© Paul Kane/Getty Images

Roberto Bautista y Feliciano López tienen un balance de 2-2 en enfrentamientos previos.

Bautista Y López, De Compañeros De Equipo A Rivales

Los españoles se miden este lunes en la primera ronda del Abierto de Australia

Hace unos días, Roberto Bautista Agut y Feliciano López eran compañeros de equipo en la edición inaugural de la ATP Cup, que España se quedó cerca de ganar (1-2 ante Serbia en la final). Este lunes, y después de un sorteo caprichoso, ambos se miden en la primera ronda del Abierto de Australia en un cruce más especial que cualquier otro.

Con el cara a cara empatado (2-2), los españoles saltarán a la pista buscando la victoria para llegar a la segunda ronda en el primer grande del año. Bautista Agut llega imbatido (6-0, no perdió un solo encuentro en la ATP Cup) y López lanzado después de alcanzar los cuartos en Auckland, donde ganó dos partidos el mismo día (a Pablo Andújar y a Fabio Fognini) antes de caer con Hubert Hurkacz.

En las horas previas, los dos se sentaron con ATPTour.com de testigo para dialogar sobre el pulso que tendrán en Melbourne Park.

Roberto Bautista Agut. Es mala suerte, pero somos una de las grandes potencias del tenis mundial, tenemos muchísimos tenistas, y hay torneos durante el año en los que te toca enfrentarte a otro español. Hay muchas posibilidades de que me tocase, y así ha sido en este caso contigo.

Feliciano López. Al final, hay muchos españoles por el cuadro y es raro el Grand Slam que no tiene un derbi en primera ronda. Es evidente que hay sorteos mejores cuando hay 128 jugadores en el cuadro, pero son cosas que pueden pasar. No he tenido la mejor suerte del mundo, pero es un partido bonito para jugar, una buena oportunidad de intentar ganar a un gran jugador como tú, Roberto. Creo que esa es la manera de verlo.

R.B.A. He jugado varios partidos contigo, y la mayoría han sido duros. Por supuesto que el componente emocional está más presente al ser una primera ronda entre dos compañeros del mismo país. Nadie quiere perder, y nadie quiere perder contra otro español.

F.L. Sí. En general, cualquier partido con un español es parecido porque nos conocemos mucho todos. No soy de tu misma generación, pero da igual. Con Ferrer he jugado 19 veces, y con otros de mi época también. Contigo no he jugado tantas veces, pero entrenamos y convivimos juntos. En ese sentido, no varía mucho.

R.B.A. Nos conocemos mucho, está claro. Tú eres un jugador que se basa mucho en el saque, que iguala los partidos contra casi todos los rivales. A mí me toca hacer mi tenis, restar bien y jugar sólido para que trabajes duro. Sé que será un encuentro difícil porque tú eres un rival difícil.

También Podría Interesarle: Dellien: "Bolivia Está Viviendo Mi Partido Con Nadal Como La Final De Un Mundial"

F.L. Tenemos estilos muy diferentes. Yo creo que tú llegas en tu mejor momento de forma. En la ATP Cup me sorprendiste. Es muy difícil empezar el año para todos, aunque tú históricamente siempre lo has hecho muy bien, no es la primera vez que comienzas una temporada ganando títulos. Igualmente, fue tremendo cómo jugaste, sobre todo con Kyrgios. Ya sabemos lo difícil que es y lo hiciste con una facilidad tremenda. Por eso, para mí es una buena ocasión para jugar suelto, sin nada que perder, y poder ganar a todo un número nueve del mundo.

R.B.A. Ya veremos qué pasa. Yo no había empezado nunca antes mi temporada en Australia, y la verdad es que cambia mucho. Recuerdo que antes llegaba a Melbourne y estaba con el horario cambiado, incluso a veces empezaba el torneo y jugaba mi primer partido durmiendo cinco o seis horas, sin haber podido descansar bien. Este año eso no me va a pasar. Acabé la ATP Cup bastante cansado porque fue un torneo muy exigente, pero no he jugado nada esta semana antes del Abierto de Australia para descansar un poco. He entrenado de menos a más con el objetivo de estar al 100% mañana.

FL. Para mí, ha sido duro, pero también positivo. Es difícil cuando planificas el comienzo del año porque siempre surgen dudas: no sabes si jugar mucho, si jugar poco… Creo que este Grand Slam llega muy pronto para todos nosotros, así que a veces es complicado la manera de plantearlo. Creo que ha sido un acierto jugar la ATP Cup. No pude entrenar prácticamente nada en Madrid, y estar aquí en Australia 15 días me ha venido muy bien. Me penalizó llegar a Auckland tan tarde, pero a veces las cosas surgen de la manera más inesperada. Cuando crees que todo está imposible, acaba saliendo bien. Un vuelo de tres o cuatro horas, sin haber podido entrenar, la lluvia canceló mi primera ronda y tuve que jugar dos partidos en un día. Lo que pasó en Auckland es justo lo que necesita un tenista al principio del año: jugué nueve sets en dos días contra rivales de máximo nivel. Estoy contento, llego bien preparado.