© ATP World Tour/Getty Images

Leander Paes llega a 750 victorias tras ganar con Rohan Bopanna en Copa Davis.

Leander Paes Sigue Haciendo Historia

ATPWorldTour.com le rinde homenaje al indio de 44 años, quien llega a una cifra alcanzada solo por cinco doblistas más en la historia.

Leander Paes continúa abarcando las generaciones del deporte, entretenido con el mismo entusiasmo y pasión juvenil que exhibió por primera vez hace 29 temporadas. Como premio a su esfuerzo, el indio se ha convertido hoy en el sexto jugador en la historia del ATP World Tour (desde 1973) en registrar 750 partidos de dobles ganados (750-433).

El jugador de 44 años llegó a esta cifra en la Copa Davis al registrar su 43ª victoria en dobles para la India desde su debut en marzo de 1990, para romper el récord de triunfos por equipos del italiano Nicola Pietrangeli. Gracias a este triunfo haciendo pareja con Rohan Bopanna, ayudaron a que India ganara 3-2 ante China y clasificaran al repechaje por el Grupo Mundial.

Solo otros cinco jugadores (Mike Bryan, Daniel Nestor de 45 años, que está en su último año como profesional, Bob Bryan, Todd Woodbridge y Max Mirnyi) han acumulado una mayor cantidad de victorias de dobles que Leander Paes.

LÍDERES DE VICTORIAS EN DOBLES (Desde 1973)
Paes es el sexto jugador en la historia del ATP World Tour en lograr 750 victorias en dobles.

Jugador
Récord de partidos en la carrera de dobles (G-P)
1) Mike Bryan (USA)
1,073-341
2=) Daniel Nestor (CAN)
1,059-477
2=) Bob Bryan (USA)
1,059-338
4) Todd Woodbridge (AUS)
782-260
5) Max Mirnyi (BLR)
761-427
6) Leander Paes (IND)
750-433

Paes no tiene nada que demostrar en su 45° año, pero no tiene intención de detenerse. El deporte le fascina.

“Por loco que parezca, todavía estoy aprendiendo y recientemente recogí algunas cosas sobre el resto del servicio”, dijo Paes a ATPWorldTour.com. “El deporte es tan dinámico que cambia tan rápido. Siento como si tuviera que reinventarme a lo largo de los años. El truco es mantenerse joven, mantenerse rápido y no sufrir lesiones para mantenerse potente en la cancha de tenis. Después de todos estos años, me enorgullezco de mandar en la cancha y en el juego. Es algo que me empuja, incluso en los días difíciles”.

Increíblemente, hay 43 jugadores en el Top 100 actual del Ranking ATP y 21 jugadores en el Top 100 del ATP Dobles Rankings que no nacieron cuando Paes comenzó su viaje de ser el mejor adolescente del mundo ganando Wimbledon 1990 y US Open 1991 en juniors.

Su ascenso al No. 1 en el ATP Doubles Rankings el 21 de junio de 1999, sus 55 coronas de dobles (incluyendo ocho campeonatos de Grand Slam masculino), un título de singles (en Newport 1998, d. Neville Godwin), la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, y el presunto tumor cerebral que acortó su temporada 2003, son parte de su notable carrera en la vida y el tenis. También son la razón por la cual él sigue compitiendo, porque Paes continúa esforzándose por lograr algo nuevo en un deporte que ama y considera divertido.

“Estoy entrenando de manera muy diferente ahora que cuando tenía 20 años”, dijo Paes. “Cuando tenía veintitantos años, pasaba ocho o nueve horas diarias en repetición, creando memoria muscular. Pero ahora, siento que tengo la memoria muscular. La calidad de la práctica, más que la cantidad, es más Importante. Salir y ser más específico para un partido en la capacitación es importante. También siento que ahora mi entrenamiento es sobre la prevención de lesiones, manteniéndome saludable y fresco durante un largo año”.

Después de haber jugado con 120 parejas diferentes desde su debut profesional en la Copa Davis con Zeeshan Ali en marzo de 1990, Paes ha demostrado una y otra vez sus reflejos relámpago y gran coordinación, su hábil toque desde la línea de fondo o la red, y su rápido movimiento. “Es un tipo único de persona”, dijo Mark Knowles a ATPWorldTour.com. “Él tiene una habilidad única para empoderar a sus socios y hacer que alcancen alturas que tal vez no creían que pudieran alcanzar”.

Su longevidad, su impulso y su hambre de entrenar, practicar y competir, son alucinantes. Por eso el retiro no se ve cercano. “Ser entrenador un día sería una transición natural para mí, pero en este momento me gustaría ganar un par de Grand Slams más antes de llegar allí”. Los récords aguardan por él.