© Peter Staples/ATP Tour

Álex de Miñaur y Nick Kyrgios formaron pareja de dobles para ganar la serie de cuartos de final a Gran Bretaña.

De Miñaur: "Es Uno De Los Mejores Días De Mi Vida"

Álex de Miñaur sufrió una dolorosa derrota el jueves en la Final Eight de la ATP Cup, perdiendo ante el británico Daniel Evans en el partido más largo del torneo, que duró tres horas y 24 minutos.

Pero la magia de la ATP Cup es que cuando pierdes un partido, no te vas a casa. Es una competición de equipo en la que representas a tu país, y de Miñaur rozó la gloria al unirse a Nick Kyrgios para ganar a Jamie Murray y Joe Salisbury 3-6, 6-3, 18-16, salvando cuatro puntos de partido para ayudar a Australia a llegar a semifinales.

"Después de que me dijeran que iba a jugar el dobles, ya me había olvidado del partido individual", dijo de Miñaur. “Es uno de los mejores días de mi vida. No voy a mentir.”

“Fue irreal. La adrenalina se ha agotado y estoy agotado después de ese partido", dijo Kyrgios. “Fue asombroso. Hoy fue probablemente uno de los mejores momentos de mi carrera, definitivamente. Llegar a la semifinal de la ATP Cup es bastante especial”.

Todos los jugadores en la pista, aquellos que compiten y aquellos en sus respectivas Zonas de Equipo, estaban emocionalmente involucrados en el partido. Evans, John Millman y los capitanes Lleyton Hewitt y Tim Henman estaban de pie en cada punto, gritando a pleno pulmón en apoyo de sus compatriotas.

“Los jugadores quieren jugar para su país. No hay ninguna duda al respecto. El tenis es un deporte muy individual durante todo el año”, dijo Hewitt. “Dije antes de comenzar este evento, somos muy afortunados por tener la oportunidad de jugar como equipo para nuestro país en nuestras pistas locales. Nos sentimos privilegiados de poder hacer eso”.

También Podría Interesarle: Los Apuntes De Francis Roig: Dormir, Entrenar Y… Jugar

Hubo noticias antes de que comenzara el partido, cuando Hewitt tomó la decisión de modificar su alineación de dobles, cambiando a Chris Guccione y John Peers por de Miñaur y Kyrgios. De Miñaur acababa de perder un partido duro, y Guccione y Peers se enteraron de que no jugarían el puto decisivo. Pero todos participaron en un momento memorable que pasará a la historia de la ATP Cup.

“Haré cualquier cosa por el equipo”, dijo de Miñaur. “Es increíble ver lo que Nick consigue día tras día. Logró una victoria épica contra Stefanos, y hoy acaba de jugar en individuales y dobles. Mi partido no fue bien, pero aún así, no podría haber tenido una persona más solidaria después del partido e incluso en la pista durante el dobles. Así que fue genial estar del mismo lado de la pista que Nick, y espero que haya muchas más veces”.

Kyrgios habla constantemente sobre lo que disfruta el ambiente de equipo. Después de ganara a Cameron Norrie el primer partido del día, Kyrgios regresó a la Zona de Equipos de Australia animando a de Miñaur al final del primer set. Después de cada gran golpe en el dobles, Kyrgios llamó a la grada australiana para involucrarla.

“La gente fue asombrosa. La atmósfera. Pasaron muchas cosas”, dijo Kyrgios. “Teníamos un punto de partido, y no lo aprovechamos, y ni siquiera me molesté en pensar en eso nuevamente. Fue un partido tan épico que siempre estuve pensando en el siguiente punto. Pensé que Evo tuvo mucha suerte en algunos casos en su partido individual. Un poco de suerte tuvo que ayudarnos en nuestro camino en el dobles “.

Todo esto sucedió cuando los jugadores competían por más que ellos. Durante todo el año, cuando un jugador pierde, se decepciona a sí mismo. En la ATP Cyp, juegan por amor al país. De Miñaur y Kyrgios ciertamente aceptaron eso en la Ken Rosewall Arena.

“Cuando juegas para tu país, siempre tienes esos nervios adicionales. Y es más difícil cuando las cosas no salen bien. Estaba increíblemente orgulloso de todo el equipo, y todos me apoyaron durante el partido e incluso después”, dijo de Miñaur. “[John] Peersy y [Chris] Gucc [ione], nos estaban entrenando en el banquillo, diciéndonos qué esperar y para qué estar preparados, y lo que sucedió hoy fue simplemente un esfuerzo de equipo”.