© Getty Images

Gilles Simon superó a Felix Auger Aliassime en el Australian Open 2020.

Las Mayores Sorpresas Del Año En Grand Slams

Resultados insospechados del ATP Tour 2020 en majors, primera parte.

Continuando con nuestra revisión de la temporada 2020, hoy analizamos tres de las cinco principales sorpresas del año en Grand Slams. Mañana repasaremos las dos primeras. La semana que viene, veremos los mejores partidos, remontadas y sorpresas en los torneos ATP Tour.

5. Ernest Gulbis v. a Felix Auger-Aliassime, Abierto de Australia, R1, 21 de enero de 2020

Hace cinco años, Ernest Gulbis estaba en el Top 20. En ese momento, Felix Auger-Aliassime (FAA, para abreviar) era un joven de 15 años que ganaba sus primeros puntos en eventos Challenger y Futures en lugares como Lima, Perú, y Drummondville, Canadá. Pero cuando se enfrentaron este año en la primera ronda del Abierto de Australia, sus carreras parecían ir en direcciones opuestas.

Gulbis, uno de los jugadores más coloridos y citables del juego, llegó al partido en el puesto 256 y tuvo que ganar tres partidos de clasificación para entrar en el cuadro principal. Su última victoria en el cuadro principal de un major había sido en Wimbledon en 2018, cuando venció a Alexander Zverev en su camino a la cuarta ronda.

Algunos de sus viajes de tenis recientes antes del torneo incluían eventos Challenger en Nueva Caledonia, Vancouver, y Los Cabos, México, donde ganó su último partido a nivel del Tour seis meses antes. Gulbis no había ganado un partido de cuadro principal en el Abierto de Australia en los seis años previos al evento.

Félix, entonces No. 22 en el FedEx ATP Ranking, llegó a Australia como una estrella fugaz, luego de una temporada en la que su clasificación subió del No. 106 al 17 antes de retroceder algunos lugares al final de la temporada.

FAA llegó a Melbourne después de una sólida aparición en semifinales en el Adelaide International la semana anterior, cuando cayó ante el eventual campeón Andrey Rublev por 6-4 en el tercer set. También venció a Gulbis (quien también fue una sensación adolescente en 2008, cuando llegó a los cuartos de final de Roland Garros a los 19 años) en Stuttgart varios meses antes en el único partido entre ambos.

Pero nadie ganó un partido de tenis al enviar su currículum al juez de silla, y el veterano llevó su impulso desde la qualy hasta la Arena 1573, donde el letón derrotó al joven canadiense 7-5, 4-6, 7-6 (4), 6-4 en tres horas, 35 minutos. FAA cometió 44 errores no forzados, incluidas siete dobles faltas, y el astuto Gulbis hizo un uso efectivo de su drop fino y su derecha poco ortodoxa.

Gulbis estaba emocionado después de la victoria, discutiendo su largo camino de regreso a la victoria en torneos de este tipo.

“No es fácil”, dijo. “No es fácil volver, no es fácil jugar Challengers, pero estos momentos realmente valen la pena”.

Gulbis ganó su siguiente partido contra Aljaz Bedene, luego cayó en la tercera ronda ante Gael Monfils.

 

Cameron Norrie, US Open. Getty Images

4. Cameron Norrie v. a Diego Schwartzman, US Open, R1, 1 de septiembre de 2020

Como todos los entrenadores de tenis, Juan Ignacio Chela nunca contará a la prensa los planes de juego que traza para su pupilo Diego Schwartzman. Pero tenga la seguridad de que antes del partido de primera ronda de Diego contra Cameron Norrie, Chela no elaboró un plan de juego para el noveno sembrado del torneo que incluía ganar solo el 53% de sus puntos de primer servicio, ceder 31 puntos de quiebre y golpear 50 errores no forzados (81) que tiros ganadores (31).

Desafortunadamente para Schwartzman, hizo todas esas cosas y, sin embargo, como testimonio de su fortaleza, logró permanecer en la cancha cuatro horas antes de perder en lo que fue una de las sorpresas más extrañas e intrigantes del año.

Norrie, que en ese momento ocupaba el puesto 76, tiene una amplia colección de pasaportes gracias a su educación internacional: nació en Sudáfrica de padre escocés y madre galesa, pero jugó para Nueva Zelanda hasta que se mudó a Gran Bretaña a los 16 años.

Los dos tenistas habían dividido sus dos encuentros anteriores. Pero parecía que el argentino ganaría este encuentro, ya que se llevó los dos primeros sets 6-3, 6-4.

También Podría Interesarle: Federer, Thiem En El Top 2 De Remontadas En Grand Slam De 2020

“Estaba cometiendo demasiados errores”, comentaría Norrie después del partido. “Él no había hecho casi nada para estar dos sets a cero arriba”.

Norrie comenzó a jugar de forma más agresiva en el tercer set, acercándose a la red con regularidad y generando puntos de quiebre tan rápido como las máquinas de lotería escupen números perdedores, aunque convirtió solo 11 de sus 31 oportunidades. De hecho, los fans que odian el tenis con servidores dominantes estaban en el cielo, ya que los jugadores se combinaron para un récord del torneo de 58 puntos de quiebre.

Schwartzman estaba legítimamente de mal humor hacia el final del partido y parecía estar luchando físicamente en el quinto set. Sin embargo, cavó profundo, como siempre lo hace, y logró una ventaja de 5-3 en el set decisivo. Allí, el británico salvó un punto de partido y luego otro en el 5-4. Un Schwartzman claramente cojeando salvó dos puntos de partido, pero perdió los últimos cuatro juegos, dando a Norrie una improbable victoria por 3-6, 4-6, 6-2, 6-1, 7-5 que nunca olvidará.

“El tenis y el nivel no fueron tan buenos, pero tuve una buena actitud en todo momento y estuve feliz con eso”, dijo Norrie después del partido. “Tengo suerte de superar eso... fue difícil. Cincuenta y ocho [puntos de quiebre] es mucho”.

Norrie venció a otro argentino, Federico Coria, en la siguiente ronda y fue eliminado en Nueva York por Alejandro Davidovich Fokina en la tercera ronda. Fue su mejor resultado en un Major, y probablemente será el único partido que jugará con 58 puntos de quiebre.

 

Vasek Pospisil, US Open. Getty Images

3. Vasek Pospisil d. Milos Raonic, US Open, R2, 3 de septiembre de 2020

Quizás no debería considerarse una sorpresa toda vez que su lema es “Anything is Pospisil” (un juego de palabras sobre la frase “Todo es posible”). Pero creemos que el canadiense pertenece a esta selección en virtud de un par de sorpresas que logró en el US Open contra su compatriota Milos Raonic y el español Roberto Bautista Agut.

Era la primera vez que cuatro hombres canadienses llegaban a la segunda ronda de un evento de Grand Slam desde que cinco jugadores avanzaron en la primera ronda del Campeonato de Estados Unidos de 1959. El oponente de Pospisil era un rostro muy familiar. Él y Raonic, nacidos con solo seis meses de diferencia pero en lados opuestos del país (Pospisil es de Vancouver, Raonic de Ontario) se han estado enfrentando desde su juventud.

“Creo que (Vasek) ganó casi todos a lo largo de nuestra carrera juvenil, luego yo gané casi todos excepto el último a través de nuestras carreras profesionales”, dijo Raonic antes del partido.

De hecho, Pospisil venció a Raonic en tres torneos ITF Futures antes de que Raonic venciera a Pospisil en un evento ATP Challenger Tour. A nivel ATP Tour, Raonic ganó dos de sus tres encuentros.

Pospisil, entonces No. 94 del mundo, estaba disfrutando un poco de un resurgimiento desde que regresó de una cirugía por una hernia de disco en 2019. Ayudó a Canadá a alcanzar la final de la Copa Davis de 2019 y alcanzó la segunda final de su carrera en febrero en Montpellier, Francia. Pero Milos acababa de llegar a la final del Western & Southern Open, donde perdió ante Novak Djokovic, y entró al partido como claro favorito.

El resultado avaló los pronósticos cuando Raonic, el sembrado No. 25, ganó 7/1 en el tie-break del primer set. El servicio de Raonic puede ser como un idioma extremadamente difícil de aprender. Algunos nunca lo harán, otros tal vez puedan sobrevivir, pero lleva tiempo.

Pospisil necesitó un buen set para volver a familiarizarse con el infierno que es el servicio de su viejo amigo, pero una vez que lo hizo, comenzó a navegar, sirviendo mucho como su viejo amigo y pintando líneas con ganadores de derecha. Con la fuerza de 20 aces y 40 tiros ganadores, se llevó los siguientes tres sets y el partido, 6-3 7-6 (4), 6-3.

“Jugar con un canadiense siempre es complicado, especialmente con alguien como Milos a quien conozco de toda mi carrera en el tenis”, dijo Pospisil, quien salvó los cinco puntos de quiebre que enfrentó en el partido.

Fue una gran victoria para el chico de Vancouver, pero aún no había terminado. En la siguiente ronda, sorprendió al candente sembrado No. 8 del torneo, Bautista Agut, por 7-5, 2-6, 4-6, 6-3, 6-2 en un maratón de tres horas y 40 minutos de estilos contrastantes. El atacante canadiense derrotando al defensor español. Pospisil pareció encontrar otro nivel en el partido, aplastando 70 tiros ganadores en el camino a un puesto en la cuarta ronda del torneo por primera vez, donde Alex de Miñaur detuvo su carrera de Cenicienta en seco.

“Cada vez que puedes conseguir victorias como esta contra los mejores jugadores del deporte es enorme”, dijo Pospisil después de vencer a Bautista Agut. “Hacerlo en un gran escenario como este y llegar a la cuarta ronda de un Grand Slam es algo realmente importante”.

Mira toda la serie Mejor de 2020