© Argentina Open

Casper Ruud perdió solo 12 games en tres partidos en el Argentina Open y quedó a dos partidos de ganar su primer título.

Ruud Rompe Barreras En Buenos Aires

El Noruego llega a su cuarta semifinal en el Tour e ingresará al Top40 del Ranking ATP.

Para Casper Ruud, su tercera vez en Buenos Aires está siendo la vencida… y recién está comenzando. El noruego de 21 años jugó sin éxito las clasificaciones del Argentina Open los últimos dos años pero hoy su presente viró 180º grados y lo ha dejado en claro dentro de la cancha: Ruud no solo alcanzó sus cuartas semifinales en el ATP Tour este viernes tras vencer al díficil Dusan Lajovic 7-5, 6-1: en tres partidos ha dejado apenas 12 games en el camino y dice que siente jugando el mejor tenis de su carrera. 

“Me gustan mucho los números y esa es una estadística de la que puedo estar contento esta semana. Todo ha salido bien hasta ahora, pero me lo he ganado y me siento firme con el saque y con cada golpe: voy a tratar de mantenerme así para lo que resta del torneo”, dijo, tras quedar a dos pasos de poder alcanzar su primera corona en el Tour.

“Aquí tuve que jugar qualys antes de meterme en este nivel, como todos. Ahora me tocó ser el último preclasificado del cuadro y eso fue importante. He jugado bien cada partido, y también tuve algo de suerte en el camino, sin dejar mucha energía y eso me ha dado confianza para seguir enfocado… y aquí estoy vivo y motivado”, aseguró.

¿Dónde se centra la principal virtu de este promisorio presente? “El principal cambió es mi nivel que está reflejado en mi ranking”, dijo entre risas. Desde el lunes, ingresará al Top 40 por primera vez. “En el juego, la diferencia es que juego con una mayor intensidad en cada lugar de la cancha. Y cada año he ido evolucionando tanto desde lo físico como desde lo mental, y la experiencia solo viene con los partidos, los que ganas y los que perdéis”. continuó, el verdugo de Lajovic, Carballes y Andujar esta semana.

“Es una mezcla de muchas cosas… me propuse enfocarme y dar todo en esta gira de polvo de ladrillo, son tres torneos importante para mi y con cada partido la confianza crece”, contó, y por tal razón es que llegó con algunos días de anticipación a Buenos Aires para aclimatarse lo mejor posible a las condiciones de tunro-

La palabra intensidad ha sido la más repetida por Ruud a lo largo de sus tres encuentros. Y no es casualidad, es la que elige el noruego para definir como son sus días en la Rafa Nadal Academy by Movistar, su base de operaciones desde septiembre del 2018. De hecho, cuando llegó era el No. 143 del Ranking.

“En la Academia me han dado mucha confianza. Rafa es el mejor ejemplo de mantener la intensidad lo más alta posible en cada punto, en cada práctica y cada vez que entras a una cancha de tenis. La primera vez me asustó de cómo le pega a la pelota entrenando, pero después pude encontrarme y entender esa cultura de trabajo y a mi me han mostrado un camino”, consideró. 

También Podría Interesarle: Carreño Alcanza Las Semifinales En Róterdam

En tanto, esta semana podría marcar un punto relevante ese recorrido, que comenzó junto a su padre Christian, quien logró poner a su país dentro del mapa tenístico y llegó a ser número 39 en 1995. El hijo igualaría, por lo menos, al padre, en el mejor ranking a partir del lunes. “Vamos a ver después de esta semana… creo que podremos terminar con un ranking similar. Ahora tendremos una discusión al teléfono. Por ahora estamos en un virtual mismo status, aun no puedo decir que soy el jefe de la familia”, bromeó.

“Mis objetivos son llegar todavía más lejos, y este es un paso más”, auguró. En Buenos Aires esa ruta luce más extensa y ordenada que siempre.

Más Historias como esta