© GAME

Arthur De Greef lleva seis victorias consecutivas en el ATP Challenger Tour.

De Greef Vuela Alto En Fano

El belga, con muchísima confianza tras ganar su primer Challenger la semana pasada.

Después de su irrupción la semana pasada con su primer título ATP Challenger, Arthur De Greef podría estar rozando el Top 100 del Emirates ATP Rankings.

Con un arranque de año sobre ruedas, cuando disputó dos finales Challenger en Buenos Aires (Argentina) y Nápoles (Italia), el jugador de 24 años se impuso en el duelo belga antes su compatriota Steve Darcis para hacerse con el título de Liberec, en la República Checa. Habiendo empezado el año como número 270 del Emirates ATP Rankings, De Greef posee su mejor ranking con el puesto 142.

“Significa mucho para mi porque he tenido muchísimas lesiones en los dos últimos años, aunque ahora me siento genial”, explicó De Greef. “Ganar en Liberec es un paso más en la dirección correcta”.

El belga está aprovechando esa racha ganadora en el ATP Challenger Tour de Fano, en Italia, que se disputa esta semana. Se impuso en primera ronda al chileno Christian Garín, sintiéndose inmediatamente cómodo en este nuevo lugar porque “hay mucha gente que viene a disfrutar de los partidos”.

Si bien Fano es una nueva ciudad para él, las pistas de tierra batida son completamente familiares. Dieciocho de los 19 torneos disputados por De Greef este año han sido sobre polvo de ladrillo, una superficie que se adapta perfectamente a su estilo de juego.

“Me encanta jugar en tierra batida porque uso mucho spin cuando golpeo la bola y soy físicamente rápido, estoy en buena forma”, dijo De Greef. “Me gusta tener tiempo para ver y entender el juego”.

La atención hacia De Greef no ha venido sólo por sus logros. También por el cómo. Su Hot Shot en punto de partido en la semifinal de Liberec, una volea ganadora con tanta potencia que terminó botando su en lado de la red, se volvió viral y alcanzó hasta 320.000 visitas.

MIRA: El Brillante Hot Shot De De Greef En Liberec

“Recibí un montón de mensajes. Todo el mundo me decía: ‘Ha sido un punto increíble’”, explicó el protagonista. “Pero uso ese tipo de golpes mucho cuando entreno, cuando conozco muy bien a los jugadores con los que entreno. Pero ese golpe en particular… Bueno, ¡podemos decir que fue un gran golpe!

Más Historias como esta