© Roberto Bautista Agut

Roberto Bautista Agut estrena equipo en 2022 junto a Tomás Carbonell y Daniel Gimeno-Traver.

La Llama Que Enciende A Roberto Bautista

El No. 17 del mundo se estrena en el Abierto de Australia ante Travaglia

El historial de Roberto Bautista Agut dicta que los inicios de año suelen ser motivo de alegría. En este tramo de la temporada ha sido capaz de forjar buena parte de sus éxitos deportivos, pero en su memoria guarda un pequeño borrón que quiere limpiar lo antes posible. En la pasada edición del Abierto de Australia se despidió en primera ronda y en 2022 llega con ilusiones renovadas.

Uno de los principales argumentos con los que cuenta el castellonense es su notable rendimiento la pasada semana en Sídney. “La valoración de este inicio de año es muy positiva para Roberto en esta ATP Cup”, señala a ATPTour.com Tomás Carbonell, capitán del equipo español y uno de sus entrenadores. “Históricamente casi siempre le ha ido muy bien en tierras australianas, pero es verdad que el año pasado fue una pequeña decepción el Abierto de Australia, perdiendo con [Radu] Albot”.

El No. 17 del Ranking ATP lideró a su país para llevarlo hasta la final de la ATP Cup, dejando por el camino a dos rivales Top 10 como el No. 8 Casper Ruud y el No. 9 Hubert Hurkacz. “Lo veo muy bien”, asegura Carbonell. “Tanto ese inicio esperanzador como el nuevo equipo son importantes para Rober. Aunque en mi caso ya había estado anteriormente, la llegada de Dani Gimeno es aire fresco”.

También Podría Interesarle: Bautista Recupera Su Seña De Identidad
 

Bautista enlazó en la ATP Cup cuatro victorias consecutivas, algo que no ocurría desde el pasado mes de marzo en el ATP Masters 1000 de Miami, donde avanzó hasta las semifinales. En la segunda mitad de 2021, una racha negativa de resultados le llevó a caer en su primer encuentro en cinco torneos después de Wimbledon. Un récord de 6-9 entre julio y noviembre le dejaron un sabor agridulce.

“La sensación en los últimos meses no había sido buena y ahora hemos reforzado sus ganas y su tenis, para que pueda tener más armas”, explica Carbonell. “Ha recibido con mucho agrado añadir cosas que necesitaba. Se había quedado un poco decepcionado por el año anterior, aunque no había sido tan malo”.

Entre esas cosas que necesitaba se encontraba recuperar la ilusión como apunta su entrenador. “La clave para recuperar la ilusión está en incidir mucho en que todavía tiene margen de progresión. Es lo que le hemos intentado transmitir, no importa la edad que tenga un jugador, si no que lo importante son las ganas que tenga de aprender”.

Y Bautista encara esta nueva campaña con ilusión, como bien reconocía el español en esta entrevista en pretemporada con ATPTour.com. “Si a un jugador eres capaz de convencerlo de que aún tiene mucho margen de mejora, como es el caso, creo que la ilusión se dispara”, insiste Carbonell.

Pero si algo resaltan los entrenadores de Bautista es su capacidad para escuchar los consejos y aplicarlos en el momento adecuado. “Rober es una esponja”, confirma Carbonell. "Esto es la llama que le enciende y le hace seguir siendo un gran competidor, un gran tenista y, a partir de aquí, ojalá que podamos mantener esto durante todo el año”.

“Roberto es un jugador que siempre está dispuesto a aprender, a mejorar y físicamente lo veo mejor que nunca. Ojalá que en este Abierto de Australia pueda llegar lejos, y de esta manera, empezar un año muy ilusionante”, añade antes de su partido de primera ronda ante el italiano Stefano Travaglia. De momento, la ilusión sigue intacta y la llama más viva que nunca.