© AFP

Tommy Robredo sostiene el trofeo de campeón del Plava Laguna Croatia Open Umag 2013.

El Resurgir De Robredo En Umag: "Me Siento Muy Afortunado"

ATPTour.com rememora la conquista del 12º título individual ATP Tour del español.

Si la palabra tesón tuviera un sinónimo en el diccionario del ATP Tour, el nombre de Tommy Robredo aparecería entre sus primeras acepciones. El español conquistó en el Plava Laguna Croatia Open Umag 2013 uno de los títulos más especiales de su carrera, subrayando su condición de competidor en el seno del vestuario. Es, sobre todo, una luz al final del túnel.

Estamos en febrero 2012 y sucede lo siguiente: Robredo acude al quirófano para tratar una tendinopatía crónica en los isquiotibiales de su pierna izquierda, una dolencia que lleva tiempo lastrando su rendimiento. El alivio, claro, conlleva un peaje. Tommy asume la baja deportiva más larga de su carrera (siete meses sin pisar un torneo) y observa el desplome de su ranking, que llega a tocar el No. 470 mundial, las catacumbas para un jugador de élite que ronda la treintena.

Después de regresar a la competición curtiéndose en el circuito Challenger, Robredo emprende en la temporada 2013 con fuerza renovada. Si en el Grand Prix Hassan II de Casablanca consigue su primer título ATP Tour en dos años, sobre la arcilla de Umag redobla su mérito Umag ganando su segunda copa de la temporada. Algo inédito en las últimas cuatro campañas.

El catalán desbordó por 6-0 6-3 en la final al italiano Fabio Fognini, cortando una racha de 13 triunfos consecutivos del jugador de Sanremo.

“Me siento más que feliz”, dijo Robredo”. “Soy profesional desde hace casi 15 años y este es mi 12º título, así que no he vivido muchos momentos con trofeos. Me encanta esta emoción”.

“Antes del partido estaba hablando con mi entrenador. Le estaba diciendo que adoro estar esperando a jugar una final y estar nervioso. El dinero no puede comprar esa sensación, me siento muy afortunado por formar parte de este deporte y tener la oportunidad de tener estos sentimientos. Lo disfruto y sé cómo manejarlo”.

Robredo comenzó la temporada ocupando el No. 114 del FedEx ATP Rankings, buscando recuperar el terreno perdido por su ausencia en la competición. Tras apilar un balance de 28-15 en 2013, el español, antiguo No. 5 mundial regresó al Top 30 y conquistó la copa superando a Fognini en 62 minutos.

Como quinto cabeza de serie, Robredo firmó una final estupenda al ceder apenas un punto al servicio y seis en total en toda la primera manga. Un esforzado Fognini, que había levantado varias pelotas de partido en tres semanas estelares, incluyendo tres ante Gael Monfils en las semifinales de Umag, intentó oponer resistencia en la segunda manga. El italiano llegó a dominar 2-1 con rotura el parcial, pero Robredo se anotó cinco de los seis últimos juegos.

“He jugado excelente. Me he sentido bien”, reconoció Robredo. “Ha sido un partido perfecto. No es sencillo jugar una final y yo he competido muy bien. He sacado bien, mi resto ha sido bueno. Creo que he hecho un buen trabajo para lograr la victoria”.

Con 31 años y 5 meses, Robredo se convirtió en el campeón más veterano en la historia del torneo de Umag. En un evento que ha formado parte del calendario ATP Tour durante las últimas tres décadas, desde su instauración en 1990, el registro del jugador de Hostalric sigue vigente en la actualidad.

A orillas del Mar Adriático firmó Robredo un resultado clave para confirmar su regreso al primer nivel. La corona de Umag fue un impulso decisivo para terminar la temporada en el No. 18 mundial, su mejor registro en cuatro años.

La conquista de Umag 2013 es hasta el momento el último título ATP Tour logrado por Robredo, que también alcanzará la final en la edición de 2014 (p. ante Cuevas).

A sus 38 años, Robredo ocupa al puesto No. 213 del FedEx ATP Rankings.

Más Historias como esta