© Clive Brunskill/Allsport

Roger Federer, que compite en la fotografía en Roland Garros 1999, hizo su debut ATP Tour en Gstaad 1998.

El Debut ATP De Federer: “Nunca Pensé Que Llegaría A Ser Uno De Los Mejores”

El argentino venció al suizo, por entonces de 16 años, en su primer partido ATP Tour en Gstaad 1998

Lucas Arnold Ker se autodenomina un apasionado del tenis y no duda en reconocer que las raquetas y las pelotitas fueron “el todo” durante gran parte de su vida. Con 45 años, el argentino es parte de una familia de tenistas por parte de padre y hermano, llegó a ser finalista en dobles de Roland Garros 1997 y ex N° 21 del ranking en esa especialidad en la que conquistó 15 títulos, además de ser No. 77 en singles).

“Hasta los 30 años probablemente vivía las 24 hs pensando en el tenis. Desde chico ya sabía que quería ser profesional y puedo decir que le entregué todo…”, repasa Arnold para ATPTour.com, y dice que actualmente sigue enseñando tenis aunque “más social que competitivo” porque la prioridad son sus hijos y su familia. Más aún desde que se enfrentó, en 2007, con un cáncer testicular y pudo ganar también ese partido tras innumerables sesiones de quimioterapia.

Entre los destacados de su carrera hay uno marca que resalta: Arnold puede decir orgullosamente algo que muy pocos colegas pueden ostentar, se retiró con un récord a favor ante Roger Federer. Fue un solo partido, justamente el primero del suizo en el Circuito en el torneo de Gstaad en 1998.

“Me lo recuerdan bastante de que le gané… pero no muchos saben que fue su primer partido ATP Tour. Después de que pasaron 20 años me lo han mencionado bastante ese partido: hoy lo recuerdo como una linda memoria”, dice y asegura, sincero: “Nunca pensé ni me imaginé que Federer iba a ser uno de los mejores del mundo y de la historia, la verdad que no”.

También Podría Interesarle: Recordando El Debut ATP De Djokovic: "¡Este Chico Es Muy Bueno!"

En ese torneo, Arnold —por entonces No. 88 del Ranking— había caído en la última rueda de la clasificación, pero terminó ingresando al cuadro principal como lucky loser por la baja de Tommy Haas, intoxicado, para ser el rival de un invitado local, un junior de 16 años al que nunca había visto y venía de ser campeón juvenil de Wimbledon. “Me tocó un junior suizo, que en ese momento Suiza no tenía mucha historia ni eran muy buenos jugadores. Pensé que me había tocado un rival accesible, que había tenido el doble de suerte”, afirmó a la distancia.

Aquel partido, el 7 de julio de 1998, era el debut de Federer en el ATP Tour de los más de 1.500 encuentros que hoy ostenta y la victoria quedaría para el argentino por un doble 6-4, en una hora y 20 minutos. “Roger tenía un buen saque, una buena derecha… pero el revés era todo cortado, no era nada bueno. Recuerdo subirle todo el tiempo por ahí y que eso me permitió ganarle bien, en dos sets”, describe el ganador del partido, dos décadas después.

¿Se imaginaba Arnold por ese entonces que había tenido enfrente a un futuro No. 1 del mundo y al más ganador de torneos Majors? “Es increíble lo que evolucionó como jugador para ser uno de los mejores de la historia.

En tanto, Federer rememoró hace algunos meses aquel partido en una entrevista con el diario argentino La Nación. “Estaba decepcionado porque tenía que jugar con Tommy Haas, pero se enfermó de la panza y, en lugar de ponerme en la cancha central, me programaron en la cancha 1. Igual, estaba llena de gente y fue todo una locura, porque yo había ganado Wimbledon junior”, contó.

“Me acuerdo de Lucas, que era de la generación de los jugadores que hacían saque y volea, sacaba con efecto a mi revés y yo venía de Wimbledon, con otra altura del pique de la pelota y me complicó. Él era más veterano, yo jugué bien por lo que recuerdo, perdí 6-4 y 6-4, pero fue una gran experiencia haber tenido la atención de los medios jugando frente a mucha gente, acostumbrándome a esa clase de presión”, afirmó Federer.

Por su parte, Arnold solo volvió a cruzarse una vez con Federer, red de por medio, aunque en dobles. Cuando hoy habla de tenis con sus alumnos y rememora tiempo pasados, el argentino suele decir que sigan con detenimiento aquel suizo al que el pudo vencer y que hoy lo sigue sorprendiendo cómo continúa mejorando pese a su grandeza y sigue vigente en lo más alto del Tour.

Más Historias como esta