© Rafa Nadal Academy by Movistar

Federer y Nadal posan con la equipación que ambos llevaron en la final de Wimbledon 2008.

Nadal Y Federer Repasan Su Rivalidad En Mallorca

Los dos tenistas charlan animadamente sobre su histórico cara a cara.

Los dos son los nombres propios de una generación dorada del tenis. Su rivalidad es conocida por todo el mundo pero cuando ambos la recuerdan, adquiere una dimensión mágica. Rafael Nadal y Roger Federer aprovecharon la inauguración de la academia del español -la Rafa Nadal Academy by Movistar- para reflexionar sobre un cara a cara histórico.

¿Qué tiene de especial su rivalidad? Ambos responden. “Siempre hemos mantenido los dos sin excepción alguna lo que pase fuera de la pista no afecta a lo que pase dentro”, apunta Nadal. “Creo que este es el éxito de nuestra rivalidad. No hemos dejado que los momentos de tensión o presión que hemos vivido dentro de la pista nos hayan nublado la mente para saber que el tenis no deja de ser un juego, algo que tiene un comienzo y un final”.

“Las relaciones y las personas van mucho más allá de cualquier tipo de momento en el que uno pueda estar más nervioso”, continúa el español. “Los dos hemos tenido claro nuestro papel y objetivo, teniendo un respeto máximo por el contrario. No es bonito que lo diga uno que es parte de ella, pero a nivel humana es una rivalidad ejemplar. Después de haber jugado por tantas cosas importantes en ningún caso es sencillo y lo hemos conseguido siempre. Tiene mérito y es gracias a nosotros dos y a todos nuestros entornos”.

“Tenemos esta amistad especial que se ha creado a lo largo de los años”, reconoce Federer. “Estoy orgulloso y honrado de estar aquí, he disfrutado mucho de nuestra rivalidad a pesar de que mi récord con Rafa no es muy bueno [23-11 en el FedEx ATP Head2Head a favor del español]. Siempre será mi gran rival, el gran rival que he tenido en mi carrera. Él me hizo mejor jugador. No había visto a nadie con tanto poder, topspin y fuerza en una sola persona”.

También Podría Interesarle: Nadal Inaugura Su Academia Acompañado De Federer

“Nuestras colaboraciones fuera de pista hicieron nuestro vínculo más fuerte y creo que eso hizo nuestra rivalidad aún más única”, sigue el suizo. “Disfruto con vernos de nuevo, poder ir a comer o cenar y no tenemos ese momento de: ¡Oh no, tú otra vez!”.

Y ¿qué partidos recuerdan con especial ilusión? “La final de Wimbledon de 2008 y la final de Australia de 2009”, se lanza Federer. “Esos dos, si echo la vista atrás, la de Australia quizá me dolió más porque creo que jugué mejor y quizá fue el mejor partido que hemos jugado nunca, pero también grandes recuerdos para mí con la final de Wimbledon de 2007 y también la final de Miami 2005 en la que Rafa estaba dos sets y break arriba y de alguna manera, supe cómo remontar. Fue un gran momento en mi carrera”.

“Creo que Roger ha dicho los mejores momentos”, corrobora Nadal. “La final de Roma 2006 también fue muy bonita. ¿Tuviste dos puntos de partido?”, pregunta directo al suizo, que responde gracioso y entre risas: “No me acuerdo”.

¿Viviremos más duelos entre Nadal y Federer? “La verdad es que yo pienso que sí”, responde sin titubeos el español. “No sé lo que puede pasar en el futuro, pero tanto él como yo estamos preparándonos fuerte para empezar la próxima temporada listos. Si lo conseguimos, no creo que nos hayamos olvidado de jugar a tenis”.

Y cuando llegue el momento, Federer tiene claro algo en su futuro: “Después de ver las instalaciones, les diré a mis niños que vengan aquí”.