© Camerawork USA

Duckhee Lee se convierte en el primer jugador sordo en disputar un cuadro final ATP Tour en el Winston-Salem Open 2019.

Duckhee Lee Rompe Barreras Para Atletas Sordos En Winston-Salem

El surcoreano bate a Laaksonen para hacer historia.

Cuando era un niño, Duckhee Lee recibía mensajes reticentes sobre sus sueños de convertirse en tenista profesional. El surcoreano de 21 años demostró que esa personas estaban equivocadas este lunes en el Winston-Salem Open, batiendo a Henri Laaksonen por 7-6(4), 6-1 para convertirse en el primer jugador sordo en ganar un partido en un cuadro final del ATP Tour.

“La gente se reía de mí por mi discapacidad. Me decían que no debería estar jugando”, recordó Lee. “Fue bastante complicado, pero mis amigo y mi familia me ayudaron a superarlo. Quería demostrarles a todos que podía hacer esto”.

”Mi mensaje para las personas que no pueden escuchar es que no pierdan la ilusión. Si lo intentas con todas tus fuerzas, eres capaz de cualquier cosa”.

El momento histórico fue celebrado con sus compañeros, que admiran con unanimidad la tenacidad del asiático para exprimir su potencial.

“Le vencí hace unos años y se acercó a mí con el traductor de Google tras el partido. Me dijo ‘¿cuáles son mis debilidades?’”, recordó Tennys Sandgren. “Que alguien sordo y que no habla inglés con fluidez salga ahí fuera de esa manera,… ¡Yo no lo haría! Fue algo fantástico”.

“Uno recibe mucha información sobre cómo golpea la pelota el rival por el sonido del golpeo. Si no puedes escucharlo… Debes tener una habilidad extraordinaria y un enorme talento”.

Los partidos del ATP Tour a menudo se deciden por muy pequeños detalles: un error no forzado en un momento clave o un tiro ganador certero con 5-5 en un tiebreak. Los jugadores admiten que entrar en pista sin tener la capacidad de oír sería algo impensable para ellos”.

También Podría Interesarle: Murray: “Algunas Cosas Mejoraron Hoy”

“Si tuviera que jugar con unos auriculares, sería increíblemente complicado anticipar la velocidad de la pelota, el efecto con el que sale de la raqueta. Usamos nuestros oídos para elegir muchos detalles”, añadió Andy Murray. “Obviamente es una enorme desventaja, así que ser capaz de hacer lo que él está haciendo es un gran esfuerzo”.

Los aspectos básicos de un partido que los jugadores dan por hecho son cosas que Lee, cuya sordera le fue diagnosticada a los dos años de edad, nunca ha podido aprovechar. No puede escuchar las decisiones de los jugadores de línea o el marcador, dependiendo de las señales del juez de silla o de los miembros de su equipo.

Cuando un error en el marcador con 5-1 en el segundo set ante Laaksonen mostró un 40-15 a su favor en lugar del 30-15 correcto, Lee fue incapaz de consultar sobre lo sucedido al juez de silla o entender la respuesta de este. Ambos se encontraron en una situación donde no quedaba muy claro cómo actual. Un voluntario del torneo entonces levantó tres dedos indicando ’30’, con lo que quedó resuelta la duda.

Lee no conoce el lenguaje de signos porque aprendió a leer los labios en coreano cuando era un niño. Sin embargo, su discurso no siempre es claro con hablantes nativos. Durante su entrevista post partido, un voluntario del torneo tradujo las preguntas en inglés al coreano a su prometida, Soopin, y ella se las transmitió a Lee. Él respondió a Soopin, que aclaró las respuestas en coreano a un traductor, y la respuesta final fue transmitida a los periodistas locales en inglés.

Pero el éxito de Lee como profesional ha sido mucho menos sencillo. Jugó su primera torneo ATP Challenger Tour con 14 años y se ha mantenido en ese nivel durante los últimos cuatro años. Tras jugar casi en exclusiva en Asia hasta ahora, su gira de pista dura en Estados Unidos está dando sus frutos. Antes de su irrupción en Winston-Salem, alcanzó su primera final ATP Challenger Tour en casi tres años en Little Rock durante el mes de junio.

“He comido espaguetis aquí y me encantan”, dijo Lee con una sonrisa. “Creo que América tiene un gran entorno. Todo parece ajustarse muy bien a mí, así que estoy disfrutando”.

La diversión continuará este martes cuando se enfrente al tercer cabeza de serie Hubert Hurkacz. Aunque tenga la gran oportunidad de su carrera de irrumpir en el Top 100 del Ranking ATP, su ímpetu sigue siendo el mismo.

“Voy a enfocar este partido con la misma actitud”, dijo Lee. “Daré lo mejor de mí y veremos qué sucede”.