© Mutua Madrid Open

Rafael Nadal busca su primer título del Mutua Madrid Open desde 2017.

Nadal Quiere Seguir Progresando En Madrid

Rafael Nadal afronta un Mutua Madrid Open especial. El español será el primer cabeza de serie sobre la arcilla de la Caja Mágica, buscando dar un paso al frente camino del corazón de la temporada. Tras levantar la copa en Barcelona, el mallorquín busca seguir progresando en la superficie más lenta del circuito y trabaja con orden buscando los objetivos.

Desde el viernes afronta dobles sesiones de entrenamiento bajo la mirada de su equipo, trabajando para competir dos años después en la capital española.

“Me siento bien”, reconoció Nadal en la rueda de prensa previa al torneo. “Estoy con ilusión y contento de estar aquí en Madrid. Tenemos público y eso ayuda a nivel energético a tolerar mejor todo lo demás”.

El cinco veces campeón subrayó la ilusión por volver a competir en casa, arropado por el calor de un público que este año acudirá a la Caja Mágica en aforo reducido. “Me gustaría ganar”, remarcó. “Si gano querrá decir que he hecho muchas cosas bien. Barcelona fue un paso adelante importante. Lo que me gustaría sentir es que estoy jugando bien. Después, se gana o se pierde y es parte de nuestro deporte. Más en unas condiciones más incontrolables como las de este torneo. En general lo que me gustaría es jugar los máximos partidos posibles, intentar conseguir el mejor resultado posible”, explicó.

“Después, analizándolo a nivel más de juego, tener la sensación de que el servicio ha funcionado mejor, que me he encontrado más seguro dentro de la pista, que he vuelto a recuperar la sensación de control. Todo se reduce a una cosa, que es jugar bien. Me gusta analizar las cosas de una manera simple. Es un deporte más o menos simple: tengo que moverme bien, golpear la pelota bien a la pelota y competir bien. Si eso ocurre, las opciones de que haga el resultado positivo son mayores. Y de irme a Roma con una sensación positiva”.

Con la 12ª corona del Barcelona Open Banc Sabadell, el mallorquín reflexionó sobre las sensaciones de su juego. Sobre la necesidad de ganar partidos para poder alcanzar su mejor nivel de juego.

“El deportista se alimenta de entrenamientos y resultados. Esto es una realidad. ¿Lo necesito? No, necesito sentir que estoy jugando bien cada vez que juego partidos, que soy competitivo contra todo el mundo”, explicó. “Esto es lo que ha ocurrido desde que he vuelto a la competición. Perdí un partido contra Rublev que no jugué nada bien, esta es la verdad, pero competitivo estuve. Luché, sin tener casi nada aquel día, conseguí ganar el segundo set y peleé hasta el final. La competitividad no me ha faltado, el juego me ha faltado un poquito, en Barcelona creo que la competitividad también fue excelente, el juego fue de menos a más…"

"Al final es lo de siempre. Yo me sentí entrenando muy bien antes de Montecarlo, creo que estaba en otro momento fantástico de juego. Después, cuando uno juega muy poquito, durante tiempo, puede llegar el día donde las sensaciones son menos buenas y los automatismos son más complicados de encontrar. Cuando uno viene jugando mucho siempre hay días que son más malos. Pero cuando uno viene jugando mucho, ha ganado partidos y tiene ese día malo, es más fácil encontrar las soluciones que vienen más automáticas. Cuando uno ha jugado poco, las soluciones son más complicadas de encontrar. Es lo que me pasó en Montecarlo”.

El triunfo en la Ciudad Condal supuso una etapa más en este proceso de mejora. Un momento que Nadal analizó en particular. “En Barcelona ya jugué partido difíciles, volví a convivir con las situaciones de tensión. En Montecarlo los dos primeras días fueron dos partidos muy cómodos. Creo que he hecho el camino correcto hasta llegar hasta aquí. Lo que pueda ocurrir aquí no lo sé. Cada semana es una historia diferente”.

Mientras pone a punto su juego, el español se enfoca en el trabajo diario como mecanismo para cumplir sus objetivos. En Madrid, donde cada sesión de entrenamiento es seguida con atención, el mallorquín quiere afrontar un paso fundamental en el polvo de ladrillo.

“Lo único que yo puedo hacer es seguir trabajando con la ilusión, con la actitud y con la intensidad que lo estoy haciendo, y darme las opciones de seguir hacia adelante con una mentalidad positiva para seguir cumpliendo objetivos. La semana pasada fue un objetivo fantástico, creo que fue una semana trabajada, donde tuve que hacer ajustes tenísticos, donde tuve que sobreponerme a momentos que eran complicados y se termina con un título. Cuando ganas estos títulos sin que las cosas vinieran rodadas son los títulos que a nivel interior más valor tienen. Miro adelante con positivismo e ilusión de jugar aquí un año más”.

Más Historias como esta