© Peter Staples/ATP Tour

Pablo Carreno Busta y Alex de Minaur sobrevivieron a dos Match Tie-breaks camino al título del Western & Southern Open.

“Ha Sido Todo Una Gran Sorpresa”

El español y el australiano exponen sus sensaciones tras debutar como dupla levantando un trofeo

Pablo Carreño y Alex de Miñaur no tenían pensado anotarse al dobles del Western & Southern Open, pero dos días antes de llegar a Nueva York, entrenaron juntos en Alicante y Pablo fue quien tomó la iniciativa en la propuesta. “Lo decidimos el viernes antes de venir, entrenamos juntos y le comenté si quería jugar… después de tantos meses y de la cuarentena, todo lo que era estar en pista era bueno para nosotros”, contó el español. 

El inicio podría haber decretado el debut y despedida ante los cuartos cabezas de serie Ivan Dodig y Filip Polasek. “De inicio teníamos un partido durísimo, estaban jugando muy buen tenis nuestros rivales… y terminamos ganando, salvando ocho bolas de partido, seis al resto. Comenzamos con un milagro, pero el dobles se define por detalles”, relató Carreño antes de asegurar con una sonrisa: “Ha sido todo una gran sorpresa y no esperábamos llegar tan lejos y menos ganar el torneo… pero aquí estamos”.

También Podría Interesarle: Carreño/De Miñaur Coronan El W&S Open

“Fue algo que no esperábamos, eso seguro… pero claro que terminamos disfrutándolo”, devolvió el Aussie. “No se nos dio en singles pero fue muy bueno lo que hicimos en dobles, aunque ahora toca pensar nuevamente en singles”, contó De Miñaur, quien logró la primera corona ATP Tour por parejas de su trayectoria profesional. De hecho, post victoria, volvieron al instante a la cancha de entrenamiento. “Hemos ido a entrenar en singles al terminar la final… es por lo que estamos aquí y viene un torneo importante”.

¿Qué ha sido lo más destacado tras tantos partidos y del triunfo? “Seguir jugando partidos, es importante para nosotros tener ritmo y confianza y el dobles nos ha servido para eso. En los últimos partidos jugamos mejor que en los primeros y lo hemos pasado bien”, describió Carreño, quien sumó su cuarto título ATP Tour de dobles en su carrera. “Todo lo que era estar en pista era bueno para nosotros y nos ha venido bastante bien estar en competición y ha salido la semana perfecta”. 

“Hemos sabido cuáles son nuestros puntos fuertes: restar bien, hacer jugar mucho a los contrarios. Ha ido bien con el saque toda la semana, aunque erramos varias voleas que nos hicieron renegar”, completó Carreño. “Ahora que estamos contentos con este resultado, vamos a dejar el dobles atrás y pensar en tener éxito también en singles. Ese es el foco principal”. 

“Con Alex me entiendo muy bien, habla muy bien mi idioma y eso me facilita muchos las cosas, pero además de eso tiene su forma de ser que es muy española, las costumbres que tiene, yo me encuentro a gusto con el”, describió el ex Top10 en singles, aunque no fueron todo flores para su compañero. “Te destacaría todo de su juego menos la volea que no mete una”, lanzó con una carcajada antes de que el acusado se defienda: “Cierto que soy doblista ahora, debo mejorarlo”.  Vaya si lo fueron: quedará en el registro que en el primer torneo juntos han podido quedarse con un trofeo ATP Masters 1000.