© Matthew Stockman/Getty Images

David Goffin llegó a la cuarta ronda de un Grand Slam como lucky loser, algo que no ocurría desde Wimbledon 1995.

Goffin Conoció Al Ídolo De Sus Posters

El belga cuenta una divertida anécdota de Roland Garros 2012

David Goffin aún recuerda lo difícil que era estudiar para algunos exámenes que coincidían con Roland Garros. La familia del belga solía trasladarse en coche a París durante unas tres horas para ver el Grand Slam en vivo.

No podía imaginarse entonces que su irrupción como profesional se produciría precisamente en este mismo escenario en 2012.

“Es siempre un lugar especial porque Roland Garros es probablemente el mayor torneo que seguimos en Bélgica”, señaló Goffin a ATPTour.com esta semana. “Cuando jugué bien en 2012, probablemente nadie me conocía en el circuito y era mi primer cuadro final en Roland Garros… era la primera vez que la gente en Bélgica me veía en televisión, así que fue un gran momento”.

Goffin se convirtió en el primer hombre desde Dick Norman en Wimbledon 1995 en llegar a la cuarta ronda de un Grand Slam como lucky loser. Aún no había asaltado el Top 100, pero su nombre ya se abría paso.

David Goffin

Durante su infancia, el belga tenía posters de Roger Federer en las paredes de su dormitorio. Y en la cuarta ronda de Roland Garros tuvo la oportunidad de medirse a la superestrella suiza. Incluso llegó a ganarle el primer set al tercer favorito.

Su sueño había empezado cuando llegó a la tercera ronda de la fase previa, pero no pudo superar al portugués Joao Sousa por 6-3, 7-6(3). “Estaba muy nervioso porque estaba ante mi primera opción de jugar un cuadro final”, señaló Goffin. Pero la baja de Gael Monfils le dio una nueva oportunidad como lucky loser.

Goffin no la dejó escapar esta vez es resolvió un duro estreno frente a Radek Stepanek por 6-2, 4-6, 2-6, 6-4, 6-2. En segunda ronda volvió a protagonizar una estelar actuación dejando fuera al francés Arnaud Clement también en cinco mangas por 3-6, 7-6(2), 0-6, 6-2, 6-1. Y en tercera ronda derrotó a Lukasz Kubot por 7-6(4), 7-5, 6-2).

David Goffin

Había llegado el día. Goffin podría enfrentarse a Federer en los octavos de final de París. “He visto muchos partidos suyos”, reconoció el belga. “Sé todas las raquetas que ha tenido, todas las vestimentas. Lo sigo mucho. Veo todos sus partidos en televisión”.

“Estaba muy feliz de ver que jugaría frente a mi ídolo, pero también muy nervioso porque no sabía cómo era jugar frente a él. Estuve muy tenso hasta el primer punto del partido”.

Goffin pudo ganar el primer set por 7-5 y estuvo cerca de hacerlo también en el segundo, pero no pudo ser. Recuerda que pensó: “Tengo una oportunidad, pero hará algo mágico, seguro”. Y lo hizo. Federer levantó el set y el partido por 5-7, 7-5, 5-2, 6-4.

“Es muy talentoso”, reconocería Federer más tarde sobre Goffin. “Espero que pueda ser Top 20”. Y no se equivocó.

Más Historias como esta