© PBZ Zagreb Indoors

García López Primer Campeón Español En Zagreb

El español se alzó con el cuarto título de su carrera derrotando en la final al italiano Seppi.

A priori era un duelo que se decidiría en las distancias cortas. Y así se confirmó sobre la pista dura cubierta croata. Tanto Guillermo Garcia-Lopez como Andreas Seppi han empezado la temporada a un gran nivel, sumando un buen puñado de puntos y disputando más de una decena de partidos en las primeras semanas de competición. En el PBZ Zagreb Indoor, tanto el español como el italiano se citaron en su primera final del ATP Tour y la balanza se decantó del lado del primero por 7-6(4), 6-3 tras una hora y 36 minutos.

“No puedes ganar un torneo cada semana”, dijo Garcia-Lopez. “Este es solo el cuarto título de mi carrera, así que por supuesto que fue un momento emotivo. Estaba pensando en esos momentos en los que he trabajado duro, entrenando duro y pasando muchas horas en la pista. Cada título es un buen momento para los jugadores, así que este es uno de esos, por supuesto”.

Nunca antes una raqueta de nacionalidad española había alcanzado la última ronda en Zagreb y Garcia-Lopez no desaprovechó la ocasión para convertirse en el cuarto jugador de la historia del torneo que, sin ser croata, es capaz de levantar el título. También lo consiguieron antes el ruso Mikhail Youzhny en 2012, el ucraniano Sergiy Stakhovsky en 2008 y el chipriota Marcos Baghdatis en 2007. Por su parte, Seppi también era el primer representante italiano en una final de este campeonato ATP World Tour 250, aunque en 2006 ya había peleado por el trofeo en la modalidad de dobles junto a Davide Sanguinetti (p. ante Jaroslav Levinsky/ Michal Mertinak).

El respeto y la tensión propia de una final aparecieron en los primeros instantes del encuentro. Aunque sería Garcia-Lopez, tercer cabeza de serie del torneo, el primero en amenazar el orden con el que avanzaba el partido. Así, las primeras opciones de quiebre en el partido apenas tardaron en llegar para el español. En el tercer juego, el de La Roda puso en peligro el servicio del italiano con dos oportunidades que no pudo aprovechar, gracias a la solvencia de Seppi con su saque.

El número 33 del Emirates Ranking ATP insistió desde el resto para tratar de lograr la perseguida rotura y en el noveno juego, con 4-4 en el marcador, disfrutó de una nueva opción. Pero Seppi reaccionó con una magnífica demostración de sensibilidad y talento con su muñeca derecha, defendiendo con varias dejadas y conservando, una vez más, su saque. Con 100% de opciones de break salvados, el de Bolzano se aseguró el desempate.

A golpe de derechas ganadoras, el español dominó en el tie-break. Su servicio hizo el trabajo restante. Con un 84% de puntos ganados con el primer servicio, Garcia-Lopez se apuntó 7-6(4), una manga que terminó con un reparto de 41 puntos para cada jugador. Igualdad máxima.

Apretó los dientes Seppi en el segundo set para cobrarse sus primeras opciones de rotura. Y a la segunda oportunidad no perdonó para firmar el primer break del partido en el quinto juego. Pero reaccionó el español para devolver en blanco el quiebre al italiano (3-3). En el siguiente juego al resto, Garcia-Lopez asestó un golpe definitivo al partido. Otra rotura en blanco sirvió para poner la directa hacia el título (6-3). El español conectó cinco saques directos, más de la mitad que durante los tres encuentros anteriores (9).

El español doblegó por primera vez en su carrera a Andreas Seppi, después de que el italiano dominara el FedEx ATP Head2Head por 5-0, entre sus partidos disputados en el ATP World Tour y el Challenger Tour, para conquistar el cuarto trofeo de su carrera. Guillermo Garcia-Lopez añade el éxito en el PBZ Zagreb Indoors, a los títulos cosechados anteriormente en Kitzbuhel en 2009, Bangkok en 2010 y Casablanca en 2014.

“Estaba un poco cansado mental y físicamente en el final del segundo set”, dijo Seppi. “Intenté mantener la calma, pero me notaba sin energías. Es un poco decepcionante. Estaba en la final. Estaba a un paso de ganar el torneo. Pero tengo que ver las cosas positivas. No jugué mi mejor tenis, pero llegué a la final con un buen ánimo de pelear, por lo que eso es muy positivo”.