© Ella Ling/ATP Tour

Novak Djokovic felicita a Dominic Thiem tras la agónica victoria del austriaco en semifinales de las Nitto ATP Finals 2020.

El Épico Thiem-Djokovic Lidera Los Mejores Partidos Del ATP Tour 2020

El duelo Medvedev-Nadal, también disputado en las Nitto ATP Finals, elegido como el 2° mejor partido de la temporada.

Continuando con nuestra revisión de la temporada 2020, hoy analizamos los dos mejores partidos ATP Tour del año.

Estos dos memorables enfrentamientos se disputaron justamente en el penúltimo día de la temporada: en las semifinales de las Nitto ATP Finals. Los clásicos involucraron a los cuatro mejores jugadores en el FedEx ATP Rankings, con dos estrellas aún en ascenso que derrotaron a dos grandes de todos los tiempos, potencialmente sirviendo como un presagio de 2021 y más allá.

2) Daniil Medvedev v. a Rafael Nadal, Nitto ATP Finals, Londres, SF, 21 de noviembre de 2020 (Estadísticas del partido)
Cuando Rafael Nadal gana el primer set, es como un tren que rueda cuesta abajo: hay muy poco que pueda detenerlo.

Al ingresar a las semifinales de las Nitto ATP Finals de este año contra Daniil Medvedev, el español había ganado 71 partidos consecutivos después de reclamar el primer set. Nadal aprovechó un descuidado juego de servicio de Medvedev en el primer set para quedar en una posición privilegiada en su intención por ganar un lugar en el partido por el campeonato y acercarse a su primer título en el torneo de final de temporada.

Y no solo Nadal ganó el primer set. También parecía tener todo bajo control. El legendario zurdo no se estaba abriendo camino hacia la victoria como era de esperarse, estaba frustrando al ruso con su golpe de revés y lanzándose a la red en cada oportunidad, a menudo con éxito. Con un récord ATP Head2Head de 3-0 contra Medvedev en la mano y un quiebre en el segundo set, su intento de sacar para el partido 5-4 en el segundo set parecía el preludio de una conclusión inevitable. Pero Nadal no estuvo en su mejor momento, lo que permitió que Medvedev volviera a servir.

Nadal es uno de los jugadores más intimidantes en el ATP Tour, pero Medvedev se mantuvo firme en la línea de fondo y cambió su plan de juego. Fue más agresivo e incluso se coló en la red, lo que es atípico para él, con gran éxito.

La tenacidad de Medvedev bajó el nivel de Nadal pare finalmente reclamar una victoria por 3-6, 7-6 (4), 6-3. El ruso empujó el tren colina arriba y lo detuvo.

“Al final del [segundo] set yo jugaba un poco mejor que él, y luego en el 5-4 creo que él jugó un buen juego y yo no. Jugué un mal juego. Eso es”, dijo Nadal. “Pero tuve una gran oportunidad. Perdí una gran oportunidad. Él lo hizo muy bien”.

Medvedev aprovechó ese impulso en el partido por el campeonato, en el que reclamó el título más grande de su carrera. El jugador de 24 años se convirtió en el primero en derrotar a los tres mejores jugadores del FedEx ATP Rankings en las Nitto ATP Finals, y fue necesaria una batalla desde el borde del precipicio contra Nadal para lograrlo.

“Para vencer a Rafa necesitas todo”, dijo Medvedev. “[Necesitas] un buen revés, un buen golpe de derecha este día. Mentalmente necesitas ser súper fuerte, porque él está ahí en todos los puntos”.

1) Dominic Thiem v. a Novak Djokovic, Nitto ATP Finals, Londres, SF, 21 de noviembre de 2020 (Estadísticas del partido)
Después de que Dominic Thiem consiguiera su primer título de Grand Slam en el US Open de este año, el austriaco pensó que sus nervios se calmarían en los grandes momentos.

En las semifinales de las Nitto ATP Finals, aprendió que los nervios nunca desaparecen: “Eso fue un error, supongo”, admitió Thiem. “Estaba tan tenso y nervioso como antes. Estaba tan al límite…”.

Los recientes enfrentamientos de la pareja pusieron el listón alto. En las semifinales de Roland Garros 2019, Thiem necesitó más de cuatro horas para vencer a Djokovic por 7-5 en el quinto set. Este febrero, se midieron en la final del Abierto de Australia, con Djokovic abriéndose camino hacia la victoria. Ahora, un lugar en el partido por el campeonato del torneo de final de temporada estaba en juego. Djokovic y Thiem fueron artistas de alto nivel en The O2; dos de los mejores del mundo en su oficio, poniéndolo todo en juego.

Thiem volvió a salir balanceándose. Aunque no hubo fans que rugieran para alentar a las estrellas en la cancha central, el austriaco intentó vencer al 36 veces ganador del ATP Masters 1000. El principal sembrado, que buscaba un sexto título en las Nitto ATP Finals y un cierre exitoso para su temporada estelar, tuvo que salvar cuatro puntos de partido en el segundo set, incluso uno conectando un golpe de derecha que aterrizó justo en la línea. Djokovic ya no caminaba sobre una cuerda floja, sino que intentaba mantener el equilibrio mientras pedaleaba con un monociclo.

Por segundo año consecutivo, Djokovic y Thiem lucharon por un desempate en el último set en The O2. En 2019, Thiem derrotó a Djokovic, pero eso fue en un juego de todos contra todos. Esta vez, para eliminar al serbio del torneo, Dominic tendría que mantener los nervios después de una derrota devastadora en el segundo set.

A pesar de ir perdiendo 0/4 en el tie-break, Thiem agarró su raqueta con fuerza y buscó la victoria, ganando siete de los últimos ocho puntos para una impresionante victoria por 7-5, 6-7 (10), 7-6 (5). Djokovic no perdió el partido de ninguna manera; Thiem se lo quitó.

“Desde el 0/4 en el tie-break del tercer set, fui por cada tiro y todos los golpes entraron”, dijo Thiem. “Fue increíble, y no va a ser así en todos los partidos que juegue”.

“Tengo que dejar mi sombrero y decir felicitaciones”, dijo Djokovic. “De hecho, no jugué mal en ningún punto después del 4/0. Pensé [en] cada punto, estaba en eso. Le pegué a la pelota, no la empujé, pero él simplemente la rompió y jugó muy bien”.

Con su quinta victoria contra Djokovic (ahora récord de 5-7), Thiem se unió a Andy Murray como los únicos jugadores en vencer a cada miembro de los Tres Grandes en cinco o más ocasiones. No pudo reclamar el título, perdiendo contra Medvedev, pero ayudó a crear un partido clásico que vivirá en la memoria de los fans durante los próximos años.