© Getty Images

Diego Schwartzman quiere sumar su primera victoria ante Djokovic en los Octavos de final en Melbourne.

Schwartzman: “Puedo Ser Competitivo Con Djokovic”

El argentino avisora el duelo de Octavos ante el No. 2 del mundo

Diego Schwartzman rebasa de confianza pero lo suyo va más por la confirmación del trabajo bien hecho que por algún tipo de alarde: en sus tres primeros partidos en Melbourne Park no ha perdido sets y atraviesa los momentos con total seguridad, enalteciendo a cada semana un nombre que se ha ganado en el vestuario. El argentino, que despidió al serbio Dusan Lavjovic, se ha transformado  en uno de los perfiles más combativos del circuito y sus rivales lo saben.

Ahora, se le viene un desafío mayúsculo ante el siete veces campeón en Australia y No. 2 del mundo Novak Djokovic. Sin embargo, y sin dejar de ser realista, su mentalidad se mantiene inconformista. “Jugando de la manera que lo vengo haciendo puedo ser competitivo con Djokovic y estar en partido. No voy a tener que bajar de ahí…”, advierte. 

“Me he sentido bien todos los días. Para lo que sigue debo mantenerlo y mejorar algunas cosas más. No permitirme tener subes y baja y mantenerme al mejor nivel para poder tener chances”, afirmó antes de medirse ante el serbio, quien lidera 3-0 el historial ATP HeadToHead con el argentino.

Para Schwartzman, en tanto, es su segunda vez en la cuarta ronda del primer Major del año… para Nole será su 13ª ocasión. En 2018, el ‘Peque’ cayó ajustadamente ante Nadal, pero ahora siente que llega en condiciones distintas… y mejorado. “Llego de otra manera a la segunda semana,  preparado y consciente de las cosas que tengo que hacer y dejar de hacer, en los partidos y en los días libres”, explicó. 

“Lo tengo claro lo que debo hacer y me ayuda para estar mejor y llego fresco y con buenas sensaciones”, se ilusionó. 

También Podría Interesarle: Diego Schwartzman: Por Qué La Estatura No Me Define


¿Qué cruce es más difícil para el, ante Nadal en París o este contra Djokovic en Melbourne? “Los dos son grandes campeones. Es un poco difícil compararlos”, dijo y remató: “Enfrentar a Djokovic acá es muy bueno para mi, es una segunda semana de Grand Slam para arrancar el año y competir seguido quiere decir que estoy avanzando ronda en los torneos”. 

El de Buenos Aires, tres veces cuartofinalista en Grand Slams, no pierde la esperanza y reconoce que ha encontrado acomodo en el gran fondo de los majors, ajustando su estilo de desgaste al formato de los torneos y sacando a relucir una versión ofensiva de su original esencia: “En mi forma de ver me ya da tranquilidad haber cumplido con lo que dice el ranking en los torneos… pero vamos a ver cómo me va en la siguiente ronda”.

“Ahora queda tratar de dar la sorpresa”, concluye. Lo suyo no es mirar con temor el horizonte si no todo lo contrario. Apuesta a poder imponer su propio estilo al encuentro, no importa quien sea el rival de turno. Incluso ante Novak Djokovic.