© Peter Staples/ATP Tour

Stan Wawrinka no tuvo problemas el domingo con las pesadas condiciones en Roland Garros.

El Gran Igualador En Roland Garros: El Clima

Conoce cómo los jugadores se están adaptando en París a las nuevas condiciones.

Con Roland Garros comenzando a fines de septiembre en lugar de mayo debido a la pandemia del COVID-19, hay diferencias inevitables en el torneo de este año. Una de ellas es el clima.

Con las condiciones frías y húmedas de París, el domingo hizo menos de 15 grados centígrados. Los jugadores están haciendo todo lo posible para adaptarse. Alexander Zverev, que compite en su primer torneo desde que llegó a la final del US Open en canchas duras, ha ajustado varios detalles para conseguirlo.

“Estoy encordando tres kilos menos que en Nueva York”, dijo Zverev, refiriéndose a la tensión de las cuerdas de su raqueta. “Eso es bastante”.

Eso es casi una diferencia de siete libras en la tensión, lo que hace que el encordado este más destemplado y despida más. Entre menos rígidas estén las cuerdas de una raqueta, la bola sale más rápido de ella tras el impacto. Cuanto más tensionado esté el encordado, más control y efectos tendrá el jugador.

Alexander Zverev
Alexander Zverev utlizó una licra contra el frío bajo su camiseta, el domingo en París. Foto: Peter Staples/ATP Tour
El alemán, que derrotó al austríaco Dennis Novak en sets seguidos, no es el único que hizo cambios en su encordado. El sacador estadounidense John Isner puso entre 38 y 39 libras a sus raquetas en el US Open. Ahora ha bajado ese rango a entre 29 y 32 libras en París. Las pesadas y lentas condiciones en Roland Garros pueden parecer perjudiciales para el poderoso juego del cabeza de serie No. 21, pero Isner dice que lo ayudan en otros aspectos

“Con cómo está la arcilla ahora, creo que me ayuda en el sentido de que los que se mueven realmente bien no pueden deslizarse como lo hacen normalmente porque la arcilla está muy húmeda. Se juega casi como en una cancha de cemento lenta”, dijo Isner, quien venció al favorito local Elliot Benchetrit. “No hubo mucho deslizamiento. No soy el mejor deslizándome. Son condiciones difíciles. Realmente no me importa”.

También hay jugadores que pueden adaptar su juego a las condiciones más pesadas. Stan Wawrinka, el campeón de 2015, no tuvo problemas en la cancha en su triunfo en sets corridos contra el ex No. 1 del mundo Andy Murray. Su fuerza le permitió avanzar independientemente. Después del partido, Wawrinka se puso una sudadera para su entrevista en la cancha. El suizo fue uno de los muchos jugadores que usaron una camiseta debajo de su uniforme de partido, mientras que Murray usó leggings.

“Seguro que son condiciones difíciles aquí. Pesado, lento, frío, completamente diferente a lo normal en esa época del año. Pero, de nuevo, creo que estoy jugando bien”, dijo Wawrinka más tarde en su conferencia de prensa. “Feliz [de que en] estas condiciones todavía puedo jugar fuerte con mi juego desde ambos lados. Así que utilizo esas condiciones difíciles y lentas para seguir jugando un tenis potente”.

Andy Murray
Andy Murray usó leggings para mantenerse caliente durante su partido. Foto: Peter Staples/ATP Tour
Otro efecto que tiene el clima actual es que reduce el rebote de la pelota. Algunos jugadores golpean con un gran efecto, como Rafael Nadal, para obligar a los oponentes a pegarle a la pelota más arriba que en su zona de impacto típica. Pero según el ex No. 4 del mundo Kei Nishikori, quien venció al 32º sembrado Daniel Evans, la pelota no sale de la cancha como lo hace normalmente.

“Para mi tenis, creo que es mejor que las pelotas vuelen porque me gusta jugar más rápido, terminar el punto un poco más rápido que otros muchachos. Pero seguro que hay menos rebote. Especialmente hoy no rebotó”, dijo Nishikori, quien a pesar de ganar notó cómo ese rebote bajo ayudó al revés con slice de Evans. “Rebotaba casi la mitad que en verano. Tal vez quieras un poco más de potencia cuando estás jugando en condiciones difíciles”.

Diego Schwartzman jugó en condiciones similares en un partido de la noche en el Internazionali BNL d'Italia de la semana pasada contra Rafael Nadal. Partido en el que terminó sorprendiendo al español en Roma.

“Para mí, jugar de noche, bajo la lluvia, bajo las luces, fue similar a la semana pasada en Roma, así que me sentí muy bien en la cancha hoy”, dijo Schwartzman, quien superó al campeón de Kitzbühel, Miomir Kecmanovic. “Para mí, las condiciones de hoy fueron realmente buenas”.

Independientemente de quién disfrute de las condiciones y quién no, todos los jugadores deben afrontar las mismas circunstancias. Muchos de los que compitieron el domingo se hicieron eco del mismo sentimiento: simplemente necesitan aprovecharlo al máximo.

Schwartzman dijo: “Tenemos que adaptarnos a estas condiciones y tratar de hacer nuestro mejor esfuerzo”.