© Fotojump/Rio Open

Carlos Alcaraz logró su primera victoria ATP Tour en el Rio Open presented by Claro 2020.

Ferrero: “Admiro La Capacidad De Aprendizaje De Alcaraz”

Carlos Alcaraz y Juan Carlos Ferrero comparten su crecimiento en el ATP Tour

Carlos Alcaraz es uno de los jóvenes talentos más precoces del ATP Tour. Con sólo 16 años, ya sabe lo que es ganar un partido en el circuito profesional, tras derrotar esta misma temporada en la primera ronda del Rio Open presented by Claro al No. 41 del FedEx Ranking ATP Albert Ramos Viñolas. Y para ayudarle a pulir su prometedor futuro cuenta con una leyenda de este deporte como Juan Carlos Ferrero.

“De Carlos [Alcaraz] admiro su capacidad de aprendizaje. En el tenis hay que repetir muchas veces las cosas, pero Carlos es de las personas a las que no le hace falta tanto, porque se le queda bastante rápido. Eso es de admirar”, confesó el ex No. 1 del mundo en una charla con la Federación Española (RFET). Pero esa cualidad no es la única que destaca de su pupilo que había ganado 15 de los 17 partidos que había disputado hasta la suspensión del circuito por la pandemia del COVID-19.

En este sentido, Ferrero destaca la versatilidad de Alcaraz como una de sus grandes virtudes. “Me quedo con el dinamismo que tiene a la hora de jugar. Es capaz de hacer lo que se le pide y eso es muy difícil de conseguir en un jugador: resto-red, que juegue con altura o rápido, todo lo puede hacer”, describió el alicantino. “Con 16 años tener todas esas cualidades, poder dominar todas las superficies y golpes es algo muy difícil de encontrar”, continuó antes de reconocer que “esa parte de valentía y habilidad de acabar los puntos me hubiese gustado tenerla en mi carrera”.

Ante los halagos, Alcaraz respondió a su entrenador: “A nivel tenístico tiene un gran revés. Y también admiro su mentalidad. Sabe gestionar los momentos muy difíciles con una calma increíble y sabe cómo puede darle la vuelta a un momento complicado”. No obstante, esa parcela mental es la que más llama la atención del más joven. “Juan Carlos me cuenta muchas historias. Tengo curiosidad por saber cómo era el mundo del tenis, en el que él se rodeaba de los mejores. Muchas veces le pregunto cómo gestionaba los momentos difíciles y de presión que todavía a mí me cuesta gestionar”.

Además, no esconde que contar con un número uno y campeón de Grand Slam en su banquillo es un privilegio. “Lo que más admiro de Juan Carlos es todo lo que me puede enseñar. Todo lo que tengo por vivir, él ya lo ha vivido y me lo puedo transmitir. Ahora me puede prevenir de errores que con mi edad quizás él pudo cometer”.

Y entre esos errores que Ferrero y su entorno quieren evitar a toda costa es adelantarse a los plazos, quemar las etapas antes de tiempo. Todos saben de su enorme potencial, pero apelan a la calma y al trabajo diario. “Creo que hago una gran parte por mantener los pies en el suelo, pero también me ayuda muchísimo mi familia y el entorno que me rodea, para mantenerme humilde y con los pies en la tierra porque al final es lo más importante”, confesó el murciano que el próximo 5 de mayo cumplirá 17 años.

También Podría Interesarle: El Sueño De Alcaraz En Wimbledon

Alcaraz empezó a jugar al tenis con sólo cuatro años, combinándolo con la práctica del fútbol sala hasta que tuvo que decidirse por la raqueta. Desde muy pequeño ha soñado con las metas más altas que pueden conseguirse en el tenis. “Sueño con ser No. 1 del mundo desde bien pequeño”, no dudó en afirmar. “Entre los torneos que más me gustaría ganar en el futuro están los Grand Slam, la Copa Davis y una medalla olímpica”.

La realidad dicta que para algún día aspirar a esas metas, debe continuar su rodaje entre Futures, Challenger y sus primeros torneos ATP Tour. “Tengo muy claro qué torneos debo jugar y a partir de ahí si me dan alguna invitación en un ATP 500, ATP Masters 1000 o Challenger, bienvenido es para aprender, pero no tengo problema en jugar algún Futures o lo que toque después”.

Entre esas invitaciones se encontraban las de los ATP Masters 1000 de Indian Wells y Miami este curso, además del Barcelona Open Banc Sabadell. Precisamente, se encontraba en Indian Wells cuando se enteró de la suspensión del circuito. “Cuando me lo dijo Juan Carlos pensé que era una broma. Esa fue mi primera reacción. Me dijo que estaba hablando en serio, luego ya vi que los jugadores lo estaban hablando en el vestuario y entendí la gravedad de la situación”.

“Intento no pensar en todo lo que he perdido sino en lo que puedo ganar en el futuro. Estas oportunidades se pueden dar más adelante y hay que pensar en estar todos a salvo, todos bien”, señaló Alcaraz sobre las invitaciones que no ha podido disfrutar en las recientes giras.

Ahora piensan en seguir trabajando, en cuanto el confinamiento lo permita. “Carlos es un jugador que tiene 16 años y necesita seguir mejorando físicamente, algo que está haciendo. Ha crecido bastante en los últimos meses y tiene que rellenar ese estirón, porque es algo que ha cambiado mucho del año pasado a este. Es cierto que hizo una pretemporada muy buena y en este parón puede aprovechar para mejorar”.

Lejos de la pista, también hay apartados en los que ahondar tras la cuarentena. “A nivel técnico, el saque es algo que tiene que mejorar, gestionar mejor qué bolas tiene que elegir para entrar con mejores posiciones, la movilidad en pista… tiene que mejorar muchas cosas y estamos en ello”.