© Getty Images/ATP Tour

Novak Djokovic buscará su 7ª final del Australian Open al medirse ante Lucas Pouille, quien debuta en semifinales de Grand Slam.

Previa: Djokovic Pone A Prueba Sus Pergaminos Ante Pouille

El serbio ha ganado las seis semis que disputó en Melbourne
Novak Djokovic brilla en el Abierto de Australia. No solamente ha ganado el título en seis ocasiones y es su mejor Grand Slam en cuanto a resultados para Nole, las buenas sensaciones lo invaden cuando compite en Melbourne. Es una especie de volver a un primer amor. 

“He tenido una aventura amorosa con el Rod Laver Arena durante muchos años y espero que pueda durar mucho tiempo”, afirmó Nole tras ganar su título más reciente del Abierto de Australia, en 2016. Y ese amorío vaya si se mantiene latente en 2019. El No. 1 del mundo disputará su séptima semifinal en Melbourne con un récord asombroso: siempre que alcanzó un lugar entre los últimos cuatro jugadores, se alzó como campeón.

Año  Rival   Resultado   Resultado en la Final 
2008  Roger Federer  Ganó 75 63 76(5)  V. a Jo-Wilfried Tsonga 46 64 63 76(2)
 2011  Roger Federer  Ganó 76(3) 75 64  V. a Andy Murray 64 62 63
 2012  Andy Murray  Ganó 63 36 67(4) 61 75  V. a Rafael Nadal 57 64 62 67(5) 75
 2013  David Ferrer  Ganó 62 62 61   V. a Andy Murray 67(2) 76(3) 63 62
 2015  Stan Wawrinka  Ganó 76(1) 36 64 46 60  V. a Andy Murray 76(5) 67(4) 63 60
 2016  Roger Federer  Ganó 61 62 36 63  V. a Andy Murray 61 75 76(3)

No obstante, este viernes Djokovic vivirá una nueva experiencia: el serbio se enfrentará a Lucas Pouille por primera vez. El francés transita un promisorio presente, está jugando probablemente el mejor tenis de su carrera y será su debut en semifinales de un Grand Slam.

Desde que ganó su primer título ATP Tour en febrero de 2016 en el Moselle Open, Pouille debió cargar con múltiples presiones y expectativas, propias y de terceros, que de a poco fue cumpliendo. Sin embargo, tras debutar en el Top 10 en marzo, perdió el rumbo y comenzó a deglutir malos tragos, perdió cualquier tipo de confianza y hasta se cuestionó su deseo de jugar al tenis. 

“Me llegó todo muy rápido cuando llegué a los cuartos de final en Wimbledon, US Open [2016], luego, un año después, no gané muchos partidos, pero aún así terminé 17 en el mundo. El año pasado perdí un poco de alegría por estar en la cancha, no quería estar en los torneos", dijo Pouille.

El francés recolectó motivaciones en su interior y empezó a virar el rumbo de su presente… y de su futuro. “Me tomé un tiempo para pensar en mí mismo, en mi carrera, en lo que quería hacer. Me dije: 'De acuerdo, quizás tengas 10 años más en el Tour. ¿Quieres pasarlos así o quieres disfrutarlo, disfrutar jugando en las canchas más grandes del mundo frente a multitudes increíbles, lograr grandes metas, grandes títulos?”. “Me dije: 'Está bien, ahora tienes que moverte y ponerme a trabajar para volver a mi nivel. Incluso si no quieres practicar un día, no lo hagas. Solo hazlo cuando quieras. Así es como pude revertirlo”, contó.

Pouille dejó de trabajar con Emmanuel Planque en noviembre, y en diciembre comenzó a hacerlo con Amelie Mauresmo, ex número 1 de la WTA, dos veces campeona de Grand Slam, incluido el Abierto de Australia 2006. Ahora, Pouille está a un partido de ser el primer francés en la final de un Grand Slam desde Tsonga en 2008 y podría convertirse en apenas el séptimo francés en la Era Abierta es disputar una final en un Major. 

También Podría Interesarle: Nadal Gana El Duelo Generacional Para Llegar A La Final En Melbourne


El papel de favorito será para el jugador serbio de 31 años, quien está persiguiendo un séptimo título récord, solo ha perdido ocho partidos en 74 encuentros en Melbourne Park y disputará este viernes su 34º semifinal en un evento de Grand Slam. 

De hecho, Nole buscará ante Pouille su 10ª victoria consecutivas en semifinales de un Major. Tras caer ante Kei Nishikori en el US Open 2014, Djokovic ha ganado los 9 encuentros siguiente de semifinales en un Grand Slam. "Es gracioso que vamos a jugar la primera vez. Hemos practicado muchas veces. Nos conocemos obviamente desde hace mucho tiempo... Espero que ambos podamos estar frescos y en forma y montar el gran espectáculo “, dijo Nole. 

Campeón en Wimbledon y el US Open, Djokovic no solo buscará alcanzar su tercera final de Grand Slam consecutiva: busca conseguir tres Major consecutivos por tercera vez en su carrera. Noel ganó tres trofeos de Grand Slam consecutivos en 2011-12 y se convirtió en ser campeón reinante de los cuatro Grand Slams al hilo desde Rod Laver en 1969 cuando ganó cada trofeo Major entre 2015-16. Djokovic, entonces, puede ser el primer jugador en tener una racha de tres títulos de grand Slam por triplicado. 


Pergaminos y confianza por un lado, para Djokovic, y sorpresa y nada que perder por el otro, para Pouille. La verdad, como siempre, se verá en la cancha.