©

Daniil Medvedev fue a la red 48 veces durante la final de las Nitto ATP Finals 2020.

La Estrategia De Medvedev Subiendo A La Red Ante Thiem

El ruso sofocó al austriaco durante todo el partido. Incluso hizo saque-volea tras segundos servicios.

Era una ruleta rusa en una cancha de tenis. El ruso ganó.

Daniil Medvedev hizo saque-volea siete veces con su segundo servicio contra Dominic Thiem en la final de las Nitto ATP Finals, el domingo en Londres. Ganó seis de esos puntos.

La victoria de Medvedev por 4-6, 7-6 (2), 6-4 fue sorprendente en varios sentidos, y su compromiso de salir adelante en los grandes momentos detrás de su segundo servicio fue la fuerza impulsora detrás de la mayor victoria de su carrera.

Ningún momento fue más crucial para Medvedev que cuando estuvo sirviendo en el 3-3, 30/40 del segundo set. Falló su primer servicio en la T y luego conectó un segundo servicio pesado, abierto y de 83 mph. Thiem se invirtió de derecha, devolvió con potencia y a los pies de Medvedev, pero el ruso de alguna manera se las arregló para levantar la pelota y pasarla. Fue pura desesperación en ambos lados de la red.

Thiem corrió hacia delante buscando hacer otro golpe de derecha, pero la pelota se mantuvo baja y Thiem se vio obligado a cortarla con su agarre liftado. Como suele suceder, el agarre incorrecto hace que la pelota se salga, y Medvedev ganó el punto.

También Podría Interesarle: Medvedev Se Corona Maestro

Dos puntos más tarde, Thiem tuvo otro punto de quiebre, y Medvedev echó mano de su saque-volea una vez más. Esta vez acertó un ace con su primer servicio mientras corría directamente a la red. Esta vez no necesitó una volea desesperada.

En general, Medvedev sacó y voleó 16 veces en la final, ganando 13 de ellas. En el juego anterior en 2-2 en el segundo set, Medvedev también estaba abajo 30/40. Sacó y voleó detrás de un primer servicio y golpeó otro ace justo en la T.

Cuanto mayor sea el momento, más posibilidades tienes de encontrar al ruso acechando la red.

Otro momento crucial del partido llegó en el tie-break del segundo set con Thiem sacando en el 2-3. Medvedev recibió un segundo servicio de 100 mph directamente a su revés, donde podía dar un paso hacia el tiro. El ruso sorprendió a todos con el único approach de devolución que hizo en el partido. La táctica audaz pilló a Thiem con la guardia baja y su tiro de revés cortado solo llegó hasta la mitad de la red. Medvedev ganó los siguientes tres puntos en rápida sucesión para llevarse el segundo set.

En general, Medvedev llegó a la red 48 veces (incluyendo saque-volea), ganando un impresionante 38 (79%) de ellas. En el segundo set, ganó 21 de 27 puntos (78%). Desde el 3-3 y ventaja para el restador en el segundo set, hasta el 2-2 y 15-15 del tercer set, Medvedev llegó a la red 16 veces y ganó todos los puntos. Thiem debió sentirse como si estuviera huyendo de una avalancha.

La exitosa estrategia de servicio y volea de Medvedev está sacada del libro de jugadas de Patrick Rafter. La clave es golpear el segundo servicio con copiosas cantidades de efecto liftado, para que quien devuelva tenga que golpear la pelota por encima de los hombros. Aunque es un servicio más lento también es una ventaja para Medvedev porque le da más tiempo de llegar a la red. Y cuando se tiene en cuenta que Thiem se quedó atrás contra los segundos servicios, a menudo de cinco a seis metros detrás de la línea de fondo, eso le dio a Medvedev aún más tiempo para acercarse y cerrar ángulos.

Esta no es la primera vez que Medvedev muestra su estrategia de saque-volea en un gran escenario. Sacó y voleó 29 veces contra Rafael Nadal en la final del US Open de 2019, ganando un 76 por ciento (22).

El estilo de juego moderno de Medvedev es una mezcla letal de jugador de fondo agresivo y cazador de bolas cortas. Es una estrategia de enjambre para todas las canchas que acaba de obtener uno de los premios más grandes de nuestro deporte.

Más Historias como esta