© Argentina Open

Pablo Cuevas suma buenas sensaciones en Argentina y quiere seguir haciendo ruido en la gira latina.

Cuevas: “Cuando Mi Cabeza Está Bien Todo Funciona”

El uruguayo está en los Cuartos de final en Buenos Aires tras vencer a Ramos

Cuando las cosas le están saliendo como el quiere la cara le cambia a Pablo Cuevas. Y cuando hay sonrisas y desparpajo su tenis fluye y su competitividad también, por añadidura: el uruguayo ingresó entre los ocho mejores del Argentina Open luego de vencer al español Albert Ramos Viñolas por 6-4, 4-6 y 6-4 tras más de dos horas y media de juego.

El No. 48 del mundo la victoria significó estirar todavía más la ventaja ante un rival al que enfrentó nueve veces y al que derrotó en ocho ocasiones mostrando una clara superioridad. “Vengo ganando partidos, dos en Córdoba, dos acá, estoy en la mitad del torneo y va bien”, sintetizó.

“Cuando tenis record favorable ante alguien se viene esa imagen positiva… ayuda a mantenerse un poco más aunque nadie te lo va a regalar. Y sobre el final con lo poquito que me quedaba me terminé quedando con un triunfo que un par de games antes veía bastante lejano”, consideró.

“A veces juego muy retrasado en la cancha y pierdo agresividad y tengo que correr mucho”, explicó el uruguayo sobre los puntos a mejorar. “Por eso terminé más cansado por no hacer algo que sabía que tenía que hacer… el termómetro, el barómetro y todo, está acá arriba, no en el revés, la derecha o el saque”, contó, señalándose la cabeza. Para Cuevas es la cuarta vez que avanza a Cuartos en Buenos Aires.

También Podría Interesarle: Lajovic Arrastra Su Confianza A Buenos Aires

Para un jugador de ‘feeling’ y sensaciones, Cuevas suele adaptarse a las condiciones de turno. ¿Hay alguna situación que prefiere para que su tenis fluya? “He jugado con altura y pase de perder siempre a ganar. He dicho que no iba a jugar nunca más a algunos lugares y terminé saliendo campeón. La clave es cómo está mi cabeza para que me favorezcan: prefiero que esté más lento pero también me gustan condiciones rápido”, aseguró a ATPTour.com el tenista de 34 años.

“Cuando estoy tranquilo y lúcido en el polvo de ladrillo todo funciona. Y el conjunto de mi juego se ponga interesante y se potencia”, cerró el uruguayo nacido en Argentina que lleva 222 victorias en el Tour, 156 de ellas sobre cancha lenta donde ha levantado los seis trofeos en su carrera.

Con cabeza, tenis y corazón, Cuevas estira su estadía en Buenos Aires y, de mínima, querrá llegar al fin de semana. “Después vamos viendo”, se despidió entre risas.

Más Historias como esta