© Sergio Llamera/Prensa Argentina Open

Guido Pella avanza a segunda ronda del Argentina Open 2019 tras superar a Cerundolo.

Pella Y El Efecto Reseteo

El argentino debuta con éxito en el Argentina Open tras caer en la final en Córdoba.

Guido Pella tuvo emociones de todo tipo en las últimas 48 horas. Tuvo que hacer frente al trámite de recoger el trofeo de subcampeón del Córdoba Open ante Juan Ignacio Londero, regresó ayer por la mañana a Buenos Aires y sin mucho tiempo (así es el circuito) volvió a la cancha este martes y pudo reponerse a un comienzo adverso para avanzar a octavos de final en el Argentina Open.

¿Cómo funciona la cabeza de un tenista que pudo tener una positiva semana pero se queda con un sinsabor importante por un oportunidad concreta que terminó en frustración? Pella reconoce que luego de la final en Córdoba la desazón caló hondo. “Hoy fue durísimo… acostumbrarse a condiciones totalmente diferentes, otras pelotas e incomodidades que hay que tratar de dejar de lado: la más grande de todas fue sobreponerme a perder la cuarta final de mi carrera”, aseguró luego de vencer al invitado Francisco Cerundolo 3-6 6-4 y 6-1.

“La victoria me deja contento porque no era fácil después del partido del domingo… me pone contento haber sacado el triunfo”, explicó el No. 50 del mundo, quien tenía dos opciones, ser duro consigo mismo o quitar los malos pensamientos para resetear la cabeza y quedare con lo positivo. “Tuve un comienzo adverso también por mérito de un rival que comenzó suelto y jugó en buen nivel y me dejó parado varias veces. Pero después pude reaccionar en base a la confianza que me dan los partidos y pensar hacia adelante… Todavía no pude conseguir mi primer torneo ATP pero recién está arrancando el año y las sensaciones son buenas”, aseguró.

No obstante, el argentino dejó en claro su posición “crítica” porque “es la única forma de que mi cabeza funcione”. “Se que puedo haber jugado en gran nivel pero no pude ganar. Claramente algo faltó y en eso me debo enfocar. El buen nivel da confianza y podes irte a dormir sabiendo que hiciste un ‘lindo’ trabajo pero si me das a elegir siempre prefiero ganar: hubiera cambiado absolutamente todo el nivel del torneo o de cualquier otra semana por tener una copa de campeón”, sentenció el bahiense.

También Podría Interesarle: García-López Avanza En Nueva York

José Acasuso, entrenador de Pella, también cumplió un rol clave las últimas horas para rumbear a Pella por el camino correcto y fue quien más lo machacó con el ‘positivismo’ y el mensaje de que cada partido en una nueva oportunidad de hacerlo bien. Lisa y llanamente. “Chucho es un entrenador que tiene mucha experiencia, fue un jugador de buen ranking y me puede aportar las vivencias de cómo ha vivido el ciertas situaciones. A mi me sirve para saber cómo encarar partidos y cada torneo y el ve muy claro las cosas que me faltan y lo que hay que desarrollar el juego de ataque”, contó y sentenció: “vamos bien”.

Tras la final en Córdoba, Pella volvió al Top 50 ATP por primera vez tras casi dos años y medio, desde septiembre del 2016. “Estar en ese lote me va a permitir jugar mejor torneos, estar cerca de los mejores y de ahí para arriba… no queda otra”, dijo.

¿Cómo analiza, entonces, este presente? “Se que pertenezco a este nivel y eso no es algo de todos los días. Y es algo que siempre hay que darle dimensión a lo que significa poder estar arriba, sea Top100, Top70 o más cerca del 50, mucho tiempo”; consideró. Pese a los vaivenes y los golpes, Pella intenta apostar por lo que sigue: “Estoy asentado y creo que los jugadores me respetan, ahora quiero buscar más, ser ambicioso”.

Por lo pronto, en su décimo partido del año (6-3), Pella buscará ante Leonardo Mayer el pase a cuartos de final. “Será durísimo. Ya me ganó en Buenos Aires, y su juego es complicado porque le pega fuerte y las condiciones lo favorecen. Ojalá que pueda mejorar, y sacarme definitivamente cualquier sensación de incomodidad”.

Queda en claro una vez más: el tenis es un deporte en el que cada día a día a un nuevo desafío por delante.

Más Historias como esta