© Jared C. Tilton/Getty Images

Guillermo García López inicia esta nueva temporada 2019 en el Qatar ExxonMobil Open estrenando equipo técnico.

Guillermo García López Vuelve A Sus Orígenes

El español recupera a uno de sus entrenadores de confianza

Desde el No. 105 del Ranking ATP y a sus 35 años, Guillermo García López parte esta temporada rearmando filas, con la intención de encontrar su mejor tenis y regresar a la zona que su tenis merece. Para ello, el español ha decidido recuperar para este curso a uno de sus hombres de confianza, al entrenador junto al que tocó su techo a comienzos de esta década.

Juan Manuel Esparcia es el encargado de retomar el timón de la nave. Y lo ha hecho desde el primer minuto en el Qatar ExxonMobil Open, donde el de La Roda ya ha superado la fase previa para disputar su primer cuadro ATP de 2019. Por el camino ha dejado al británico James Ward por 7-6[6], 6-2 y al chipriota Marcos Baghdatis por 4-6, 6-2, 6-4.

"Lo he visto muy competitivo en los dos primeros partidos de la temporada", reconoce a ATPTour.com el entrenador de García López. "Está en la línea que ha llevado en su carrera. Él es un jugador que emocionalmente aguanta muy bien los partidos, es muy trabajador y lucha el partido hasta el final. Eso siempre tiene su recompensa".

El de La Roda se convirtió junto al alemán Maximilian Marterer, el ucraniano Sergiy Stakhovsky y el lituano Ricardas Berankis en uno de los cuatro jugadores en acceder al cuadro final de Doha en esta edición. García López ya conoce su rival: será el invitado local Shannan Mubarak Zayid.

"Guillermo está competitivo, pero al principio del año lo más importante es jugar partidos aunque nunca sabes cómo van a salir las cosas", señala Esparcia. El pasado curso, García López se quedó en la primera ronda de Doha, aunque entonces había entrado directamente al cuadro como No. 70 del mundo. "Se ha centrado en los objetivos que hemos marcado, han salido las cosas bien y nos sirve para tener más partidos".

Ver el cuadro del Qatar ExxonMobil Open

Jugador y entrenador se conocen a la perfección. Y eso facilita el trabajo, a pesar de que la pretemporada no fue todo lo larga que hubiesen deseado. "Fue corta y eso dificultó hacer muchas cosas", explica el coach. "En primer lugar, tratamos de preparar la temporada tanto a nivel emocional como físico, hacer unos pequeños ajustes en su juego para seguir mejorando y sacar el mayor partido a las virtudes que tiene".

Asimismo, Esparcia revela la dinámica que han establecido para este curso: "Iremos trabajando día a día a medida que vaya jugando partidos, cumpliendo objetivos para conseguir de alguna manera estar lo más arriba posible".

El entrenador del manchego también expresa su ilusión por retornar al ATP Tour de la mano de este proyecto. "A nivel personal estoy muy contento de poder trabajar con él una vez más, ya he trabajado en otras etapas y es el jugador con el que más me identifico", asegura antes de revelar que "vuelvo por la ilusión que me hace poder ayudarle en este tramo de su carrera. Estamos con mucha ilusión y eso es lo más importante".

Más Historias como esta