© Peter Staples/ ATP Tour

Pablo Carreño Busta retornó a la competición con victoria en el Western & Southern Open 2020.

Carreño Se Adapta A Un Nuevo Escenario

Valora sus sensaciones en su retorno con victoria en el Western & Southern Open

El guion exige adaptarse a las nuevas circunstancias. Muchas cosas han cambiado desde que Pablo Carreño Busta saltó a la pista por última vez el pasado mes de febrero, pero el español supo manejar la tensión del regreso a la competición para resolver con victoria su estreno en el Western & Southern Open frente a Dusan Lajovic por 7-5, 6-1.

“He ido de menos a más”, reconoce el No. 25 del FedEx Ranking ATP. “Había cosas nuevas como la ausencia de jueces de línea, la falta de público… Todo esto choca un poco y en los primeros juegos estaba un poco perdido”, relata sobre los primeros minutos en pista. “Me notaba un poco lento, me faltaba frescura, supongo que debido a la tensión del partido. Pero me fui soltando poco a poco y sin haber hecho un partido perfecto, creo que aguanté bien en los momentos complicados. Además, supe distanciarme en el marcador en el segundo set”.

Carreño tuvo que darle la vuelta a un 2-4 en el primer set, tras un break en el quinto juego del encuentro. “Estoy muy contento porque para ser el primer partido he sufrido, he tenido momentos difíciles y los he conseguido sacar. Las sensaciones son buenas y el trabajo de estos meses, hoy se ha visto reflejado en la pista”, asegura.

En este sentido, tanto el español como su entrenador Samuel López sostienen la importancia del juego más allá de la victoria. “Esa es la filosofía que estamos intentando hacer durante estos años”, advierte Carreño. “Cuando llegas a un torneo y empiezas a competir quieres jugar bien pero también ganar, el ranking también te mete presión. Quizás ahora que no hay que defender puntos, puede ser una etapa para buscar hacer mi juego, mejorar esas cosas que a veces se olvidan cuando piensas en otras cosas”.

También Podría Interesarle: “Hemos Trabajado Para Que Pablo [Carreño] Sea Mejor Jugador”

El retorno a la competición este sábado 22 de agosto ha estado marcado por la capacidad de los jugadores para adaptarse a las nuevas circunstancias. Sin duda, la ausencia de público es una de las que más llama la atención de las mejores raquetas del mundo. Dentro y fuera de la pista.

“Nunca había vivido un torneo así sin gente. Podemos ir por todos los sitios, hablando con mi entrenador sin ruido… es todo muy diferente. Es otra realidad”, añade Carreño. Pero ¿qué ocurre dentro de la cancha? “Está claro que cuando se alarga mucho un partido, entra en juego el apartado emocional y con público esto aumenta. Muchas veces esos partidos acaban siendo de un nivel muy alto, gracias a la implicación de la grada que te hace estar más concentrado, más animado y te levanta en momentos difíciles. Ahora eso no lo tenemos”.

Más allá de las novedades, el asturiano hace una lectura positiva después de sumar la séptima victoria de 2020. “Las sensaciones hoy como primer partido después de dos entrenamientos en Estados Unidos han sido muy buenas. De cara a los próximos partidos intentaremos que siga siendo así”.

Finalmente, Carreño sabe que para seguir subiendo peldaños y enlazando partidos, el nivel de dificultad irá en aumento. “Habrá que ver a quién le ha sentado mejor estos meses de inactividad. Todos hemos entrenado, pero es muy diferente meterte en la pista y competir. No va a ser fácil. Seguramente a algunos jugadores les cueste más y a otros menos. A mí me ha costado al principio, pero poco a poco me he encontrado mejor y he acabado jugando bastante bien”. Su próxima cita en segunda ronda será frente a Karen Khachanov o Alexander Bublik.

Más Historias como esta