© Archivo

Guido Andreozzi finalizó la temporada dentro del Top 100 ATP por primera vez en su carrera y va por más

Andreozzi Y Un Esperado Salto De Calidad

El argentino tuvo un promisorio 2018 consiguiendo cuatro títulos ATP Challenger y dio el salto al Top 100

Guido Andreozzi ha sido el último argentino en entrar al selecto grupo de los Top 100, para convertirse en el 55º tenista de su país en lograrlo. El argentino, además, fue el tenista que más trofeos logro levantar en el año en el ATP Challenger Tour con cuatro coronas para así lograr el salto de calidad a lo más importante del Tour y, tras años de lucha y esfuerzo, poder asentarse en el máximo nivel.

No era fácil, las presiones y/o ansiedades siempre juegan un rol importante, y a los 27 años logró dar un salto de calidad que su caudal tenístico auguraba hace tiempo. El punto de quiebre comenzó de forma inesperada y con un golpe que dolió bastante más que una simple derrota. Tras caer en la clasificación del Argentina Open, Andreozzi tuvo una cruda charla con su amigo y entrenador Kevin Konfederak, apenas dos semanas más grande en edad que su pupilo. “Fue un poco duro conmigo y me dijo que según su opinión yo no estaba dando el 100%… había empezado a trabajar conmigo, tenemos una amistad y me dolió, me hizo ruido en la cabeza y me hizo pensar en cómo estaba haciendo las cosas”, contó para ATP World Tour el actual No. 79 del ranking. A la semana siguiente, Andreozzi conseguiría el ATP Challenger en Punta del Este, un puntapié inicial para soñar.

Luego Campeón en Guayaquil, Szczecin y Tunis en el Challenger Tour durante 2018, Andreozzi pudo darse además un gusto importante en Roland Garros para sumar su primera victoria en un evento de Grand Slam tras superar al estadounidense Taylor Fritz, luego de ir dos veces en desventaja antes de imponerse por 6-7 (4), 6-3, 3-6, 6-2 y 6-3 tras más de tres horas y media de partido en Roland Garros. El español Fernando Verdasco frenaría su camino en segunda ronda, luego de atravesar la fase clasificatoria.

“Ese fue el momento más destacado, venía de dos años de perder en la última ronda de clasificación y era una espina que tenía. Llegó este año… venía jugando bien, sentía que estaba para dar un paso más y pude pasar bien la qualy y ganar un partido de cuadro”, analizó. “Fue muy importante, me dio un parámetro que podía competir a cinco sets y fue la mejor experiencia del año”, aseguró Andreozzi, quien tiene un record de 5-11 en el Tour y había comenzado la temporada fuera del Top 200.

¿Esperaba estos resultados? “Cuando comenzó el año no esperaba terminarlo entre los 100… no era un objetivo porque el año pasado no había sido bueno, había perdido ranking y pensaba más volver a encontrarme con mi nivel y volver a ganar partidos”, se sinceró. “Pero sabía que si eso sucedía iba a estar ahí peleando. Se fue dando de a poco, empecé a jugar bien y una de las mayores claves fue entender más la competencia, los partidos, leer los momentos”, sintetizó.

La confianza ha sido un factor importante en el salto de calidad y en ello han trabajado con su equipo especialmente. Además de Konfederak, también cuenta con la experiencia de Gastón Etlis, ex No. 17 del mundo en dobles en 2005. Entre ambos diseñan el calendario y se van alternando en los viajes según la disponibilidad de cada uno.

También Podría Interesarle: Andreozzi: "He Estado Trabajando Muy Duro Para Esto"


“Gudio pudo encontrar una regularidad que le venía faltan. Siempre tuvo un tenis muy vistoso que puede hacer daño, completo, y lo que hicimos fue trabajar en lo mental, para que se sienta cómodo y sólido”, relata Konfederak a pedido de ATP Tour sobre su pupilo a quien le ha puesto el apodo de ‘Guerrero’. ¿Cual fue la clave del salto de calidad? “Que el sienta que pudiera luchar los partidos hasta el final fue lo mejor que hizo este año. Tenía muchos partidos perdidos en el tercer set y se pudo lograr que eso lo cambie y le permita seguir avanzando en el ranking”, analizó y disparó: “Estamos trabajando en las variantes y en ser más agresivos y entrar a la cancha con variantes para el próximo nivel para que continúe luchando que las ganas de ganar es lo que marca la diferencia”.

Los números lo confirman: entre 2014 y noviembre del 2017 Guido tuvo un record de 37-50 en partidos a tres sets. Solo en 2018 tuvo un record de 19-8 en sets finals. De esos 19 triunfos, 11 fueron después de perder el primer set (11-3 en el año viniendo de set abajo). “Se ve el cambio en la manera de encarar los partidos y cómo los pude transitar”, analizó el tenista bonaerense.

Lejos de conformarse con este promisorio presente, Andreozzi va por más y se ilusiona con la temporada 2019. “Hoy está todo muy parejo, y hay que estar alerta siempre y es bueno que no te podes relajar y tratando de mejorar”, afirmó de arranque. “No me pongo meta de ranking, pero sí insertarme de lleno en los torneos ATP, que es donde están todos los mejores jugadores y ojalá pueda quedarme ahí el mayor tiempo posible”, arriesgó. Ya ha dado un gran paso: tener el convencimiento de que es capaz de lograrlo.

Más Historias como esta