© DAVID GRAY/AFP via Getty Images

Stan Wawrinka superó a Daniil Medvedev por primera vez en su carrera en la cuarta ronda del Abierto de Australia.

Wawrinka Impone Su Estatus Ante Medvedev

El suizo accede a cuartos de final del Abierto de Australia por quinta vez

Los viejos rockeros nunca mueren. Y la raqueta de Stan Wawrinka sigue gozando de buena salud para resistir las peores batallas. Incluso de tal nivel como la que libró este lunes en la Margaret Court Arena frente al No. 4 del FedEx Ranking ATP Daniil Medvedev. El suizo fue capaz de remontar en tres horas y 25 minutos de partido para imponerse por 6-2, 2-6, 4-6, 7-6(2), 6-2.

Era un pulso entre dos jugadores que han llevado en algún momento la etiqueta de alternativa al Big 3. Uno, consolidado tras 18 temporadas como profesional; otro, sin tanta experiencia, pero con méritos suficientes para asustar a sus rivales. Ambos son una amenaza para los más grandes y un peligro para cualquier rival que se interponga a su paso. El duelo no decepcionó y se decantó del lado del más veterano.

El suizo No. 15 del mundo no había derrotado antes al ruso en los dos antecedentes que registraba el ATP Head2Head. Siempre se habían visto las caras en un Grand Slam (Wimbledon 2017 y US Open 2019); siempre se había impuesto Medvedev en cuatro sets.

Esta vez pintaba un guion similar. El ruso estaba a solo un tie-break de cerrar el partido en cuatro mangas, pero Wawrinka resistió para estirar el encuentro y acabar a golpe de 71 winners y 64 errores no forzados, avanzando por quinta vez en su carrera a los cuartos de final del Abierto de Australia (2011, 2014, 2015, 2017, 2020).

También Podría Interesarle: Thiem Irrumpe Con Furia En Sus Primeros Cuartos De Australia

El suizo de 34 años comenzó dominando con un quiebre en el cuarto juego del primer parcial que dejó sin reacción a Medvedev. El ruso no pudo generar oportunidades de ruptura en el set inicial y sufrió un segundo quiebre en el octavo juego. La recuperación no tardó en aparecer por parte del No. 4 del FedEx ATP Ranking, gracias a una ruptura en el cuarto juego del segundo set que mágicamente devino en confianza en todas las áreas de su juego.

Terminó quebrando una vez más en el parcial, ganando el 93% de los puntos con el primer saque, el 60% con el segundo, y conectando nueve tiros ganadores contra apenas dos errores no forzados. Su dominio se mantuvo en la tercera manga, en la que convirtió el primer break point que generó con la devolución para desequilibrar el marcador por primera vez a su favor en el tercer partido del historial ATP HeadToHead entre ambos.

Los números del cuarto cabeza de serie fueron casi perfectos: una vez más ganaba un set sin enfrentar break points, perdiendo solo siete de 28 puntos con su saque, y esta vez con un impresionante 100% de bolas ganadas en la red (5/5). El sueño de clasificar por primera vez a unos cuartos de final del Abierto de Australia (y por segunda vez consecutiva en Grand Slams), quedaba cerca de hacerse realidad.

Sin embargo, el campeón en 2014 tenía más por dar contra el jugador con más victorias del 2019 (59). El favorito No. 15 subió su nivel con el servicio (no enfrentó break points en la manga) y soltó su brazo con el que conectó cinco tiros ganadores de derecha y tres con el revés desde la línea de fondo.

Aunque no pudo concretar el único break point que generó, le bastaron múltiples mini quiebres en el tie-break para forzar un quinto set doonde acabó cerrando el duelo de su lado con un inmaculado registro de 18 golpes ganadores y un 88% de puntos ganados con el primer servicio.