© Peter Staples/ATP Tour

Andrey Rublev remontó un 0-2 en sets y un 2-5 en la 3ª manga para batir a Sam Querrey en Roland Garros.

Las Mejores Remontadas De 2020 En Grand Slams

Remontadas dramáticas del ATP Tour 2020 en majors, primera parte.

Continuando con la serie que ya destacó los mejores partidos de Grand Slam en 2020, ATPTour.com ahora repasa las cinco remontadas más dramáticas en majors esta temporada, empezando hoy con la parte 1. La próxima semana veremos mejores partidos, y mayores sorpresas y remontadas en torneos ATP.

Andre Agassi dijo una vez que lo mejor del tenis es que "no puedes quedarte sin tiempo... mientras sigamos jugando, tengo una oportunidad". La pandemia cambió la forma en que se desarrolló la temporada de tenis, pero el adagio de Agassi fue tan cierto como siempre en un año lleno de remontadas épicas, particularmente en los Majors, donde los jugadores tienen cinco sets llenos de lienzos para pintar.

La temporada de Grand Slam comenzó con 29 partidos de cinco sets en el Abierto de Australia y terminó con un toque francés: un Roland Garros maravillosamente impredecible que estuvo lleno de remontadas, sorpresas e historias de Cenicienta.

Fognini

5. Fabio Fognini v. a Reilly Opelka, Australian Open, R1, 21 de enero de 2020
Los partidos de Fabio Fognini a menudo se parecen mucho a las películas de Federico Fellini: llenas de drama, comedia oscura, destellos de brillantez, suspense, mucho diálogo y algunos gestos ocasionales con las manos. Fognini pasó gran parte de los dos primeros sets de su partido de primera ronda contra Reilly Opelka en el Abierto de Australia hablando consigo mismo y con cualquiera que quisiera escuchar, como si estuviera ensayando para una audición en una película. El estadounidense lo había vencido el año anterior en la primera ronda del Abierto de Estados Unidos y mientras sacaba con una ventaja de dos sets a cero, lanzando aces de 225 kmh aquí, allá y todas partes, parecía que volvería a ocurrir.

Parecía muy probable que el italiano dijera arrivederci Melbourne. Pero después del segundo set, Fognini obtuvo exactamente el giro de la trama que necesitaba: la lluvia bíblica que mantuvo el juego hasta el día siguiente. Después de una buena noche de sueño y, presumiblemente, de una buena ración de pasta, el italiano era un hombre nuevo al día siguiente. Finalmente se las arregló para romper el aparentemente impenetrable servicio de Opelka en el tercer y cuarto sets, y logró un golpe de derecha en el punto de partido en el Match Tie-Break del quinto set para asegurar un thriller de tres horas, 38 minutos, con parciales de 3-6, 6-7 (3), 6-4, 6-3, 7-6 (10/5).

"Tuve suerte de que la lluvia llegara en el momento adecuado", dijo Fognini después del partido. “Ayer el jugaba mejor que yo. Solo perdí un quiebre y estaba dos sets menos. Estos muchachos (los grandes sacadores) siempre son difíciles de enfrentar, pero tenemos que hacerlo ".

También Podría Interesarle: Los Mejores Partidos De Grand Slam De 2020: 1 Y 2

Murray

4. Andy Murray d. Yoshihito Nishioka, US Open, R1, 1 de septiembre de 2020
Andy Murray es una leyenda en el deporte. Pero al llegar al US Open 2020, su FedEx ATP Ranking era un modesto No. 115 mientras continuaba su regreso de una cirugía de cadera que le salvó su carrera. Sir Andy no había jugado un Major en más de un año y no había logrado una victoria en un Grand Slam desde que venció a James Duckworth, que entonces ocupaba el puesto No. 448, en el US Open en 2018.

Las expectativas de Murray al ingresar al evento eran modestas y una vez que perdió dos sets y un quiebre en el tercer set en su partido de primera ronda contra Yoshihito Nishioka, incluso él debió haber estado pensando que se cerraba el telón de su torneo en Nueva York. Después de todo, el escocés no había ganado un partido de cinco sets desde que venció a Jo-Wilfried Tsonga en Wimbledon en 2016. Pero Murray hizo lo que siempre hace: no se rindió.

Murray cortó el ritmo, corriendo cada bola, esperando que el japonés se enfriara y simplemente perseveró. Cuando finalmente se impuso 4-6, 4-6, 7-6 (5), 7-6 (4), 6-4, en cuatro horas, 39 minutos, estaba demasiado agotado para celebrar.

“Tienen un baño de hielo en el vestuario y dijeron que era para emergencias”, dijo Murray en pista. “Para mí, esto es una emergencia en este momento. Preguntaré y veré si me permiten usar el baño de hielo. Si no, intentaré regresar al hotel lo más rápido que pueda ".

Murray de hecho obtuvo permiso para sumergirse en su añorado baño de hielo, pero no fueron suficientes sus esfuerzos para recuperarse, pues sufrió una derrota en la siguiente ronda y en sets corridos frente a Felix Auger-Aliassime.

3. Andrey Rublev d. Sam Querrey, Roland Garros, R1, 29 de septiembre de 2020
Andrey Rublev llegó tarde a la fiesta de Roland Garros este año después de ganar el European Open de Hamburgo. Y también llegó tarde en cada uno de sus primeros tres sets contra el veterano estadounidense Sam Querrey. El ruso de 23 años llegó al evento con mucha energía, pero solo tuvo un día para recuperarse de su carrera por el título en el torneo ATP 500 antes de enfrentarse a Querrey en la primera ronda en París.

Se quedó atrás 3-0 en el primer set, se recuperó, pero aun así perdió el tie-break. El segundo set fue como un déjà vu: perdía 4-0, remontaba, pero aún así perdió en otro tie-break. El tercer intento fue un encanto para Rublev, quien estaba perdiendo 2-5 en el tercer set antes de anotar cinco juegos consecutivos para capturar el set, cuando la combinación dominante de saque y derecha de Querrey que produjo 80 tiros ganadores en el partido comenzó a fallar. Después de llevarse el cuarto set, Rublev coronó una notable victoria por 6-7 (5), 6-7 (4), 7-5, 6-4, 6-3 persiguiendo un drop shot y lanzando un golpe de derecha ganador para asegurar la victoria en tres horas y 17 minutos.

Después del partido, le preguntaron cómo lo había hecho.

"No lo sé", dijo. “Estaba completamente seguro de que se había acabado. Tuve tanta suerte... Me sentía completamente tenso. Un ahogo a otro nivel. Desde el primer punto del partido hasta el último estaba completamente congelado... No muchas veces estuve así de tenso. De todos modos, estoy feliz de tener este regalo más de que estoy aquí, y estoy vivo”.

De hecho, vaya si estaba vivo. Llegó a los cuartos de final, donde perdió en una revancha de la final de Hamburgo ante Stefanos Tsitsipas.