© Getty Images

Fernando Verdasco supera a Nikoloz Basilashvili en la segunda ronda del Abierto de Australia.

Verdasco Apunta Al Reto De Zverev

El español quiere avanzar a la segunda semana en Melbourne.

Una pegada como pocas brota de la raqueta de Fernando Verdasco. El español surgió este viernes hacia la tercera ronda del Abierto de Australia con una actuación notable, remontando por 4-6, 7-6(5), 6-4, 6-4 al cabeza de serie No. 26 Nikoloz Basilashvili. El triunfo del madrileño refrenda su gran estado de forma y una realidad en el primer Grand Slam del año: en plenas facultades físicas es un rival temible para cualquier pieza del vestuario.

El semifinalista de 2009 suma dos triunfos en Melbourne Park y ya entra en la zona caliente del torneo, donde los grandes cabezas de serie comienzan a cruzar sus caminos. Este sábado medirá al alemán Alexander Zverev, actual No. 7 mundial y uno de los grandes candidatos a llegar lejos en el torneo.

”Estoy jugando bien”, analizó Verdasco tras firmar su segunda victoria de la semana en suelo australiano. “Durante el partido me he encontrado sin molestias. Si físicamente estoy bien y mantengo el nivel, con Zverev puedo tener opciones de ganar el partido. Tengo confianza de poder optar a la victoria si hago un buen partido”.

También Podría Interesarle: Nadal Suda Para Tumbar A Delbonis

El choque será uno de los duelos estrella de la tercera ronda. Con el objetivo de asomarse al ecuador del torneo y obtener un billete para los octavos de final, el choque ante el tenista de Hamburgo promete una gran expectación en Melbourne. “Es un partido que a cualquier jugador le gusta jugar”, reconoce Fernando. “Cuando no tienes nada que perder sales más cómodo, porque él es el Top 10 y quien tiene la responsabilidad de ganar el partido. Para mí es un partido para darlo todo, intentar disfrutar y jugar lo mejor posible”.

La rivalidad entre ambos refleja un equilibrio absoluto. Español y alemán comparten un 2-2 en el ATP Head2Head y llegan dispuestos a escribir un capítulo brillante. Para Verdasco, que se hizo con el único precedente de Grand Slam entre ambos en Roland Garros, la prudencia será la guía en un choque de altos vuelos.

“Necesito estar bien físicamente. En París-Bercy no lo estaba y me pegó una paliza. Creo que estoy preparado para retarle físicamente puedo plantarle cara”, dice Verdasco. “Voy a intentarlo de todas las formas. De la manera que creo que puede hacerle más daño. Espero que él no esté lo más fino posible”, reconoce.

“Le he ganado dos veces y él a mí otras dos. Espero que este cruce no le haga gracia y tenga sus dudas. Que tenga sus pensamientos de partido exigente. Para que eso pase yo tengo que jugar bien. Cada partido es un mundo, hay días en los que estás más fino y días en los que menos. Pueden pasar muchas cosas. Si juego mi mejor tenis y él no está super inspirado puedo tener opciones. Y confío en que las voy a tener. Cuando le has ganado dos veces y cuando has batido a un jugador confías en que lo puedes volver a hacer”.

Más Historias como esta