© Matthew Stockman/Getty Images

David Ferrer llegó a ser No. 3 del mundo.

Roland Garros 2013: La Primera Final De Ferrer En Un Grand Slam

Rafael Nadal se impuso al alicantino en París

Con 31 años, y por aquel entonces, nunca un tenista había necesitado tantas participaciones en los torneos del Grand Slam (42) para llegar a su primera final. Eso ocurrió en 2013, cuando David Ferrer se clasificó para pelear el domingo decisivo por el título de Roland Garros ante Rafael Nadal. El alicantino, ubicado en el No. 5 de la clasificación, alcanzó así uno de los grandes objetivos de su carrera, que había perseguido durante mucho tiempo.

Esta fue la forma en la que se gestó.

Ferrer se quedó cinco veces a las puertas de su primera final de Grand Slam durante los años anteriores. En 2007, el español cayó en las semifinales del US Open ante Novak Djokovic en tres parciales.

En 2011, Ferrer volvió a unas semifinales en un grande, esta vez en el Abierto de Australia. Fue Andy Murray el que frenó al alicantino en esa ocasión, imponiéndose en un disputado partido a cuatro sets, que tuvo dos tie-breaks.

En tres semifinales más se quedaría frenado Ferrer antes de romper la barrera en París: Roland Garros 2012 (p. ante Nadal), US Open 2012 (p. frente a Djokovic) y Abierto de Australia 2013 (p. contra Djokovic). Ese mismo 2013, sin embargo, las cosas cambiaron para Ferrer en la tierra batida del segundo Grand Slam de la temporada.

Sin perder un solo set en los seis encuentros previos al decisivo, Ferrer derrotó a Marinko Matosevic, Albert Montañes, Feliciano López, Kevin Anderson, Tommy Robredo y Jo-Wilfried Tsonga, favorito de la grada en semifinales, para meterse en la pelea por la Copa de los Mosqueteros, donde volvió a encontrarse con Rafael Nadal por tercer torneo seguido (había caído ante su compatriota en los cuartos de Madrid y en esa misma ronda en Roma).

El alicantino, que disputaba su primer duelo decisivo en los grandes, se encontró posiblemente con el peor riva posible en Roland Garros: Nadal, clasificado para jugar su final No. 17 en un Grand Slam, que además le dominaba el cara a cara por un claro 19-4.

Fue la primera final española desde 2002, cuando Albert Costa derrotó a Juan Carlos Ferrero, y la cuarta de la historia después de la que tuvo lugar en 1998, con la victoria de Carlos Moyà sobre Alex Corretja, y la de 1994, en la que Sergi Brugera se impuso ante Alberto Berasategui.

“Me siento muy bien”, dijo Ferrer tras confirmar su pase al encuentro decisivo. "Estoy muy contento. Estar en la final de Roland Garros es un sueño. Es lo más importante de mi vida”, aseguró el español.

Nadal dominó la final de principio a fin, y terminó ganando el partido entre españoles por un marcador de 6-3, 6-2 y 6-3 tras dos horas y 17 minutos de juego. Ferrer, sin embargo, se marchó habiendo cumplido la meta de dar un paso más, optando a pelear por un torneo del Grand Slam.

ATP Heritage: Milestones. Records. Legends.

Más Historias como esta