© Cameron Spencer/Getty Images

Nicolás Massú es el entrenador de Dominic Thiem desde principios del 2019.

Massú Sobre El Regreso De Thiem Al Tour: "Tiene Incluso Más Motivación Ahora"

Entrevista con el chileno, quien habla de las expectativas que tiene de su pupilo en la reanudación del circuito.

Nicolás Massú, ex No. 9 en el FedEx ATP Rankings y actual entrenador de Dominic Thiem, es optimista de que su pupilo puede retomar el nivel que mostró al comienzo de esta temporada.

Al chileno se le atribuye haber ayudado a Thiem a mejorar en cancha dura desde el año pasado. Un mes después de que comenzaran a trabajar juntos, Thiem capturó su primera corona ATP Masters 1000 en el BNP Paribas Open 2019 (v. a Federer) y terminó segundo en las últimas Nitto ATP Finals (p. a Tsitsipas). Este año, además, alcanzó su primera final del Abierto de Australia (p. con Djokovic).

Massú habló con ATPTour.com sobre el entrenamiento de Thiem durante la suspensión del circuito debido al COVID-19, y sobre el porqué cree que el austriaco es un aspirante al título cuando se reanude la acción este mes en el Western & Southern Open y en el US Open.

¿Cuánto interactuaste con Dominic durante la suspensión de la competencia?
Durante la suspensión, siempre estuve en comunicación con Dominic cuando lo necesitábamos. Y su padre, Wolfgang, siempre me puso al día sobre cómo estaban trabajando. Dominic se estaba quedando con su padre y practicaba, y también trabajaba con uno de sus entrenadores físicos que vive en Austria. Estoy muy contento de que Dominic haya podido entrenar bien con la parte de su equipo que lo ayuda en Austria.

Después de cuatro meses de diferencia, comenzamos a trabajar juntos nuevamente durante dos semanas antes de viajar con él a algunas exhibiciones en julio. Después de eso, nos tomamos dos semanas libres y pasé algunos de esos días en Grecia. Empezamos a trabajar juntos de nuevo esta semana.

Incluso cuando estaba en casa bajo cuarentena obligatoria en Chile, tuve la oportunidad de ver todos sus partidos de exhibición y es genial que la tecnología pueda permitirte hacer eso. Fue un entretenimiento para mí y también fue útil poder hablar con Wolfgang sobre los partidos después.

Esta es la primera vez que Dominic lleva cinco meses sin jugar un torneo desde que se convirtió en profesional. ¿Cómo crees que se recuperará de un descanso tan largo?
Lo positivo es que estuvo jugando muchos partidos de exhibición, por lo que no es que haya pasado seis meses sin competencia. Dominic jugó 28 partidos en 45 días. Sé que son solo exhibiciones, pero fueron partidos serios y el nivel de los jugadores fue muy alto.

Por supuesto, no es lo mismo que los torneos del ATP Tour. La razón por la que es un Grand Slam o un ATP Masters 1000 es porque los mejores jugadores estarán allí. Pero intentamos hacerle jugar muchos partidos durante este tiempo para que no sienta tanto el impacto.

Fue algo bueno para Dominic porque quería jugar partidos y ama la competencia. Creo que eso le ayudará en Nueva York. Está jugando bien, se ve fuerte y está realmente concentrado. Tiene aún más motivación ahora porque está acostumbrado a un calendario ocupado con muchos torneos en una temporada normal.

Dominic es conocido como uno de los trabajadores más duros del Tour. ¿Cómo encuentras el equilibrio entre desarrollar su juego y asegurarte de que no esté demasiado cansado cuando se reanuden los torneos?
Hablamos mucho con todo el equipo. De las prácticas e incluso de las vacaciones. Se tomó dos semanas de descanso y comenzamos a practicar nuevamente esta semana. Necesitamos tener una buena comunicación y planificar un buen calendario si queremos que Dominic esté siempre motivado en el entrenamiento.

Hemos trabajado mucho en el aspecto físico. Normalmente, la pretemporada es de tres o cuatro semanas como máximo, pero ahora hemos tenido casi seis meses para centrarnos en esto y en el tenis.

También será interesante ver cómo todos los jugadores manejan algunas de las cosas que serán muy diferentes en el Tour. Puedes preguntarme cómo se las arreglará Dominic sin jugar un torneo durante casi seis meses, jugando sin aficionados, estando solo un mes en el hotel y el lugar del torneo en Nueva York, pero será lo mismo para todos.

Dominic ha tenido un par de derrotas desgarradoras en el US Open con derrotas en cinco sets ante Del Potro (en 2017) y Nadal (en 2018). ¿Qué necesita hacer para dar el siguiente paso en Nueva York y alcanzar su primera semifinal o llevarse el título?
Recientemente, ha podido hacer muchas cosas por primera vez. Nunca había pasado la cuarta ronda del Abierto de Australia y estuvo a un set de ganar el título este año. El año pasado, fue a las Nitto ATP Finals sin haber pasado nunca la etapa de todos contra todos, pero terminó a solo un par de puntos de ganar el torneo. Sus resultados no fueron tan grandes en Asia, pero luego ganó en Pekín y alcanzó los cuartos de final en Shanghái.

Es uno de los jugadores que siempre tiene la oportunidad de ganar cuando juega un torneo. Es el No. 3 [en el FedEx ATP Rankings] y ha estado en el Top 10 durante las últimas cinco temporadas porque sus resultados son muy consistentes.

También Podría Interesarle: Nicolás Massú, La Mente Detrás Del Éxito Reciente De Thiem Ante El Big-3

Mirando un poco hacia la temporada de tierra batida, ¿cómo crees que manejará el rápido cambio de pistas duras a pistas de arcilla?
No tenemos que pensar mucho en lo que sucederá porque esto es algo nuevo. Lo más importante ahora es pensar en el siguiente paso, que es el Western & Southern Open y el US Open.

Después de eso, tienes que ver cómo te sientes físicamente y cuáles son tus resultados. Se anotó en Kitzbühel, pero no puede jugar si está en los cuartos de final del US Open. Si juega increíblemente bien en Roland Garros, ¿cuál será su próximo torneo después de eso? Es muy difícil planificar un calendario exacto porque no hay semanas libres. Una vez que finalice el US Open, nos sentaremos con todo el equipo y decidiremos cuál es el mejor plan.

¿Hay cambios significativos en su juego que podamos esperar ver en Nueva York?
Intentamos mejorar todos los días. No es un adolescente en el que quizás tengas que hacer grandes cambios, pero todavía es un chico de 26 años y todavía hay pequeños cambios que podemos hacer. Ahora es un jugador completo y demostró que puede jugar en canchas duras. Esperamos que pueda tener al menos los mismos resultados que el año pasado.

Pero no importa tu edad. Como deportista, tienes que ir a cada práctica con la mentalidad de que puedes mejorar algo. Lo mismo se aplica a mí como entrenador. Por eso este deporte te da vida.

Por eso decidí seguir viajando después de mi carrera como jugador. Trabajar con Dominic es una gran motivación para mí porque es un gran jugador y una persona increíble. Es muy educado, escucha y siempre da el 100 por ciento. Es increíble entrenarlo porque solo necesitas decirle lo que ves en la cancha.