© Daniel Pockett/Getty Images

Rafael Nadal venció a Federico Delbonis en la segunda ronda del Abierto de Australia el jueves.

Visita Sorpresa: Nadal Pasa 20 Minutos Con la Recogepelotas Anita

El No. 1 le regaló una gorra firmada y se hizo un selfie con ella

Rafael Nadal ganó su partido de segunda ronda de Abierto de Australia ante Federico Delbonis, pero el final del encuentro dejó una de las imágenes del torneo: el No. 1 del mundo golpeó involuntariamente a una recogepelotas tras conectar un resto e inmediatamente acudió corriendo a la red para ver si se encontraba bien, dándole un beso para consolarla por el pelotazo. Luego, al acabar el cruce, Nadal volvió para regalarle su cinta del pelo, y se despidió de ella diciéndole que había sido muy valiente.

Pero ahí no terminó la historia.

Este viernes, al acabar de entrenar en la pista 24 del National Tennis Center de Melbourne Park para preparar su encuentro contra Pablo Carreño Busta de la tercera ronda, Nadal se acerco a la planta superior del complejo para ver de nuevo a Anita, la recogepelotas, y asegurarse de que estaba bien, compartiendo un rato con ella. Además, el campeón de 19 grandes le regaló una gorra de la Rafa Nadal Academy firmada por él. Durante más de 20 minutos, Nadal se sentó en una mesa con la recogepelotas, acompañada de sus padres y de su hermano Mark, y estuvo interesándose por su estado, además de compartir algunas otras anécdotas. Antes de despedirse, el español se hizo un selfie con ella.

“Es mi tenista favorito”, dijo Anita en Channel 9 después del encuentro con Nadal. “Me ha preguntado si estaba bien. Ha sido super simpático conmigo y me ha regalado esta gorra en la que pone ‘para mi mejor amiga Annita”, prosiguió la recogepelotas. “Es mi primer año de recogepelotas. No me imaginaba que esto iba a ocurrir. Espero que él gane el Abierto de Australia”.

También Podría Interesarle: Nadal Y Unas Cálidas Disculpas Con Una Ballgirl

"Me he asustado porque tenía un gran golpe", dijo Nadal el jueves tras la victoria ante Delbonis. "La bola venía muy fuerte porque era un resto al que le tienes que sumar la velocidad del servicio", explicó el español.

“Se ha llevado un buen golpetón… me he asustado realmente porque la velocidad de la bola era alta y salió disparada directa a su cabeza. No sabes lo que puede suceder", añadió el tenista. "La niña ha sido una fenómena, siempre muy entera y solo le caía un poquito de lagrimilla… me he sorprendido porque fue un golpe fuerte y ella reaccionó de manera fantástica".

Más Historias como esta