© Julian Finney/Getty Images for Laver Cup

Roger Federer se mantiene invicto (3-0) ante Nick Kyrgios en la Laver Cup.

Federer Emplea Consejos De Nadal Para Batir A Kyrgios En Laver Cup

El suizo devuelve la ventaja (5-3) al Team Europa en Ginebra.

Hay momentos que se quedan en la memoria y aquí hubo un buen ejemplo. Para lograr la victoria este sábado en la Laver Cup, Roger Federer empleó una de las posibilidades más icónicas de la competición. La leyenda suiza, que trabajó duro hasta superar por 6-7(5), 7-5, 10-7 a Nick Kyrgios, se dejó aconsejar por Rafael Nadal para vencer la resistencia del jugador australiano. La victoria volvió a poner por delante (5-3) al Team Europe bajo la cubierta de Ginebra y fortaleció las opciones de un tercer título consecutivo para el Viejo Continente.

Fue un episodio destacado que todos los asistentes agradecieron. En una competición de emoción creciente, donde los partidos del fin de semana van ganando importancia con el transcurso de la eliminatoria, las matemáticas están claras. Todos los encuentros de este sábado valen dos puntos, en comparación con la única unidad atribuida a los partidos del viernes. Así, el paso dado por Federer tuvo una importancia fundamental en el corazón de la eliminatoria.

“Esperaba un partido duro bajo un gran ambiente. Ha sido algo impresionante”, reconoció Roger al completar la victoria. “Fue duro perder ese primer set. Necesité algo de energía e intenté mantener el duelo igualado ante Nick. Sabía que podría darle la vuelta con la grada de mi lado. ¡Necesitaré unos auriculares para el siguiente partido!”.

Después de sumar el triunfo para el Team Europe y mantener un balance impecable (3-0) en partidos de Laver Cup ante Kyrgios, Federer remarcó su autoridad en la competición por equipos más emocionante del mundo. El jugador de Basilea firma así un historial perfecto (5-0) en partidos individuales en este torneo, confirmándose como pieza clave del grupo capitaneado por Björn Borg. 

También Podría Interesarle: Federer: Nadal Está Motivado Para La Copa Laver

El precio de la victoria fue bastante alto. En un choque marcado por la variedad de juego, ambos jugadores intercambiaron roturas al inicio del primer set. Unos cruces de golpes sin tregua que desembocaron en el desempate. El tiebreak demostró dos teorías conocidas: que Federer compite a la velocidad del rayo y que Kyrgios tiene una fe especial ante los más fuertes. Si el suizo levantó una ventaja inmediata de 4-0, el australiano respondió con una fortaleza total. Nick enlazó cuatro puntos y ganó los últimos tres intercambios del tiebreak para colocarse al mando del partido.

Aunque el suizo siguió conservando el saque con comodidad, fue incapaz de generar peligro en la mayoría de los puntos desde el fondo de pista. Allí, cuando el margen de error era cada vez más estrecho, se produjo el gran momento del sábado. Si sus compañeros se habían mantenido en silencio durante el encuentro, respetando la autoridad del suizo para resolver los problemas por sí mismo, Nadal asumió el control de la situación. El español se acercó al banquillo y ofreció estadísticas a Federer, dándole motivos para la confianza con 4-5 en el segundo set.

“Estás ganando la mayoría de los puntos de más de cinco golpes”, le aseguró Nadal en un momento crítico, cuando Federer se disponía a servir para mantenerse en el partido. “Sé que es complicado, porque lee muy bien la pelota… Espera hasta la opción correcta y dispara porque no está fallando”.

El plan funcionó a la perfección. Kyrgios erró un par de tiros para entregar a Federer una tregua hasta alcanzar el 5-5. En el siguiente cambio de lado, Nadal recomendó a Federer añadir más efecto liftado a sus servicio y conectar pelotas algo más altas para romper el ritmo del australiano. La estrategia tuvo resultado: Roger situó el 0-40, terminó rompiendo el servicio de Nick y obtuvo un billete al Match Tiebreak.

El suizo reservó su mejor tenis para el momento clave. Después de levantar un 0-2, Federer tomó una velocidad que ya nunca abandonó. Con una frescura de piernas inaudita a sus 38 años, el servicio de Federer volvió a funcionar. El suizo desmontó la resistencia de Kyrgios hasta colocarse con una ventaja de 9-4. Un empuje definitivo que nunca dejó escapar. Tres puntos después, una derecha de Kyrgios  terminó en el pasillo y desató la locura en una grada que arropó a Federer como a uno de los suyos.

John Isner celebrates at Laver Cup 2019

En el encuentro que abrió la jornada, John Isner logró una gran victoria ante Alexander Zverev por 6-7(2), 6-4, 10-1, restableciendo la igualdad (3-3) entre el Team World y el Team Europe.

Isner logró la única rotura del partido con 4-4 en el segundo set, y después cerró los siete primeros puntos del Match-Tiebreak para vencer tras una hora y 34 minutos. El americano fue el primer jugador en batir a Zverev en la Laver Cup (4-1), colocándose con un balance de 2-3 en partidos individuales en este evento. Isner mejoró hasta el 2-6 en el historial FedEx ATP Head2Head ante Zverev y se tomó la revancha del duelo de 2018 ante el alemán en la Laver Cup.

“No lograba hacerle daño al servicio y firmó más de un 85% de efectividad en el partido", explicó Isner sobre la dificultad encontrada en pista. Un partido que no pudo desatascar hasta los momentos finales. "Una vez que me coloqué con 5-4 en el segundo set, tuve bastante ritmo a mi favor y lo pude probar en el Match Tiebreak”, reconoció Isner. “Quizá estemos girando la situación. El Team World ha llegado y estamos para ganar”.

Más Historias como esta