© ATP World Tour

Las Estrellas #NextGenATP Encuentran Su Camino En La Arcilla

Jared Donaldson y Reilly Opelka jugaron en el Sarasota Challenger.

Jugar sobre arcilla puede ser un reto para los mejores jugadores del mundo. Las bolas pican y corren diferente, el movimiento es un factor y la bola lenta añade una dimensión más táctica a los partidos.

Los jugadores #NextGenATP Jared Dolandson y Reilly Opelka están aceptando este reto, empezando la temporada de arcilla en el Elizabeth Moore Sarasota Open 2017 en Bradenton, Florida.

Donaldson, en el No. 74 del Emirates ATP Rankings, alcanzó los cuartos de final en el United Tennis Club esta semana (p. Millot), casi un año después de su primera final en arcilla en un torneo ATP Challenger Tour en Savannah 2016.

“Es diferente para todos los jugadores, pero pisar la tierra batida es importante”, dijo el entrenador de Donaldson Jan-Michaell Gambill, un ex No. 14 del mundo y tres veces campeón en el ATP World Tour.

“El hecho de que Jared haya ido a Argentina (Buenos Aires) por un par de años y haya entrenado en tierra batida está a su favor. Jared se mueve bien sobre esa superficie. Una de las cosas en las que seguimos trabajando es en que sea mejor y esté en forma. Trabajando en sus piernas y su movilidad, lo cual ha mejorado realmente”.

Gambill, quien empezó a trabajar con Donaldson al inicio de la temporada 2017, insiste en que una vez un jugador entiende la complejidad de jugar en canchas de arcilla, entonces la tarea se vuelve menos frustrante.

“Donaldson necesita más partidos sobre arcilla, así que Sarasota encaja perfectamente en nuestro bloque de entrenamiento antes de ir a Europa”, añadió Gambill. “En arcilla, siempre hay estrategias para trabajar como moverse más atrás para devolver el servicio porque la bola pica más alto. A veces, se trata solamente de entender la posición de la cancha y que tienes que jugar puntos más largos, pero Jared ya lo entiende”.

Desde que entró al profesionalismo en 2015, Opelka ha jugado la mayoría de sus partidos sobre cancha dura. Sin embargo, el tenista de 19 años está motivado para hacer todo lo necesario para adaptarse.

“Cuando entreno en arcilla, me gusta hacerlo por dos horas y entonces mi entrenador Diego Moyano sale y llega mi preparador físico, con quien trabajo una hora más en cardio y movilidad”, dijo Opelka. “Sobre arcilla lo hacemos más y trabajamos en la movilidad con la pelota medicinal y también en deslizarme”.

“Es un concepto diferente de cómo juegas. Para mi, es bastante similar en cuanto a tener buenos servicios, me da tiempo para preparar las bolas. Mi servicio es efectivo. Siempre voy con el mismo pensamiento sobre mi saque. Eso ocurre en cualquier superficie”.

El juvenil espera acercarse al Top 100 al final de la temporada de césped en julio. Para eso necesitará momentos importantes sobre la tierra batida en Europa, pero Opelka está emocionado por los destinos franceses.

“La arcilla verde en los Estados Unidos es completamente diferente de la roja. Hay mucho por ajustar esta semana. Crecí en la Florida y solo jugué sobre arcilla en ese tiempo. Pero ahora son dos meses sobre tierra batida del año, cuatro a cinco torneos”, dijo Opelka. “Lo disfruto, especialmente yendo a Francia, es genial. Estaré jugando en Bordeaux en unas semanas así que estoy muy contento de ir allá”.

Tanto Donaldson como Opelka continúan su campaña por Europa, con Dolandson preparado para llegar a la arcilla del Mutua Madrid Open y Opelka buscando clasificar a ese torneo y competir en el prestigioso BNP Paribas Primrose Bordeaux en el ATP Challenger Tour.