© Andrew Eichenholz/ATP Tour

Martínez ganó por primea vez un partido en un Main Draw de Grand Slam y va por más.

Martínez: “Voy A Salir A Ponérselo Muy Difícil A Medvedev”

El español viene de la qualy y se medirá en R2 ante el preclasificado No. 4

Pedro Martínez Portero ha jugado nueve sets en menos de una semana en Melbourne, los ha ganado los nueve. 

Para el español de 22 años han sido, además, los nueve sets más redituables desde lo deportivo en su carrera, viniendo de la fase previa y metiéndose en la segunda ronda en el Abierto de Australia después de derrotar a Dominik Koepfer 6-4 6-4 7-5 para sumar su primera victoria en el cuadro principal de un torneo Major.

“Estoy muy contento… Ya había pasado la qualy en París, pero esta vez dejé a un lado los nervios y salí a jugar desde el principio y he competido tan bien”, analizó tras conseguir una importante victoria luego de conectar 41 golpes ganadores y solo 25 errores no forzados. 

¿Fue una especie de liberación lograrlo? “No había ganado un partido ATP y menos en un Grand Slam y no está mal”, dijo con una sonrisa Martínez, quien se convirtió en el séptimo tenista español en acceder a la segunda ronda, desveló que lo primero que hizo tras la gesta fue llamar a su entrenador y su padre. “Es un premio a muchos años de trabajo, viajando y jugando por pistas no tan buenas como esta”, apuntó el jugador de Alcira.

También Podría Interesarle: Tabilo: “Es El Partido Más Importante De Mi Carrera”

Tras ese esfuerzo que nombra Martínez, se ha ganado por mérito propio enfrentarse contra Daniil Medvedev, cuarto preclasificado, seguro en una de las pistas principales, para luchar por un puesto en tercera ronda. “Sus últimos meses han sido un escándalo”, dice con espontaneidad. 

“No puedes salir a mirar al otro por debajo de los hombros porque al final y al cabo tienes que competir. Está claro que va a ser muy difícil”, añadió el valenciano. No obstante, lejos está de resignarse y aseguró que saldrá “a ponérselo muy difícil” porque “no tiene nada que perder”. Si bien no tienen antecedentes en profesionales, Martínez enfrentó al ruso hace seis años en el cuadro juvenil en Roland Garros con victoria para Medvedev por 7-5 y 7-6. 

Ahora, sin perder sets en el torneo y con la ilusión por el cielo, Martínez tiene motivos para creer que su estadía en Melbourne puede alargarse todavía más e irá por uno de los batacazos del torneo. 

Más Historias como esta