© Sergio Llamera/Argentina Open

Francisco Cerúndolo buscará su primer título ATP Tour ante Diego Schwartzman este domingo.

Francisco Cerúndolo, El Poder Del Trabajo Y El Efecto Contagio

Motivado tras la irrupción de su hermano Juan Manuel en Córdoba, el mayor de los Cerúndolo escribe su propia historia.

Hace un año, a Francisco Cerúndolo le tocó afrontar la cuarenta en casa y en familia, con un circuito parado y sin un panorama definido de lo que ocurriría en su futuro: tal fue la dificultad que solo podía entrenarse físicamente y hasta se lesionó, estuvo mal de la muñeca y con tendinitis en una pierna.

Tras solo hacer frontón contra una pared y con apenas algunos entrenamientos encima, en agosto decidieron viajar a Europa junto a su hermano Juan Manuel y Tomás Etcheverry. “No sabíamos qué más hacer. Viajamos a Italia junto con mi hermano y pasamos la cuarentena en Arezzo antes de empezar a competir. El viaje fue difícil, teníamos incertidumbre y nervios. Después tras algunos meses de gira, pudimos estar más tranquilos”, contó el jugador de 22 años.

Esas primeras semanas, de hecho, no fueron para nada sencillas, sin confianza ni ritmo, hasta que algo comenzó a cambiar dentro suyo.

Todo el padecimiento y el camino recorrido a puro esfuerzo finalmente empezaría a dar resultado. Una primera semifinal del Circuito ATP Challenger Tour en Sibiu, Rumania, fue el primer paso antes de ganar 17 de sus últimos 19 partidos ATP Challenger Tour en 2020, consiguiendo los títulos en Split, Guayaquil y Campinas.

Desde la vuelta a la actividad del circuito, el mayor de los Cerúndolo escaló más de un centenar de posiciones para quedar al borde de los 100 mejores tenistas del mundo. “Mi capacidad mental y mi maduración creció mucho en un año y medio. Es importante estar bien en todos los aspectos pero sobre todo para creen en uno mismo y saber que se puede”, define Fran a ATPTour.com.

También Podría Interesarle: De Juan Manuel A Francisco: Otra Final ATP Para Cerúndolo

¿Se puede explicar de alguna forma en particular la mejor semana de su carrera? “Es tremendo lo que vengo viviendo… El tenis ya lo vengo teniendo hace varios meses, creo, pero por motivos de Ranking fui jugando lo que me tocaba. Creo que desde octubre vengo teniendo una explosión y fue algo bastante grande, hacer final casi todas las semanas, solo tenía que poder trasladar eso torneos ATP”, explicó Francisco, quien además, tras un convenio entre la Universidad de Palermo y la ATP, comenzó en el último cuatrimestre del 2020 la Licenciatura en Management con orientación en Economía y Finanzas. Y ya lleva cinco materias cursadas y aprobadas.

La última semana, en Córdoba, le tocó por primera vez compartir un evento ATP por primera vez con su hermano tres años menor, siendo el primer par de hermanos en 40 años en hacerlo: “La realidad es que antes no nos habíamos podido medir Juanma y yo a nivel ATP, pero esto no es de un día para el otro, hace rato que venimos esperando nuestro momento y con Juanma venimos trabajando hace muchos años para estar en este nivel; verlo ganar fue muy motivante”.

“El nivel está, la semana pasada me di cuenta, y ya estaba bien… Ahora me tocó jugar la qualy y el nivel es muy parejo, y la clave fue la cabeza, porque el tenis fue apareciendo a medida que fui ganando partidos”, relató, siempre repitiendo la palabra cabeza, pues si hay algo que caracteriza a los hermanos Cerúndolo es eso, la decisión con la que hacen las cosas, cada uno con su estilo y a sus tiempos.

¿Cómo es la relación entre ambos? Mejor, imposible, según define el mayor. “Hablamos todos los días, nos ponemos contentos cuando nos va bien y es un vínculo espectacular. Nos ayudamos con las experiencias de cada uno, ahora voy a ver qué me dice”, dijo entre risas. Juan Manuel, en tanto, lo espera en Chile, donde compartirán torneo por tercera semana consecutiva. 
𠊎n tanto, este domingo tendrá el mayor desafío de su carrera, jugar la final del torneo que viene a ver desde que tiene recuerdos, donde ha jugado torneos de todas las categorías y con su familia y sus amigos alentándolo.

“Esto es un sueño que tuve toda mi vida”, definió y fue por más. “Es una buena vara de medida para ver dónde estoy parado, ver cómo salgo a jugar una final ATP… pero no me voy a conformar y me genera satisfacción haberme podido dar esta oportunidad”.

En tanto, los primeros en felicitar a ambos hermanos son sus papás Alejandro y María Luz, quienes estuvieron toda la semana en Córdoba y también están ahora en Buenos Aires. “Es hermoso todo lo que está ocurriendo. Ver jugar a Fran es bastante complicado para mi”, dice su papá entre risas.

“Si sos espectador, con el tenes asegurado el espectáculo porque sus tiros son tremendos y esa velocidad sideral puede hacer que ocurra cualquier cosa en un partido suyo”, describió. “Las charlas familiares en casa son todo deporte y estamos con ganas de que vuelvan pronto los tres (la hermana, Coni, juega en el seleccionado argentino de Hockey) y a ver qué se deciden cada uno de sus logros… nos vamos a divertir con Fran y Juanma diciendo a ver quien se sacó más games a un rival”, define entre risas la madre María Luz, la mamá, psicóloga de profesión.

“Todo el mundo lo ha podido ver lo que son ambos hermanos. Son diferentes dentro de la cancha y los dos van a tener grandes resultados si siguen con la proyección”, definió Albert Ramos, quien cayó ante Juan Manuel en la final en Córdoba y hoy ante Francisco: “El pega muy duro y tiene un potencial increíble… si nada se tuerce no debería tener problema en estar arriba”.

El camino a lo más alto recién está comenzando para los Cerúndolo, pero la presentación no pudo ser mejor: Juan Manuel ya hizo historia, y Francisco continúa con un guión de ensueño, de una serie que recién está teniendo su primera temporada grande.

¿Sabías Que…?
Los Cerúndolo son los primeros hermanos en llegar a finales consecutivas en el circuito ATP Tour desde 2017, cuando Alexander Zverev ganó el título de Roma y Mischa Zverev alcanzó la definición en Ginebra siete días después. Si Francisco se consagra mañana serán el séptimo par de hermanos campeones pero los primeros en la Era Abierto en levantar dos trofeos al hilo.

Más Historias como esta