. Obviamente que llegar a mil triunfos es más difícil de lo que parece. Es único. Pero lo miro como un resultado adicional de haber ganado tantos partidos y ser constante durante tanto tiempo.”

Connors y Lendl, así como Federer, combinaron un hambre implacable y una constancia que se han convertido en distintivos del profesionalismo moderno.

Rod Laver y Ken Rosswall, quienes registraron más de 1.000 victorias en sus carreras durante las eras Amateur, Pro Tour y Abierta, están seguros de las razones por las cuales Federer ha sido capaz de llegar a lo más alto con una constancia increíble. Laver, quien ganó 200 títulos durante una carrera de 24 años, insiste en que se debe a la “anticipación, estrategia y físico de Federer, además de su habilidad de jugar en todas las superficies”.

“Pero también manteniéndose saludable y libre de lesiones, pues así se puede mantener en buena forma”, agrega Rosewall, quien compitió a nivel mundial entre 1951 y 1980. “Él siempre mantiene vivo el deseo de jugar, porque ama competir. Federer compite bajo mucha presión y por eso es uno de los íconos del tenis”.

Manteniendo su físico desde 1998, cuando debutó en el ATP Wourld Tour en Gstaad, el suizo ha evolucionado como un jugador que prefiere mantenerse delante de sus rivales y en la cima.

Por ejemplo, a finales del 2013, Federer decidió contratar a uno de los ídolos de su infancia, Stefan Edberg. Laver cree que “Stefan ha sido de gran ayuda, dándole a Roger un poco más de confianza en la red”. Federer buscaba mejorar un aspecto poco utilizado de su juego, con el fin de prolongar su carrera para romper récords. Y cumplió su objetivo.

A sus 33 años de edad, y al cuidado de sus gemelas, él no muestra señales de rendición. Por el contrario, se mantiene abanderado por su excelencia. En 2015, su temporada número 18 como profesional, sigue haciendo historia en el deporte.
Más Historias como esta