© Peter Staples/ATP World Tour

Roger Federer supera en dos mangas a Milos Raonic para coronar su 17º título sobre hierba en la MercedesCup de Stuttgart.

La Última Vez Que Roger Federer Alcanzó El No. 1

Revive la actuación del suizo en Stuttgart 2018

Después de saltarse la gira de tierra batida, Roger Federer llegó a la MercedesCup 2018 tras once semanas de inactividad. La estrella suiza tuvo que empezar su camino a su máximo nivel, ya que el No. 1 del mundo estaba en juego. Si lograba alcanzar la final en Stuttgart, superaría a Rafael Nadal en lo más alto del FedEx Ranking ATP.

“Creo que esto me da un extra de motivación”, señaló Federer antes del torneo ATP 250. “Pero, de nuevo, haber perdido aquí en la primera ronda el pasado año, para mí se restablece el objetivo”.

Coaches

Federer se enfrentaba a dos derrotas seguidas en Stuttgart. Dominic Thiem había salvado dos puntos de partido para derrotar al suizo en la semifinal de 2016, mientras que Tommy Haas salvó un punto de partido en segunda ronda de 2017 para sorprender a Federer.

A sus 36 años perdió el primer set en el torneo de 2018 frente a Mischa Zverev. Pero fue entrenando en el partido hasta conseguir darle la vuelta ante el alemán, luego derrotó a Guido Pella para presentarse en un duro duelo de semifinales frente a Nick Kyrgios. Una victoria ante el australiano le daría el No. 1 del mundo por tercera vez esa temporada.

Lo que ocurrió sobre el césped de Stuttgart fue dramático y tuvo una carga de tensión muy grande, pero acabó remontando al aussie por 6-7(2), 6-2, 7-6(5), asegurándose el No. 1 y una plaza en la final.

“Estoy muy feliz, muy aliviado. Fue un duro partido como esperaba frente a Nick. Hemos jugado muchos desempates ya, perdí la cuenta”, dijo Federer. “Estuvo muy ajustado. Podría haber terminado a favor de cualquiera de los dos, pero estoy contento. Seré No. 1 del mundo el próximo lunes, así que es muy emocionante. Y tengo otra final por delante, así que todo son grandes noticias”.

Federer había perdido dos de sus tres últimos partidos frente a su siguiente rival, Milos Raonic. Pero el suizo levantó su 18ª corona en hierba tras imponerse al canadiense por 6-4, 7-6(3).

“Estoy muy feliz. Creo que es una buena final por mi parte. Creo que jugué muy bien a lo largo de todo el torneo, tras estar un tiempo sin jugar. Es un gran regreso”, reconoció Federer.

El suizo sólo perdió su servicio dos veces en toda la semana, levantando su primer título en Stuttgart en su tercera participación. Su esfuerzo le permitió ascender al No. 1 del mundo durante una semana, antes de que Nadal volviera a arrebatárselo. Aquella fue la última semana que Federer pasó en lo más alto hasta hoy.

Más Historias como esta