© Rob Carr/Getty Images

Andy Murray pierde con Richard Gasquet en primera ronda de Cincinnati. Fue el primer partido de individuales del británico desde el último Abierto de Australia.

Murray: “Siento Que Puedo Hacerlo Mejor”

El británico reflexiona sobre su primer duelo de singles desde el Abierto de Australia. Y asegura que no competirá en esta modalidad en el US Open.

Después de 210 días —varios de los cuales se consideró ex tenista—, Andy Murray volvió a jugar un partido de individuales en el ATP Tour. Fue este lunes ante Richard Gasquet en la primera ronda del Wester & Southern Open, y aunque perdió con parciales de 6-4, 6-4, ya se puede considerar como un triunfo el simple hecho de estar de regreso en esta modalidad luego de que en enero en el Abierto de Australia haya anunciado su retiro por una lesión en la cadera.

Pero no le pidas a una bestia competitiva que sonría después perder, así tenga el contexto de Andy Murray, quien solo regresó a las pistas por una milagrosa operación de cadera tras el Grand Slam en Melbourne. “Obviamente estoy feliz de volver a jugar”, dijo luego del encuentro con el francés. “También estoy sentado aquí sintiéndome muy decepcionado, lo que creo que probablemente sea algo bueno. Si estuviera contento solo por estar de vuelta, entonces estaría un poco preocupado”.

“Lo que quiero es volver a jugar al más alto nivel. Por eso me siento un poco decepcionado. Porque siento que puedo hacerlo mejor. Hay muchas cosas en las que puedo trabajar, así que me iré y haré eso y espero ser mejor la próxima vez”, añadió el británico de 32 años, que a pesar de su autocrítica se ganó varias veces los aplusos del público por geniales puntos como este:

¿En qué debe trabajar? Según él, en todo. Física y tenísticamente. Siente que puede presionar más en el saque aunque haya tenido que “cambiar mi técnica después de la operación”. También cree que debe volver a habituarse a situaciones de juego que no vivió mucho en los cinco torneos de dobles en los que participó antes de probar de nuevo en la modalidad de singles. Un ejemplo de esa situación de juego es el drop shot rival.

“Hubo algunas veces que ni siquiera corrí hacia la pelota, y eso no tiene nada que ver con mi cadera. No puede pasar que pierdas con por una diferencia de 12 puntos en el partido y hayas cedido cuatro o cinco de ellos porque no reaccionaste ante un drop shot”.

“Al final estaba reaccionando y lo hice bien. Pero creo que con unas pocas semanas más de practica y espero que con algunos partidos más, podré hacerlo mejor desde el principio. Al igual que con mi físico. Mis piernas estaban un poco pesadas al final del partido en comparación con lo que normalmente serían si jugaras un montón”.

También Podría Interesarle: Londero Se Estrena En Cincinnati Y Será El Rival De Federer

Acumular horas en pista de competencia. Eso es lo que necesita el ex No. 1 del mundo. Por eso aseguró que su próximo torneo en individuales sería la próxima semana en el Winston Salem Open. Además, aseguró que en el US Open solo participaría en dobles y dobles mixtos. No en individuales. Eso sí, descartó que sea por alguna dolencia.

“No voy a jugar singles del US Open porque primero quería ver cómo me sentía, sumar algunos partidos y un poco de práctica, pero hoy anunciaban los Wild Cards y no querían esperar. Entonces la decisión la tomé con mi equipo. No quería tomar un Wild Card hoy sin saber cómo me sentiría después de este torneo”.

Por lo pronto, Andy ya consiguió lo que hace ocho meses parecía imposible: competir en individuales del ATP Tour sin sentir dolor.

Más Historias como esta