© Clive Brunskill/Getty Images

Juan Carlos Ferrero pasó 8 semanas en lo más alto del FedEx Ranking ATP.

Juan Carlos Ferrero: La Leyenda Del Mosquito

El español fue un ejemplo por su ética de trabajo y su ejemplar actitud en pista

En el último perfil de los 26 jugadores que han llegado a ser No. 1 del FedEx ATP Ranking, ATPTour.com repasa la carrera de Juan Carlos Ferrero.

Primera semana como No. 1: 8 de septiembre de 2003
Total de semanas como No. 1: 8

Como No. 1
Ferrero irrumpió en el Top 5 del FedEx Ranking ATP en mayo de 2001, cuando sólo tenía 21 años. Desde esa temprana edad, demostró que estaba preparado para competir con los mejores jugadores del mundo.

“Una vez que estás dentro del Top 10, compitiendo codo con codo con los mejores jugadores del mundo, empiezas a pensar en la posibilidad de ser No. 1. Cuando estás No. 30 o No. 40 es un objetivo muy lejano. Pero estando arriba, no puedes evitarlo”, indicó Ferrero. “Se te pasa por la cabeza. Cuando te das cuenta de que estás peleando por los Grand Slam o los Masters 1000, llegar al No. 1 es un verdadero deseo”.

Al mismo tiempo, había muchos jugadores luchando por la cima. Gustavo Kuerten había arrebatado el No. 1 del mundo a Marat Safin, y Andre Agassi y Lleyton Hewitt también tendrían su momento en la cima poco después. Esto llevó a Ferrero más de dos años para acabar asaltando la primer plaza de nuestro deporte.

El momento llegó en el US Open 2003, cuando Ferrero alcanzó su primera final de Grand Slam sobre pista dura. El español cedió ante Andy Roddick en el partido por el título, pero se marchó de Nueva York como No. 1 del mundo.

“Ser No. 1 del mundo es algo que es muy difícil de describir en palabras. Diré que cuando llegas al No. 1, recuerdas cómo te sacrificaste cuando eras joven, lo duro que ha sido entrenar día a día, cada hora en la pista e ir a los torneos cuando eras pequeño”, relató Ferrero. “Hay mucho trabajo duro que tienes que hacer para ser un buen profesional y después de esto, una vez que consigues este número, es algo que queda para el resto de tu vida. Es algo increíble de lo que siempre estaré orgulloso”.

Durante sus ocho semanas como No. 1, Ferrero levantó los trofeos en Bangkok y Madrid.

Lo más destacado en Grand Slam
En Roland Garros 2001, Ferrero demostró al mundo su habilidad para desenvolverse en un gran escenario tras alcanzar las semifinales en París en tan solo su tercera participación en el cuadro final de un Grand Slam.

Al año siguiente, era el favorito en la final frente a Albert Costa. Pero el valenciano sólo ganó un juego en los dos primeros sets antes de caer ante su compatriota en la cuarta manga. Sin embargo, en 2003 Ferrero recogió sus frutos.

El español superó a un rival habitual como Fernando González y al propio Costa para llegar a la final, donde dominó a Martin Verkek y se colocó su primera corona de Grand Slam.

“Este era uno de los torneos que cuando tenía 14 o 15 años soñaba con poder jugar”, señaló Ferrero sobre Roland Garros. “Ganar ese torneo al final, fue una de las cosas más grandes que conseguí en mi carrera”.

Ferrero, que llegaría a su segunda final de Grand Slam unos meses más tarde en Flushing Meadows, ganó 99 partidos en torneos de esta categoría a lo largo de su carrera, lo que lo sitúa como el quinto en la lista histórica de españoles.

También Podría Interesarle: Juan Carlos Ferrero: 15 Años De La Leyenda
 

Lo más destacado en Nitto ATP Finals
Ferrero compitió en la Tennis Masters Cup en tres años seguidos, entre 2001 y 2003, firmando un récord de 5-7 en el torneo que reúne a las estrellas al final de la temporada.

El español registró su mejor actuación en Shanghái 2002. Como No. 4 del mundo derrotó a Andre Agassi y a Jiri Novak en la fase de grupos, para alcanzar las semifinales, donde superó a su compatriota Carlos Moyà por 6-7(6), 6-4, 6-4. La final fue un clásico.

Ferrero tuvo una gran batalla contra Hewitt, levantando dos sets en contra para forzar el quinto antes de acabar perdiendo frente al australiano por 5-7, 5-7, 6-2, 6-2, 4-6.

Lo más destacado en ATP Masters 1000
Ferrero ganó cuatro de sus 16 títulos en un torneo ATP Masters 1000. Su primer triunfo llegó en el Internazionali BNL d’Italia 2001, donde sorprendió al No. 1 del mundo Kuerten en cinco sets.

El español se impuso en dos ocasiones en el Rolex Monte-Carlo Masters, en 2002 y 2003. Tiene un récord de 31-8 en este torneo. Mientras que su cuarta corona ATP Masters 1000 llegó en Madrid 2003, donde derrotó en tres sets a Wayne Ferreira, Roger Federer y Nicolás Massú en su camino al título, que confirmó su condición de No. 1 del mundo.

Grandes rivalidades
No hubo un jugador con el que Ferrero jugase de manera frecuente en los grandes escenarios a lo largo de su carrera. Jugó partidos importantes frente a diferentes rivales, incluyendo muchos que llegaron a ser No. 1 del mundo.

“Tuve a Roger, a Agassi, a Safín, a Hewitt o Guga Kuerten. Cuando fui No. 1 no había tres jugadores como ahora que controlan los Grand Slam y Masters 1000”, reconoció Ferrero. “Al mismo tiempo, tuvimos muchos competidores que podían ganar en los mejores torneos del mundo, así que diría que tuve dos o tres, Roddick. Roger y Agassi fueron rivales que jugaron con los que jugué cuando fui No. 1. No puedo elegir uno”.

Ferrero tuvo una competida serie ATP Head2Head con su compatriota, Moyà. ‘El Mosquito’ ganó ocho de sus 14 partidos, incluyendo las tres finales. El partido por el título en Barcelona 2001, llegó hasta el quinto set, y Ferrero se anotó la victoria por 4-6, 7-5, 6-3, 3-6, 7-5.

Récord de victorias-derrotas: 479-262
Récord de títulos/finales: 16-18

Legado
Ferrero no fue el jugador más llamativo ni el que más ruido hacía dentro o fuera de la pista. Pero cuando estaba en sintonía con su raqueta era uno de los jugadores a tener muy en cuenta en el ATP Tour.

El boxeador Muhammad Ali dijo una vez: ‘Vuela como una mariposa, pica como una abeja’. En cierto modo eso es lo que hizo Ferrero en la pista. ‘El Mosquito’, un apodo por su velocidad, bailaba en la pista, buscando el momento perfecto para conectar la derecha. Tenía una constitución ligera pero era capaz de asestar el golpe definitivo.

Ferrero y su compatriota ex No. 1 del mundo Carlos Moyà marcaron el camino para una generación de españoles, que incluye a Rafael Nadal, David Ferrer o Fernando Verdasco. Quizás lo más importante es que lideró con el ejemplo, respetando a sus rivales, aficionados y a todo el mundo implicado en este deporte sin importar si estaba en su punto más alto o bajo.

El valenciano se retiró en Valencia 2012, pero siguió vinculado al tenis con su academia, la JC Ferrero Equelite Tennis Academy. Actualmente es el entrenador de la estrella #NextGenATP Carlos Alcaraz y antes trabajó con el campeón de las Nitto ATP Finals 2017 Alexander Zverev.

Momento memorable
Los aficionados recordarán el título de Grand Slam de Ferrero en Roland Garros 2003, que sin duda es uno de sus grandes momentos. Pero quizás algo más simbólico para el español fue su primer trofeo ATP Tour. Ferrero derrotó a cuatro españoles en su camino al título en Mallorca 1999 cuando tenía 19 años. En la final, Ferrero derrotó al entonces No. 11 del mundo Alex Corretja por 2-6, 7-5, 6-3 en dos horas y 44 minutos.

“El tenis español debería estar muy feliz de tener un nuevo gran jugador entre los grandres”, dijo Corretja según Associated Press.

ATP Heritage: Milestones. Records. Legends.

Andy Roddick sobre Ferrero
“Tengo un gran respeto por él y disfruté estar en el circuito con él durante tanto tiempo. Siempre actuó con gran profesionalidad y se ganó el respeto de sus compañeros a lo largo de su distinguida carrera”.

Peter Fleming sobre Ferrero
“Juan Carlos fue un gran atleta ante todo. Se movía por la pista como nadie. Era un jugador poderoso y cuando estaba bien era duro”.

Todd Martin sobre Ferrero
“Cambió la mentalidad del jugador español para abrir la puerta a chicos como Ferrer y obviamente a Nadal”.

Ferrero sobre Ferrero
“Quiero ser recordado como un jugador respetuoso en la pista, muy humilde y buen jugador. Creo que la gente en España y alrededor del mundo tiene mucho respeto por mí porque era tranquilo en la pista y respetuoso con todos los jugadores. A la gente le gusta eso y creo que es bonito ser algo así”.

Graeme Agars, periodista
Puede que no fuera llamativa o alguien que jugara con el público, pero era un jugador popular y muy respetado que explotó su talento y creció en tierra batida para trasladar su juego al resto de superficies. Juan Carlos Ferrero era un tenista, feliz de trabajar duro para mejor su juego. Conocido como ‘El Mosquito’ por su increíble velocidad en la pista, Ferrero ganó con una gran derecha, la capacidad de conectar grandes tiros y una visión muy profesional de este deporte.

Fue reconocido como la Irrupción del Año en 1999, un año antes de ayudar a España a conquistar la Copa Davis y en 2003 llegó a la cima de su carrera con su título en Roland Garros. Ese logro lo llevó a ser galardonado como el Deportista del año en España, el premio al mayor logro deportivo en su país.

Fuera del tenis tiene diversos intereses desde los coches y motos, ha estado implicado en otras gestiones como un hotel de lujo y fue copropietario del Valencia Open (torneo ATP 500). También está involucrado en la promoción de jóvenes tenistas y en el coaching.