© Getty Images For ATP

Jannik Sinner está entrenando en su apartamento en Montecarlo, incapaz de regresar a Italia en este momento debido a la pandemia de COVID-19.

El Blog De Sinner: Pizza, PlayStation Y Prevención Del Aburrimiento Durante El Confimamiento

El campeón de las Next Gen ATP Finals de 2019 inicia un blog en ATPTour.com para contar qué está haciendo durante la pandemia de COVID-19

Desde que volé de Indian Wells hace unas semanas, he estado en mi apartamento en Montecarlo, sin poder regresar a Italia, donde la pandemia de Coronavirus está bastante extendida. En primer lugar, estoy tratando de mantenerme a salvo, pero también he comenzado a trabajar duro en mi estado físico. Con la suspensión del circuito, aún no ha habido tiempo para golpear una pelota. En los últimos seis años, el período más largo en el que no golpeé una pelota fue cuando me hice daño en los ligamentos y estuve fuera por tres semanas. Luego, cuando regresé, comencé lentamente sin moverme mucho.

Ahora mismo, me estoy despertando a las nueve en punto y desayunando. Luego, a las 10, entreno durante 90 minutos con mi preparador físico Dragoljub Kladarin. Dalibor Sirola, que se encuentra en Croacia y no puede moverse tampoco, le manda los entrenamintos a Dragoljub. Primero trabajamos en movilidad y estabilidad por la mañana. Descanso un poco, luego alrededor de las 12:30, como algo y descanso un poco más. Alrededor de las 3 p.m., salgo de mi apartamento para ir a mi garaje en la planta baja y trabajo durante dos horas en mi fuerza. Una vez que termino el día, me ducho, juego a la PlayStation a Fifa o Fortnite, ceno y duermo. ¡Parece que tengo que hacer esto durante tres o cuatro meses ahora!

Es posible que hayáis visto cómo he creado el #SinnerPizzaChallenge, en respuesta al Coronavirus, en mis redes sociales. La respuesta ha sido muy buena. Realmente me gustaría que Roger, Rafa y Novak hicieran una pizza, pero sé que tienen sus propias iniciativas en las que centrarse. La idea es crear mi cara o la cara de un italiano en una pizza y luego etiquetarla como #SinnerPizza o #SinnerPizzaChallenge. Definitivamente sería difícil recrear mi cabello en este momento, ¡es un poco largo! La idea es donar dinero a Bérgamo, que se encuentra en una mala situación, con muchas personas muriendo. Mi intento no fue muy bueno, la pizza fue muy difícil. Al crecer, mi papá era el cocinero, así que aprendí algunos platos de él. Me gusta hacer pasta fácil, ya que siempre es bueno comerla.

Me fui de casa a los 13 años para mudarme al centro de tenis de Riccardo Piatti, así que estoy acostumbrado a cocinar, limpiar y lavar mi propia ropa. Fue duro, pero crecí rápidamente como persona. Inicialmente, vivía con uno de los entrenadores del centro, Luka Cvjetkovic, que tenía una esposa, dos hijos pequeños y un perro, porque realmente necesitaba una familia a mi alrededor. Riccardo fue muy inteligente al pensar en mí, por lo que estar con la familia de Luka me hizo sentir mejor. Ahora vivo solo en un apartamento, así que tengo que ocuparme de todo. Normalmente, llamo a mi familia cada dos o tres días, pero ahora todos están aislados, así que llamo cada noche. Afortunadamente, mis padres y mi hermano, Marc, están bien.

Con suerte, el Coronavirus desaparecerá lo antes posible. Sé que cada país está haciendo todo lo posible para pararlo. Me aburro fácilmente, porque normalmente siempre estoy en movimiento. Cuando era más joven, salía a jugar con amigos, jugaba a deportes como el fútbol con mis compañeros de clase. Creo que es importante practicar muchos deportes antes de decidir. Hoy, todo lo que puedo hacer es relajarme, hacer ejercicio y ver series de televisión.

Al escuchar la noticia de la cancelación de Wimbledon, Riccardo y mi equipo, Dalibor, Andrea Volpini y el fisioterapeuta Claudio Zimaglia, deberán elaborar un plan para estar listos una vez que se reanuden los torneos. En los últimos 12 meses, he mejorado mi golpe de derecha, pero durante esta suspensión del circuito todavía tenemos que trabajar en ello, así como en mi volea y servicio.

Una de las razones de mi rápido ascenso se debe a que jugué con los mayores como junior. Recuerdo que perdí en la primera ronda de Sharm El Sheikh y le dije a Riccardo que me pusiera en Futures de ahora en adelante. Hubo muchos momentos difíciles y muchas derrotas en la primera ronda, pero desde que obtuve mis primeros puntos [en febrero de 2018], ha ido muy rápido. El título de las Next Gen ATP Finals del año pasado fue muy bueno para mí, por supuesto, pero no hice ninguna fiesta después. Fui a un torneo Challenger cerca de mi casa y busqué la sensación de la victoria nuevamente. Solo estoy tratando de crecer y mejorar día tras día.

Afortunadamente, tengo un excelente equipo y durante esta suspensión del circuito, seguiré trabajando tan duro como siempre. Espero que todos puedan mantenerse sanos y seguros hasta que la situación mejore.