© Paul Crock/Getty Images

Roberto Bautista Agut tiene un impresionante balance de 10 victorias y ninguna derrota en 2019.

Bautista Agut, Como Nunca Antes

El español se impone a Marin Cilic y alcanza sus primeros cuartos de final de Grand Slam en el Abierto de Australia

Flotando sobre la pista, como él mismo dijo que se sentía hace días, Roberto Bautista Agut dio un nuevo golpe encima de la mesa en el Abierto de Australia. El domingo, en la Margaret Court Arena, el español venció 6-7(6), 6-3, 6-2, 4-6 y 6-4 a Marin Cilic, vigente finalista del torneo, para meterse en los cuartos de final de Grand Slam, los primeros que alcanza en su carrera tras caer en los 9 intentos anteriores.

Bautista Agut, protagonista de un arranque de año inmaculado, con el título en Doha como mayor conquista, siguió alimentando su racha en el Abierto de Australia, venciendo a Cilic y estirando hasta 10-0 su marca en este 2019, que ha arrancado a velocidad de crucero para el jugador español.

Hasta hoy, el croata se había impuesto en cuatro de los cinco enfrentamientos anteriores con Bautista Agut. Y con esa misma intención comenzó el encuentro Cilic, decidido a llevarse un nuevo triunfo para estar en los cuartos de final. Sin embargo, pronto se dio cuenta el croata de lo difícil que sería arrebatarle la victoria esta vez a su oponente, que resistió todo lo que le propuso el No. 7 del Ranking ATP.

Mostrando un juego sólido desde el fondo de la pista, reforzado por una agresividad inteligente, Bautista Agut se repuso después de perder la primera manga ante Cilic en un tie-break muy competido, que bien podría haber ganado.

A continuación, Bautista Agut se hizo con los dos siguientes parciales aumentando el nivel, exhibiendo el increíble momento de forma que atraviesa para llevar al límite a Cilic. El croata, claro, ni mucho menos se dio por vencido bajando los brazos.

Cilic forzó el quinto set, obligando a Bautista Agut a disputar por tercera vez en el torneo una manga decisiva. Y el español respondió como hasta ahora: ganando y batiendo su propia marca personal en los grandes escenarios del circuito. De momento, la aventura continúa para uno de los tenistas más en forma del momento.