© Getty Images/ATP Tour

El Miami Open presentado por Itaú es el ATP Masters 1000 donde más éxito ha conseguido Novak Djokovic.

Novak Djokovic, El Rey De Miami

ATPTour.com hace un repaso de los seis títulos del serbio en el torneo.

Aunque Andre Agassi se estableció como el rey original de Miami, Novak Djokovic asumió el trono después y pudo superar los logros del estadounidense en este evento.

Ambos hombres comparten el récord de mayor cantidad de títulos ganados (6) en el torneo, pero Djokovic logró la hazaña en menos intentos (11 vs. 17), y tiene un mejor récord de victorias y derrotas (44-7, 86% vs. 61-13, 82 %) El serbio ha llegado a la final en siete de sus 12 apariciones en Miami.

Desde su primer triunfo ATP Masters 1000 a los 19 años hasta su triunfo récord en 2016, ATPTour.com echa un vistazo a cada una de las seis carreras por el título del No. 1 del mundo en Miami.

También Podría Interesarle: Cinco Victorias De Españoles Ante Números Uno En Miami

2007: Djokovic hace ruido prematuramente
Djokovic llegó ese año a Miami con cuatro títulos ATP Tour a su nombre y luego de disputar su primera final ATP Masters 1000 solo unos días antes, después de haber perdido ante Rafael Nadal en la final del BNP Paribas Open. Animado por su avance en Indian Wells, atravesó Miami en lo que sigue siendo una de sus carreras dominantes.

El serbio de 19 años perdió un promedio de cinco juegos por partido para llegar a la final, vengándose de Nadal en los cuartos de final y perdiendo solo un juego contra Andy Murray en su choque de semifinales. Djokovic terminó la carrera inspirada de Guillermo Cañas en el campeonato, superando al ‘qualifier’ argentino por 6-3, 6-2, 6-4 para así reclamar el título más grande de su carrera.

2011: El doblete del sol
A principios de 2011, no estaba claro quién podría detener a Djokovic. Abrió el año con una carrera de 18-0 luego de títulos en el Abierto de Australia, Dubái e Indian Wells.

Cuatro años después de su último título en Florida, Djokovic logró una carrera igualmente dominante en su segunda final de Miami. El segundo sembrado dejó caer 18 juegos combinados en sus primeros cinco partidos para establecer un choque de campeonato con Nadal, a quien había derrotado dos semanas antes en la final de Indian Wells.

El serbio lanzó un golpe de derecha a la esquina para imponerse 4-6, 6-3, 7-6 (2) después de tres horas y 21 minutos, y para marcar su primer Doblete del sol (Indian Wells + Miami) de su carrera. Recogió su séptima corona Masters 1000 y llevó su récord de 2011 a 24-0, marcando el mejor comienzo de una temporada desde que Ivan Lendl comenzó con 25 victorias consecutivas en 1986.

2012: La venganza ante Murray
Djokovic continuó consolidando su condición de hombre a vencer en canchas duras, abriendo el año con su tercer título del Abierto de Australia. En Miami, el No. 1 del mundo corrió a través de la mitad superior del cuadro sin perder un set, y se ganó el derecho de enfrentar a Andy Murray en la final.

El serbio estaba ansioso por recuperarse después de perder la final de Miami 2009 ante Murray. El británico solo completó tres partidos durante el torneo de 2012 después de recibir walkovers en su tercera ronda y en semifinales, pero la falta de juego lo dejó poco preparado y Djokovic se abalanzó sobre su lento comienzo.

Aunque Murray se abrió camino en el partido, no pudo hacer mella en los juegos de servicio de Djokovic. El primer sembrado no enfrentó un punto de quiebre en camino a lograr una convincente victoria por 6-1, 7-6 (4), marcando su primer triplete en un evento Masters 1000.

2014: dominio en cancha dura
Después de derrotar a Roger Federer en un desempate de tercer set para llevarse el título en Indian Wells, Djokovic buscó anotar su segundo doblete del sol y asegurar su cuarta corona de Miami.

El segundo preclasificado tuvo un camino poco convencional hacia la final que incluyó walkovers en la tercera ronda contra Florian Mayer y en semifinales contra Kei Nishikori. Pero la victoria de Djokovic en sets corridos sobre Murray en los cuartos de final confirmó que todavía estaba en plena forma cuando llegó a la cancha.

Nadal fue otra vez el rival a vencer en la final. El serbio tenía una clara ventaja mental: llegaba con récord perfecto de 3-0 en finales de Miami, mientras que Nadal no había ganado (0-3) ninguna.

El servicio superior de Djokovic lo vio tomar el 83 por ciento de los puntos cuando obtuvo su primer servicio en juego. Y sus golpes penetrantes atraparon a Nadal muy por detrás de la línea de fondo. El No. 2 del mundo logró una victoria por 6-3, 6-3 y demostró aún más su dominio en la cancha dura sobre el español. Aunque Nadal lideraba su rivalidad ATP Head2Head 22-18, Djokovic quedó con ventaja de 14-7 en su serie de cancha dura.

2015: repetir negocios
Por tercera vez en su carrera, Djokovic llegó a Miami tras las victorias en Melbourne e Indian Wells. A diferencia de algunas de sus otras carreras dominantes en Miami, el campeón defensor fue empujado desde la primera pelota esta vez. Fue a un set decisivo en su primera ronda contra Martin Klizan y tuvo un exigente choque de cuarta ronda con Alexandr Dolgopolov, pero finalmente avanzó a una sexta final en Florida.

Su último rival a vencer era Murray. Djokovic había ganado sus últimas nueve reuniones de cancha dura e incluso cuando Murray parecía tener una ventaja en los peloteos contundentes, el serbio parecía seguro de poder agotar a su oponente.

Después de entregar su mejor tenis en dos sets, Murray no pudo mantenerse al día con las demandas físicas requeridas para vencer a Djokovic. El primer preclasificado corrió a través del set final para lograr una victoria de 7-6, 4-6, 6-0 y se convirtió en el primer hombre en la Era Abierta en completar el agotador Doblete del Sol en tres ocasiones.

2016: haciendo historia
Un patrón ahora familiar para Djokovic lo vio una vez más ingresar al segundo evento Masters 1000 del año con títulos en Melbourne e Indian Wells. Su confianza solo creció en su evento Masters 1000 más exitoso, y el máximo sembrado una vez más logró superar el cuadro, superando a David Goffin en una entretenida semifinal para enfrentar a Nishikori.

El japonés, compitiendo en una de las finales de cancha dura más grandes de su carrera, quebró a Djokovic en el tercer juego del partido. Sería el único impulso que sostuvo esa tarde cuando el serbio reclamó su sexta victoria consecutiva sobre Nishikori con un triunfo por 6-3, 6-3. Djokovic levantó su título No. 28 en Masters 1000, e igualó el récord del torneo de Agassi con su sexta corona.

Más Historias como esta