© Cameron Spencer/Getty Images

Rafael Nadal se estrenó en esta edición del Abierto de Australia frente al serbio Laslo Djere.

El Abierto De Australia Más Rápido

Los jugadores resaltan la alta velocidad de las pistas en Melbourne Park

La pelota vuela más rápida en el Abierto de Australia. Así lo sienten los jugadores del ATP Tour, que encuentran una velocidad más alta que nunca en las pistas de Melbourne Park esta temporada. En estas condiciones, el saque cobra aún más protagonismo, la bola salta menos y se acorta el tiempo para pensar. Pero, ¿qué opinan los protagonistas después de estrenarse en el torneo?

“Es cierto que el año pasado la bola se ponía muy lenta desde prácticamente el comienzo. Era demasiado exagerado. Quizás han hecho una pista menos rugosa para evitar que la bola se abriera tanto y no fuese tan pesada”, explica Rafael Nadal. “El problema se ha visto solucionado con ese cambio en la pista. Es el Abierto de Australia más rápido que he jugado nunca”.

No obstante, la nueva velocidad de la superficie australiana no disgusta el 20 veces campeón de Grand Slam. “A mí, personalmente, no me disgustan las pistas rápidas. La gente piensa que por haber ganado mucho en tierra, me van mejor las pistas lentas en dura, pero si estoy bien para sacar, a mí las condiciones rápidas me van bien”. Eso sí, hace una pequeña anotación: “Me gustaría que la bola saltara un poquito más, pero históricamente las pistas rápidas me van bien”.

También Podría Interesarle: Nadal Supera El Primer Test En Melbourne

Por su parte, Dominic Thiem no esconde que se encuentra algo menos cómodo en estas condiciones. “Me gusta tener tiempo, así que la pista rápida te lo quita un poco, por lo que no es perfecto. Pero tengo que acostumbrarme”, señala el austriaco. “Aun así, tengo la sensación de que es uno de los torneos más rápidos en los que he jugado en los últimos años, pero esto es tenis. Tenemos que acostumbrarnos a diferentes condiciones cada año y casi cada semana”.

Incide Pablo Carreño Busta en el bote de la pelota. “La velocidad de los saques ha sido muy alta y he hecho 12 aces. No sólo eso si no el daño que se hace con el saque, la bola resbala bastante. Es difícil jugar, hay que estar muy atento e intentar dominar, porque si no es muy difícil defender”, confiesa el español, que se estrenó el pasado lunes en Melbourne.

Pablo Andújar no es reacio al aumento de velocidad. “La pista está más rápida, especialmente en días como hoy que hace más sol. La pelota se hace más pequeña, en lugar de abrirse y creo que está más rápida. Es bonito también para el espectáculo”.

Mientras que Pedro Martínez rebate este argumento de su compatriota: “El año pasado para mí estaban perfectas, se podía proponer y creo que para el público era un poco más agradable, se podía jugar puntos más largos, que el saque no decida tanto, si haces un punto bueno hay opciones de recuperar… este año está mucho más rápido”.

Finalmente, Roberto Carballés, que se medirá este jueves a Daniil Medvedev, se resigna a los cambios: “Son las condiciones que hay, por lo menos este año están todas muy rápidas, porque hay otras veces que hay una pista que está rápida, otra más lenta… Dentro de lo que cabe hemos tenido tiempo para prepararlo, llevamos días entrenando en estas condiciones y si son rápidas hay que adaptarse”.