© ATP Tour

Tomas Berdych y su esposa, Ester, durante el homenaje en las Nitto ATP Finals por el retiro del checo.

Tributo: Berdych Dice Adiós En Londres

El checo anunció su retiro el sábado en las Nitto ATP Finals.

Tomas Berdych creó muchos momentos memorables en Londres a lo largo de su carrera, al llegar a su única final de Grand Slam en Wimbledon 2010 y tras hacer seis apariciones consecutivas (2010-2015) en las Nitto ATP Finals, ganando nuevos fans cada año con su poderoso juego de fondo, centrado en un golpe de derecha letal y su inquebrantable compostura bajo presión.

La capital británica demostró ser un lugar apropiado para que Berdych decidiera detener su historia de 17 años en el ATP Tour. El checo de 34 años anunció su retiro del tenis profesional el sábado en The O2 y participó en una ceremonia especial en la cancha que celebró sus logros. Berdych compitió en su último partido profesional en el US Open de este año y dijo que una lesión en la espalda en curso lo obligó a retirarse.

“La sensación que tuve en mi último partido oficial fue que había intentado absolutamente todo, pero el resultado final es como es”, dijo Berdych. “El nivel que siempre perseguía, los mejores resultados, estar en las primeras posiciones [del Ranking ATP]... mi cuerpo no me permite hacerlo”.

“Siempre miro las situaciones de manera muy realista. Tenía los pies sobre la tierra cuando tomé la decisión conmigo mismo y con mis seres queridos. sentí un gran alivio”.

Berdych ganó 13 títulos ATP Tour durante su carrera, incluido el Rolex Paris Masters 2005 (v. a Ljubicic), cuando llegó como un joven de 20 años y siendo el No. 50 en el Ranking ATP. También condujo a República Checa a los títulos de la Copa Davis de 2002 y 2003. Berdych fue un elemento básico en los niveles más altos del juego durante más de una década, alcanzando el Top-10 durante 11 temporadas (2006-2008, 2010-2017) y llegando a ser el No. 4 en mayo de 2015.

Berdych 2005 Paris

Pero el checo todavía ve su final de Wimbledon como el pináculo de su carrera. Sorprendió al campeón defensor Roger Federer en los cuartos de final, luego siguió con una victoria en sets corridos contra Novak Djokovic antes de caer en la final ante Rafael Nadal. Aunque algunos se refirieron a sus dos semanas en The All England Club como una carrera de ensueño, lo vio como una extensión lógica de largas horas en la cancha de práctica.

“No diría que fue un sueño. Fue un buen resultado, pero los resultados vienen después de un trabajo realmente duro y eso es lo que estoy haciendo. Para esto me estoy preparando todos los días”, dijo Berdych después de su victoria en la semifinal sobre Djokovic. “No está sucediendo como un milagro. Debes hacer algo para lograr esos buenos resultados”.

Berdych 2010 Wimbledon

Aunque el juego de Berdych nunca lo traicionó, finalmente aceptó que su cuerpo sí. Se perdió los últimos cinco meses de la temporada 2018 debido a su lesión en la espalda y se limitó a nueve eventos a nivel de gira este año. La profesionalidad consumada de Berdych a lo largo de su carrera, incluidos los intentos de recuperar la salud completa, le hizo más fácil colgar sus raquetas.

“No me arrepiento de nada. Incluso las cosas malas o las experiencias negativas por las que pasé estuvieron allí por una razón. Sin ellas, no sería tan bueno como antes”, dijo Berdych. “Siempre intentaba hacer lo mejor que podía. Esto es algo que creas con tus logros y tu comportamiento. Estaba listo para cada partido y ponía el 100 por ciento cada vez que pisaba la cancha”.

Aunque retirarse de cualquier profesión después de 17 años plantea desafíos, Berdych está listo para el próximo capítulo de su vida. Está ansioso por pasar más tiempo con sus seres queridos y explorar nuevas posibilidades disponibles para él.

“El plan es no tener plan. Los últimos 15 o 20 años fueron tan agitados que solo necesito exhalar fácilmente”, dijo Berdych. “Necesito tener tiempo para mí y mi familia, quienes me dieron casi todo. No tuve el tiempo adecuado porque la carrera de tenista requiere ser muy egoísta en el deporte. Y ahora tengo el tiempo”.

“El deporte era mi vida desde que era un niño hasta ahora y no cambiaría eso, absolutamente. Pero realmente no sé si va a seguir siendo mi profesión o solo como un hobby. Y no quiero saberlo. Realmente solo quiero tener todos los días como una pizarra limpia”.