© Peter Staples

Roger Federer es el cuarto cabeza de serie en el BNP Paribas Open 2019 de Indian Wells.

Roger Federer Sueña Con Ser Músico

El suizo comparte una fantasía de no haber sido tenista.

Admirado en todo el mundo, reconocido en cada rincón, seguido en cada torneo. Roger Federer pasa por ser una de las personalidades deportivas más importantes de todos los tiempos y una figura de influencia global. Con un sinfín de marcas históricas a la espalda, el jugador de Basilea representa uno de los principales valores del ATP Tour en las últimas dos décadas. A día de hoy, el tenis no se entiende sin su figura. Pero, ¿y si nunca se hubiera decantado por empuñar una raqueta?

Tras avanzar a los cuartos de final del BNP Paribas Open de Indian Wells, donde busca una inédita sexta corona individual, Roger se planteó la posibilidad de ponerse en la piel de otra persona. Si pudiera escoger a cualquier otro ser humano y vivir su vida, el suizo ofreció una llamativa respuesta.

“No escogería un tenista", reconoció Roger. "Sería alguien diferente, tengo mis dudas. Pero probablemente sería la vida de un músico. Me gustaría saber qué se siente al estar sobre un escenario”. No es la primera vez que el suizo establece su afinidad con la escena musical. Recientemente, el helvético comparó su estilo de vida con el de la artista Alicia Keys, abordando la responsabilidad que siente para devolver el reconocimiento a los aficionados. Gradas repletas esperando una gran actuación de sus ídolos como punto de conexión entre ambos.

En 2018, además, Federer reveló sus gustos musicales con el paso de los años. Con una afinidad por las producciones de Queen, Michael Jackson y Roxette, el suizo creció disfrutando también con música de DJs y, posteriormente, se convirtió en una fanático de la música rock. En este último caso influenciado por su antiguo entrenador Peter Lundgren, gran seguidor de bandas como AC/DC y Metallica

La realidad, sin embargo, le ha convertido en uno de los tenistas más respetados de todos los tiempos. Un auténtico ídolo de masas, aunque Roger descarta la idea de colocarse en el primer peldaño del escalafón. El debate sobre quién debe ocupar el estatus de mejor jugador de la historia es un asunto ambiguo en la mente del campeón de 20 grandes, que reflexiona desde la coherencia en este campo.

También Podría Interesarle: Los Gustos Musicales De Federer: De Afrojack A Metallica

“Es complicado decirlo en términos generales”, indica Federer con humildad. "No creo que Ken Rosewall pensase en cuántos Grand Slam iba a ganar. Pienso que en el futuro solo se recordará lo que cada uno llegó a conquistar. Y en unos 30 años los jugadores podrán perseguir muchas más récords que yo o que Pete [Sampras] hicimos”.

¿Se puede establecer una comparativa histórica? ¿Es preferible compartimento el debate entre generaciones? ¿Se debe hablar únicamente de jugadores que realmente compitieron entre sí?

“El deporte es así, es realmente difícil de comparar”, asume Federer, que se encuentra a ocho títulos de igualar el récord de más títulos individuales (108) establecido por el estadounidense Jimmy Connors. “Para ser honesto, quizá lo podríamos hacer entre generaciones. Al final del día, se trata de un debate interesante y divertido, pero nada más. Nunca lo sabremos.”, reconoce “Uno solo tiene la opción de convertirse en el más joven en ganar un Grand Slam. Después, puedes intentar ser el más veterano en hacer algo. ¿Qué es más complicado? No lo sé”.

En un deporte cada vez más profesionalizado y con carreras más extensas, las variantes son tan numerosas como complicadas las conclusiones a alcanzar.

“En ocasiones, uno puede tener la fortuna o la desgracia de ver rota una racha debido a una lesión, por algún motivo fortuito. ¿Echa eso todo abajo? No lo sé. Es realmente complicado ver todas estas cosas. Estoy convencido de que cualquier jugador que esté incluido en ese debate puede estar realmente orgulloso de sus esfuerzos”.

Más Historias como esta