© Libema Open

Roberto Bautista Agut logró su primer título ATP Tour en 's-Hertogenbosch 2014.

Cuando Bautista Abrió La Vitrina En Césped

El español estrenó su palmarés en 2014 sobre la hierba de 's-Hertogenbosch. 

Roberto Bautista Agut conquistó el primer título ATP Tour de su carrera en el Libema Open 2014, demostrando que su juego en canchas de hierba es todo un peligro. En una superficie históricamente esquiva para el tenis español, el castellonense demostró moverse con soltura, impulsado por un juego con velocidad de piernas y golpes planos.

El español levantó la copa de ’s-Hertogenbosch tras imponerse por 2-6, 7-6(2), 6-4 al alemán Benjamin Becker, sesteando los 13 aces de su rival y una primera manga que se le escapó en apenas 30 minutos de juego. Toda una prueba de resistencia en un partido marcado por las poquedades del campo y las fuertes rachas de viento.

“Nunca imaginé que ganaría un título sobre hierba, pero es cierto que puedo jugar bien en esta superficie”, declaró Bautista, consciente ya por entonces de sus posibilidades en la superficie más rauda del circuito. “El año pasado me sentí muy cómodo en césped y este año he ganado muchos partidos para llevarme este título”, añadió. “Ahora siento que puedo ganar a grandes jugadores en esta superficie”, advirtió el actual semifinalista de Wimbledon. 

En una semana para el recuerdo, Roberto necesitó superar ajustados partidos a tres mangas en las últimas tres rondas del torneo. La experiencia sobre césped de Nicolas Mahut, Jurgen Melzer o Benjamin Becker, respetadas figuras en la superficie, no detuvo el avance de un jugador dispuesto a culminar su ascenso hacia la élite del ATP Tour.

Una de las figuras más emergentes del ATP Tour en 2014, el español pasó de ocupar el No. 73 del FedEx ATP Rankings al inicio de la temporada a auparse hasta su mejor posición en el No. 23 con la copa de ’s-Hertogenbosch. Todo un impulso definitivo en su camino hacia la élite.

También Podría Interesarle: Las Grandes Cifras En Activo Sobre Hierba

“Solamente deseo mantenerme sano y veremos qué ranking puedo alcanzar al final de la temporada”, declaró el español. “Me siento muy feliz porque venía jugando bastante bien este año, pero todavía no tenía un trofeo en casa. Estaba muy enfocado en conseguirlo”.

En una campaña de eclosión definitiva, apenas tres semanas después de triunfar sobre la hierba holandesa Bautista levantaría su segundo título ATP Tour dominando la arcilla de la MercedesCup en Stuttgart. Una demostración de su fiabilidad en todo tipo de pistas y una clave para culminar la temporada 2014 como No. 15 mundial.

Siete años después, la fiabilidad de Bautista sigue siendo la misma. Y eso incluye su buena relación con el césped. Sobre ella coronó su primer título ATP Tour, sobre ella firma la mejor efectividad de triunfos de su carrera (70.5%) y sobre ella dio forma a su resultado más potente en Grand Slam, con las semifinales firmadas el pasado año en el All England Club de Londres.

Desde que ganase en ’s-Hertogenbosch Bautista siempre ha permanecido en el Top 30 mundial. Un punto de inflexión en su carrera.

Más Historias como esta