© Barcelona Open Banc Sabadell

Albert Ramos supera a Holger Vitus Nodskov Rune en el Barcelona Open Banc Sabadell.

La #NextGenATP Se Deja Notar En Barcelona

Rune exige tres horas a Ramos; Musetti vence a Feliciano

El Barcelona Open Banc Sabadell ofreció este jueves un buen ejemplo del potencial que atesora la #NextGenATP. Sobre las pistas de la Ciudad Condal, en uno de los enclaves más icónicos de la gira de tierra batida, los jóvenes con mayor proyección del circuito desafiaron a grandes figuras locales. Un cruce entre generaciones a digerir por los más veteranos.

Albert Ramos-Viñolas necesitó exprimirse al límite para batir al danés Holger Vitus Nodskov Rune, al que superó por 6-7(2), 6-1, 7-6(2) tras tres horas y siete minutos de partido. Un esfuerzo supremo para abrir su participación en su ciudad natal, donde la juventud cobra caro cada partido.

“Son partidos muy complicados contra ellos”, reconoció Ramos. “Según mi forma de verlo, ellos tienen poco que perder y juegan más sueltos. Cuando te toca un chico joven, como me pasó cuando jugué con [Carlos] Alcaraz en Río, vas algo más nervioso. Al tener ellos este nivel tan bueno, los partidos se igualan muchísimo”.

La jornada no dejó lugar a dudas. Sobre la pista Rafael Nadal, un escenario donde se concentraron muchas miradas, el italiano Lorenzo Musetti fue capaz de dominar por 6-3, 6-4 al veterano Feliciano López, el jugador con más participaciones de la historia (20) sobre la arcilla de Barcelona. El tenista más joven del Top 100 firmó una de sus victorias de mayor prestigio pidiendo un claro paso hacia la zona alta del circuito.

También Podría Interesarle: Nadal: "En Barcelona Tengo Otra Oportunidad"

“Tanto Sinner como Alcaraz, Musetti y Rune son los chicos que más están despuntando”, analiza Ramos, que conoce de primera mano la evolución de todos ellos. “Algunos están teniendo la oportunidad de tener invitaciones en torneos grandes y están dando muy buen nivel. Rune quizá está un poco más abajo en el ranking, pero tiene buen nivel y pronto va a empezar a ganar partidos”.

Con la meta de las Next Gen ATP Finals como estímulo al cierre de la temporada, los menores de 22 años siguen dejando pruebas de su talento. Una realidad que no escapa a la mirada de los más veteranos.

“El circuito está un poco revuelto. Creo que estos chicos jóvenes están destacando más rápido de lo que otros lo han hecho en las últimas temporadas”, valoró Ramos. “Creo que al ser europeos, que juegan bien en tierra como se ve en estos torneos. Está habiendo una especie de cambio también con la pandemia. Vamos a ver cómo termina todo pero se ve algo de cambio”.

Sobre suelo español, la atención se centra sobre los hombros de Alcaraz. El murciano afronta este martes su primera participación en el ATP 500 de Barcelona, asumiendo unos galones de futuro en sus manos.

“Creo que tiene un nivel muy alto, para llegar muy lejos”, advierte Ramos. “Tiene un gran potencial, la pelota le corre mucho, juega muy rápido. Resta muy agresivo, desde el fondo no deja que le dominen. Es el juego que más se lleva ahora. Ahora juegan mucho más al ataque que años atrás. Si no le pasa nada, tiene muchas cosas para llegar arriba. No sé si arriba del todo pero al Top 10 creo que seguro”.

En Barcelona, donde se respira la tradición de las más clásicas costumbres, la nueva generación deja notar sus pasos.