© Philippe Montigny / Open d'Orléans

El Torneo Que Premia A Sus Campeones Con Arte

Pierre-Hugues Herbert se consagró campeón en Orleans, pero no recibió trofeo.

El Challenger de Orleans, Francia, se ha convertido en uno de los más populares del circuito entre los jugadores por sus extraordinaria pasión por los detalles que se ven hasta en el trofeo del ganador.

El director del Open D’Orleans Didier Gérard notó que todos los trofeos que ganó durante su carrera están guardados en su garaje. Convencido de que su evento debía ser inolvidable por cada campeón, se inspiró en la tradición de Roland Garros de contratar a un pintor que cree un marco para el cartel del torneo.

Desde la primera edición del torneo en 2005, un artista diferente crea dos obras de arte iguales pero originales. Una es entregada al campeón de sencillos y la segunda se añade a una colección del torneo.

“Pensé que la pintura era hermosa la primera vez que la vi al comenzar la semana. Estoy muy feliz de ganarla”, asegura Pierre-Hugues Herbert luego de recibir su pintura de campeón el domingo. “Es muy original ofrecer pintura al ganador. Es diferente de otros torneos, me gusta mucho. Ya sé donde ponerla en mi apartamento. Estoy honrado de tenerla junto con mis otros trofeos”.

Más Historias como esta